Quién es el nuevo canciller: un diplomático asesor de Bolsonaro que no niega el coronavirus

Carlos França es un especialista en energía hidroeléctrica

Carlos França es un especialista en energía hidroeléctrica

El nuevo canciller de Brasil, el embajador de carrera Carlos França, tiene escasa influencia en el Ministerio de Relaciones Exteriores pero es bien visto por los colegas diplomáticos, que valoran su experiencia y su carácter de estudioso y especialista de la integración energética sudamericana.

França fue nombrado el lunes por Bolsonaro en reemplazo del ya pintoresco negacionista del coronavirus Ernesto Araújo, un funcionario alineado con las posiciones del expresidente estadounidense Donald Trump y un férreo detractor de China, posición que lo llevó incluso a despreciar negociaciones para la adquisición de vacunas contra la Covid-19.

França se desempeñaba hasta ahora como jefe de ceremonial y asesor personal del presidente Jair Bolsonaro, luego de haber llegado a ese cargo, considerado burocrático, en el Gobierno del expresidente Michel Temer (2016-2018).

França se desempeñaba hasta ahora como jefe de ceremonial y asesor personal del presidente Jair Bolsonaro, luego de haber llegado a ese cargo, considerado burocrático, en el Gobierno del expresidente Michel Temer

La confianza con Bolsonaro y el asesoramiento que le daba en política exterior fueron claves para que França, que no condujo embajadas y ni secretarías importantes en el Palacio de Itamaraty, la sede de la Cancillería, reemplazara a Araújo y redujera la tensión con el mundo diplomático, todo un “deep state” de las instituciones brasileñas.

Araújo era un hombre del tercer escalón de Itamaraty que se subió al trumpismo y a la extrema derecha mundial siendo indicado para el cargo por el gurú de la ultraderecha brasileña, el astrólogo radicado en Virginia, Estados Unidos, Olavo de Carvalho.

França, un especialista en energía hidroeléctrica, trabajó en el segundo escalón de las embajadas de Bolivia, Estados Unidos y Paraguay, y en 2011 pasó por poco tiempo a la empresa constructora Andrade Gutiérrez -luego investigada en el Lava Jato- como su representante para proyectos en el exterior.

França se ganó la confianza de Bolsonaro, que lo sumó como asesor personal dentro del Palacio del Planalto y lo tuvo como alternativa ante la implosión de Araújo

França se ganó la confianza de Bolsonaro, que lo sumó como asesor personal dentro del Palacio del Planalto y lo tuvo como alternativa ante la implosión de Araújo, que era resistido por el Congreso e incluso era considerado responsable de que Brasil sea llamado ‘paria’ internacional por su pésima respuesta a la pandemia.

Fue enviado a La Paz durante el Gobierno de Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2010) debido a que su tesis de graduación en el Instituto Rio Branco -la escuela diplomática de Itamaraty- tenía que ver con la construcción de instalaciones hidroeléctricas binacionales en la frontera con Bolivia.

Esta agenda energética se acerca a los intereses estratégicos de Argentina. El embajador argentino en Brasilia, Daniel Scioli, afirmó el lunes que la energía eléctrica se destaca en 2021 como el principal producto exportado a Brasil e interpretó que eso le da impulso al desarrollo de eventuales usinas hidroeléctricas binacionales como Garabi y Panambí, en la frontera conjunta del Río Uruguay.

error: El contenido del sitio está protegido. Sepa disculpar las molestias ocasionadas.