Mariana Enriquez: “Hay premios que están cambiando qué es literatura mayor o respetable”

“Siento que hay una apuesta por entender e incorporar la diversidad, en todo sentido”, sostuvo la escritora Mariana Enríquez luego de que su libro de cuentos “Los peligros de fumar en la cama”, en el que aborda el terror contemporáneo desde ángulos cercanos y cotidianos, fuera incluIdo en la “lista larga” del International Booker Prize, que distingue a las mejores ficciones traducidas al inglés.

“Muchísimas gracias por considerar mi libro para la longlist del Booker International. Muy raro despertar con esta noticia hoy”, escribió Enríquez hoy en su cuenta de Twitter al enterarse de la postulación. “Me pareció que era muy raro recibir esa noticia horas después de la muerte de Carlos Busqued. No era mi amigo pero yo lo admiraba mucho y tenía buena onda y me resultó muy impactante”, contó la escritora, en diálogo con Télam, sobre cómo recibió la noticia y el impacto que le generó la muerte del escritor. “Es raro también que el reconocimiento ocurra durante la pandemia, un momento que es raro en todos niveles”, reflexionó después sobre el por qué de las palabras que eligió.

Antes de su fallo final, el jurado del Booker Prize anuncia una lista larga y el 22 de abril dará a conocer los finalistas, entre quienes se elige un ganador. Como su objetivo es fomentar la de ficción de todo el mundo, también premia el trabajo de los traductores. Enríquez comparte el criterio y considera que “la traducción es otra instancia de creación”.

“El rol del traductor es fundamental, que encuentre la voz del autor. Creo que es importante reconocerse ahí aunque por supuesto nunca nos reconocemos del todo. Y para mí comparte la autoría, otro tipo de autoría que tiene que ver con la creatividad del lenguaje”.

Mariana Enríquez

 

“Los peligros de fumar en la cama”, editado por Anagrama y ganador del premio Herralde en 2019, se publicó hace un mes con el título “The Dangers of Smoking in Bed”, bajo la traducción de Megan McDowell y la edición de Granta Books. “Estoy involucrada en las traducciones de Megan. Ella vive en Chile, tenemos una relación bastante fluida y es muy independiente, no le estoy encima. Resolvemos cuestiones puntuales y ella también tiene sus editores”, contó Enríquez sobre el proceso que dio origen al libro nominado.

La “lista larga” del International Booker de este año, a la que se presentaron 125 títulos, abarca 11 idiomas y 12 países. Según la presidenta del jurado, la historiadora Lucy Hughes-Hallett,  los temas más abordados en las obras seleccionadas fueron “la migración, el dolor de la misma, y también la fructífera interconexión del mundo moderno”.

No es la primera vez que una autora argentina queda seleccionada en esta instancia del Booker international. El año pasado, el jurado eligió a Gabriela Cabezón Cámara por “The Adventures Of China Iron” (“Las aventuras de la China Iron”) y Samanta Schweblin fue elegida por “Little Eyes”, como se tradujo su novela “Kentukis” y en 2018, Ariana Harwicz fue seleccionada por su ópera prima, “Matate amor”.

Al ser consultada sobre si los premios permitían vislumbrar nuevos criterios o corrientes para legitimar a géneros como el terror, muchas veces “ninguneado”, la escritora y periodista sostuvo que “desde hace algún tiempo hay premios que están cambiando la agenda de qué es literatura mayor, respetable o prestigiosa”.

“Siento que hay una apuesta por entender e incorporar la diversidad, en todo sentido. Veo esto en cuanto a autores, nacionalidades, a identidades géneros y a géneros literarios. Es una gran noticia y no solo para mí”, consideró Enríquez.

error: El contenido del sitio está protegido. Sepa disculpar las molestias ocasionadas.