Inhumaron los restos de Carlos Menem

Luego del velatorio público que se extendió hasta las 15 del lunes, en el Congreso, una banda militar despidió al expresidente interpretando una marcha fúnebre en la explanada del Parlamento. Para luego, trasladar el féretro, en caravana, hasta el Cementerio islámico de La Tablada.

Allí, se realizó una ceremonia íntima con el ritual de ese credo, encabezada por el presidente del Centro Islámico Argentino, Aníbal Bachir Bakir, quien realizó la lectura de pasajes del Corán y rezos en árabe y castellano.

Junto al féretro con el cuerpo de Menem (90) estuvieron sus parientes directos, como su exesposa Zulema Yoma (78), su hija Zulema María Eva (50), sus nietos Luca Bertoldi (16) y Malek Pocovi (8) -hijos de Zulemita- y otros familiares, allegados y colaboradores del exmandatario.

Tras el oficio religioso, los presentes se acercaron al ataúd -que estaba envuelto con una bandera argentina y otra con los colores celeste y rojo del emblema de la Liga Federal, la agrupación que catapultó a Menem- y lo tocaron y le transmitieron besos con sus manos.

El cajón con los restos de Menem fue ubicado en una tumba junto a la de su hijo Carlos Saúl Facundo, quien murió en 1995 cuando el helicóptero que pilotaba se precipitó a tierra cerca de la ciudad bonaerense de Ramallo.

error: El contenido del sitio está protegido. Sepa disculpar las molestias ocasionadas.