Para Juntos por el Cambio, la carta de Cristina Kirchner es “un golpe a nuestra Constitución”

Según la fuerza opositora, la vicepresidenta pretende ir por una “reforma constitucional que rompe definitivamente el sistema republicano. Así, volvieron a coincidir Macri y Rodríguez Larreta.

La mesa nacional de Juntos por el Cambio cuestionó la carta de Cristina Kirchner en la que apuntó contra los miembros de la Corte Suprema e incluyó en las críticas a Alberto Fernández por “consentir” lo que consideraron un “ataque” con el objetivo de conseguir “impunidad” e intentar “cambios constitucionales”. Los integrantes de la coalición opositora aseguraron que el espacio “tendrá la firmeza institucional” para impedir las eventuales iniciativas del Gobierno en ese sentido.

“La carta de la Vicepresidenta, avalada por el Presidente, es un intento de cambio del sistema constitucional de división de poderes, por un sistema de reforma constitucional que rompe definitivamente el sistema republicano”, arranca el comunicado que difundieron luego de la reunión virtual, en la que volvieron a coincidir Mauricio Macri y Horacio Rodríguez Larreta, y hubo asistencia perfecta de los representantes de la UCR y la Coalición Cívica. “El fin último que tienen es cambiar la Constitución”, resumió uno de los presentes a Clarín.

“Juntos por el Cambio tendrá la firmeza institucional para impedir que este clima hostil contra el máximo tribunal se transforme en hechos concretos de ataque y cambios constitucionales”, levantaron como consigna, en referencia a la barrera que implica el interbloque en el Senado para evitar que el Frente de Todos consiga los dos tercios de los votos para avanzar con eventuales juicios políticos a miembros de la Corte Suprema.

“Está claro el objetivo: la búsqueda de la impunidad a través del intento de que la Justicia transforme los casos de corrupción en casos de ‘Lawfare, una teoría inventada que sostiene que los hechos de corrupción serían una persecución política”, siguieron con la respuesta a Cristina, en el comunicado titulado “El ataque a la Corte es un golpe a nuestra Constitución”. “Las manifestaciones de la Vicepresidenta tienen una gravedad institucional inusitada, pues suponen el más grave ataque a la independencia de la Justicia ocurrido desde la recuperación democrática hasta el presente”, sostuvieron.

En su quinta carta pública, Cristina Kirchner había apuntado el miércoles contra los miembros de la Corte Suprema, en especial Carlos Rosenkrantz, Ricardo Lorenzetti y Horacio Rosatti, consideró el lawfare “en su apogeo” y advirtió que los integrantes del máximo Tribunal podrían dictar fallos para “condicionar, extorsionar o hacer fracasar” al Gobierno. “A nadie debería extrañarle, no sólo que el Lawfare siga en su apogeo, sino que además se proteja y garantice la impunidad a los funcionarios macristas que durante su gobierno no dejaron delito por cometer, saqueando y endeudando al país y persiguiendo, espiando y encarcelando a opositores”, le dedicó un tramo a los integrantes de Juntos por el Cambio.

Durante la reunión los referentes opositores acordaron dirigir a también los cuestionamientos al Presidente, por “avalar” las palabras de la titular del Senado: “Alberto Fernández no puede, por su alta investidura y representación, tolerar ni consentir un menoscabo institucional de esta naturaleza. Le corresponde al Presidente defender las reglas básicas de nuestra República, es intolerable un ataque a la Justicia y a la Corte Suprema como el que se ha efectuado”.

Para el final enumeraron a modo de repaso, y acaso como adelanto de los ejes de la campaña electoral, los principales temas en los que cuestionaron al Gobierno. “Este año hemos resistido diferentes embates en cuanto a cuestiones relativas al funcionamiento del Poder Judicial: el proyecto de cambio en la Justicia; el intento de copar la Procuración; la amenaza contra la libertad y la propiedad, el trabajo y la economía de las familias. La ciudadanía cuenta con la decisión de Juntos por el Cambio, que estará firme en todos los campos, al lado de la sociedad, defendiendo nuestra Constitución”, cerraron.

Los dirigentes de la coalición opositora venían cuestionando al Gobierno por el “avasallamiento de las instituciones”, posición que decidieron reforzar luego de la publicación de la carta de Cristina. “La reforma judicial, la modificación de mayorías calificadas para designar un Procurador afín y los traslados solo buscan la impunidad”, habían expresado la semana pasada, en un documento con motivo de cumplirse un año de la asunción de Alberto Fernández. A su vez, en las últimas reuniones y conversaciones, hubo coincidencia en dejar de separar las posiciones de Presidente y la vice, como algunos sostenían hasta hace un tiempo. “Porque no pudo, no supo o no quiso, más allá de la interna, representan lo mismo. Eso cada vez está más claro para la mayoría”, descontó uno de los miembros de la mesa.

Además de Macri y Rodríguez Larreta, de la reunión de la mesa nacional participaron Patricia Bullrich y Humberto Schiavoni por el PRO, Alfredo Cornejo, Mario Negri, Luis Naidenoff y Martín Lousteau por la UCR y Maximiliano Ferraro, Maricel Etchecoin y Juan López por la Coalición Cívica.

error: El contenido del sitio está protegido. Sepa disculpar las molestias ocasionadas.