Gimnasios luchan para subsistir y mantener la fuente de trabajo

Gimnasios de toda la provincia atraviesan una situación extrema luego de más de un mes de aislamiento social que obligó a cerrar sus puertas y dejar de facturar. Solicitan urgente apoyo del Estado para poder afrontar la crisis y no cerrar definitivamente.

Uno de los sectores más perjudicados por el aislamiento social, preventivo y obligatorio para prevenir el contagio de COVID-19, fueron los gimnasios y centros de entrenamiento que diariamente recibían a miles de clientes que realizaban actividades físicas de todo tipo.

Sin poder abrir sus puertas, muchas pequeñas empresas se encuentran al borde de la quiebra y subsistiendo solo con el alquiler de elementos de entrenamiento y cursos virtuales, los que pueden, a través de las redes sociales.

Para poder mantener esta actividad que genera empleo directo e indirecto para más de dos mil chaqueños, solicitan al Estado medidas urgentes para afrontar la crisis.

Todos los gimnasios de distintas especialidades se encuentran atravesando una crisis financiera muy profunda y preocupante por la falta de actividad, lo que obligó a conformar un grupo de propietarios para ponerse en contacto con autoridades públicas y solicitar asistencia inmediata.

 

error: El contenido del sitio está protegido. Sepa disculpar las molestias ocasionadas.