Se agrava la situación de los afiliados al PAMI en el interior provincial

La situación de los afiliados a la obra social Pami llegó en los últimos días a su etapa más crítica en la ciudad de Sáenz Peña. Con clínicas y sanatorios que no reciben internaciones, y un hospital colapsado, hacen la vida del paciente más complicada todavía.

En la última semana, los cerca de 20 mil afiliados a la obra social Pami en Sáenz Peña tienen menos de 20 cupos para internaciones en los dos centros de asistencia a la salud que están adheridos. A ello se suma la cobertura que brinda el hospital 4 de Junio, desde donde ya se alertó por la situación de colapso del sistema sanitario.

A ello se suma que en su mayoría o todos los afiliados a Pami, son adultos mayores, lo que representa una franja de edad en la cual tienen muchas afecciones y realmente requieren de internación para solucionar sus problemas de salud.

Esta situación fue alertada por el director del hospital 4 de Junio Raúl Medina, quien señaló que el conflicto “impacta de manera directa, porque el 90% de la población de Pami son personas mayores que en esta época del año requieren atención con los cuadros de bronquitis, neumonía, crisis asmática, entre otras patologías”.

Además, informó que el nosocomio cuenta con siete camas en terapia intensiva, y siete camas en el Shock Room, pero “la demanda del hospital se complica con los accidentes de tránsito, ACV, o cuadros respiratorios de la población que no tiene cobertura social” señaló oportunamente.

Un punto crítico que atraviesa el sistema sanitario público se da cuando el hospital está saturado de pacientes, y deriva a los pacientes sin obra social a la Red Sanitaria y, si no hay lugar en otras localidades, se autoriza para derivar a las clínicas privadas que existen en la ciudad.

 

Denuncia de abandono

“A nosotros nos descuentan todos los meses en la obra social, y seguimos siendo rehenes de esta situación porque la atención no se brinda como corresponde” dijeron jubilados reunidos durante la última semana.

Denuncian una precaria situación, falta de atención, y las clínicas que cuentan con convenios “tienen solamente cierto espacio para los afiliados al Pami” dijeron.

Otra preocupación de los adultos mayores fue la falta de respuesta por parte de los funcionarios del Chaco. “Y a pesar de que estamos en tiempo electoral, ninguna autoridad ni provincial ni municipal se muestra preocupada por esta situación” reclamaron.

 

error: El contenido del sitio está protegido. Sepa disculpar las molestias ocasionadas.