Preocupación de trabajadores precarizados en el Ministerio de Producción

Sigue la preocupación de los precarizados del Ministerio de Producción, ante la falta de respuesta de las autoridades, respecto a la regularización de su situación laboral. También consideran que desde el Gremio UPCP, no se están llevando a cabo las diligencias necesarias para regularizar la precariedad laboral del Ministerio de Producción.

El Ministerio de Producción, es uno de los más castigados respecto a la precarización laboral de sus empleados. Cuanta con aproximadamente 450 empleados de Planta Permanente, y casi la misma cantidad de Personas vinculadas a través de contratación directa.

Estas personas, muchas veces tienen las mismas o más responsabilidades que los empleados de planta, pero no los mismos derechos. Carecen de aportes y contribuciones a la seguridad social, no cuentan con una mutual, ni tampoco un seguro de vida. Su situación laboral depende de las autoridades superiores del Ministerio, y de las posibilidades financieras del ministerio.

En esta situación, no solo hay personal administrativo, sino también Técnicos y Profesionales, que muchas veces son los que motorizan el funcionamiento del Ministerio de Producción, sobre todo en el interior. Este es el caso por ejemplo de la Dirección de Bosques, que cuenta con 30 oficinas en el interior, de las cuales el 70% es personal contratado directamente.

Lo más llamativo, es que más del 80% de estas personas vienen trabajando desde antes del 2015. La situación se agravó al ver que se viene un inminente cambio de gestión en la gobernación del Chaco, que más allá del signo político, vendrá con modificaciones estructurales, con un presupuesto acotado, y con una situación económica casi terminal a nivel país.

La solicitud concreta de estas personas, es que entre el Gremio mayoritario de la Administración Pública, y las autoridades provinciales salientes y entrantes, se pongan de acuerdo en un proceso de regularización, que más allá de que pueda llevar varios años su implementación, se garantice la continuidad laboral de las personas precarizadas. Se podría empezar con contratos de servicio, los cuales ya le garantizan cierto grado de estabilidad, aportes y contribuciones a la seguridad social, mutual, bonificaciones y asignaciones familiares.

error: El contenido del sitio está protegido. Sepa disculpar las molestias ocasionadas.