ATECH vuelve a manifestarse contra el regreso a las aulas: “Es someter a un riesgo ilógico”

Desde el sindicato liderado por Rosa Petrovich se mostraron en contra del Decreto 1400/20 que establece pautas para el regreso a las aulas en algunas localidades de la provincia desde el próximo 26 de octubre.


Dicho retorno a clases presenciales comenzará en localidades que no registraron casos de coronavirus durante la pandemia y luego se extenderá a otras que no hayan tenido contagios en los últimos 21 días.

Ante tal situación, desde ATECH expresaron que la decisión “no es otra cosa que someter a un riesgo hasta ilógico, como lo ha manifestado algún jefe comunal donde comenzarían las clases al expresar el mes del año que estamos y las condiciones de dichos lugares respecto a la provisión de agua, temperaturas, etcétera”.

Además, también recordaron que el gobierno decidió suspender las clases presenciales “ante la inminencia de posibles casos de COVID-19 en el pasado mes de marzo” y remarcaron que “hoy con records de contagios diarios, en un porcentaje cercano al 100 % de localidades de la Provincia, con escuelas con mantenimiento cero, desde el comienzo del cierre, decide hacer la reapertura de las mismas haciendo lo que la Ministra de Educación del Chaco expresara en Mesa Técnica de la Comisión de Política Salarial y Condiciones de Trabajo semanas anteriores, indicando textualmente ‘veremos cómo nos va’”.

EL COMUNICADO COMPLETO
 
Los considerandos del flamante Decreto provincial N° 1400/20 están direccionados sin dudas, a no hacer lo que resuelve el mismo instrumento. Sin dudas que la buena voluntad solamente no alcanza y lo que refleja es que se pretendería experimentar con niños, niñas, adolescentes y docentes, qué hacer ante un año donde una pandemia afectó no solamente en lo económico, social, educativo, sanitario, etcétera, evidenciándose que definiciones políticas querrían hacer olvidar a la población que lo que se ha decidido en forma sistemática o continua no ha acarreado problemas hasta hoy insolubles en la población; tratándose de “minimizar” daños que han tenido todos los habitantes y en referencia a nuestra Provincia en cada lugar de ella, en todos los sentidos, los niños que han perdido la escolarización presencial durante meses por el COVID-19, y un sistema aleatorio de enseñanza a distancia, que no estaba contemplado en la ley, y en forma urgente se lo tuvo que “legalizar” sin discutir a fondo por qué es que no estaba contemplado en la ley de educación la enseñanza remota para niños y jóvenes, por lo que no entendemos que la preocupación máxima que hoy tienen las autoridades educativas y de Gobierno, pasan por lo cognoscitivo al referirse a los cursos terminales de primaria y secundaria y no a la revinculación social en las escuelas de los alumnos.
 
La A.T.E.CH. en varias oportunidades se ha referido y ha opinado –públicamente-, respecto a no acordar con las clases presenciales sin tener en cuenta el riesgo CERO para la salubridad de los integrantes de la comunidad educativa. Un Gobierno provincial que cierra las escuelas ante la inminencia de posibles casos de COVID-19 en el pasado mes de marzo, hoy con records de contagios diarios, en un porcentaje cercano al 100 % de localidades de la Provincia, con escuelas con mantenimiento cero, desde el comienzo del cierre, decide hacer la reapertura de las mismas haciendo lo que la Ministra de Educación del Chaco expresara en Mesa Técnica de la Comisión de Política Salarial y Condiciones de Trabajo semanas anteriores, indicando textualmente “veremos cómo nos va”… Dicha “experiencia” no es otra cosa que someter a un riesgo hasta ilógico, como lo ha manifestado algún jefe comunal donde comenzarían las clases al expresar el mes del año que estamos y las condiciones de dichos lugares respecto a la provisión de agua, temperaturas, etcétera.
 
 
 
Desde la A.T.E.CH. no admitimos que se pretenda responsabilizar una vez más a los docentes de ejercer las funciones de trabajadores que ponen en condiciones las escuelas, y que luego se tienen que dedicar al proceso de enseñanza-aprendizaje. EL Decreto 1400 es claro: establece contundentemente que son los docentes que deberán arremangarse, limpiar y desinfectar las escuelas, con lo poco o nada que brinda el Ministerio del área, para que los establecimientos estén aseados y desinfectados para cuando los alumnos regresen a los mismos. Del mismo modo se los pretende responsabilizar de la circulación continua que se generaría con escuelas abiertas con turnos inciertos, tiempos inciertos, medios inciertos… ¿Quién se hará responsable de los alumnos que en distintos horarios estarán circulando en parajes rurales o en centros urbanos?; ¿Cuáles serán los horarios a declarar por los docentes, las 24 hs. del día –respecto de su relación laboral-?; todas estas cuestiones indicadas hasta acá hacen imposible el regreso a clases presenciales, por lo que el empecinamiento gubernamental por generar una puesta en escena de las mismas no es saludable ni beneficioso.
 
Lo que esta pandemia nos ha demostrado es que creer que las poblaciones son sedentarias es un gran error, prueba de ello ha sido el comienzo del brote en Resistencia y la expansión que se produjo de la misma hacia los distintos puntos de la Provincia.
 
Por último, ratificamos que las “buenas voluntades” muchas veces sirven, pero no alcanzan. Creemos que en vez de dilapidar esfuerzos, se tendría que estar trabajando fuertemente en lo que desde la A.T.E.CH. alertamos desde el comienzo, mucho apoyo psicológico, pensar en socializar y trabajar en la pos pandemia.
 
COMISIÓN DIRECTIVA DE ATECH

error: El contenido del sitio está protegido. Sepa disculpar las molestias ocasionadas.