Secuestraron 6,5 kilos de cocaína que trasladaban en una camioneta desde La Quiaca

La pareja era seguida desde la provincia de Jujuy.

La pareja era seguida desde la provincia de Jujuy.

Un hombre y una mujer que se hallaba junto a su hija de 4 años fueron detenidos en el barrio porteño de Saavedra con más de 6 kilos y medio de cocaína de máxima pureza que trasladaban escondida desde la ciudad jujeña de La Quiaca en una camioneta, informaron fuentes policiales.

Las detenciones, que forman parte de un desprendimiento del “Operativo Fondo Blanco” del año pasado, se llevaron a cabo frente a una estación de servicio de la General Paz, entre las avenidas Balbín y Constituyentes, y fueron realizados por personal del Departamento de Lucha contra el Crimen Organizado y de la División Operaciones Especiales de la Policía de la Ciudad.

Según las fuentes, las dos personas detenidas tienen relación con el operativo realizado el año pasado, cuando se decomisaron 10,2 kilogramos de cocaína hallados entre las autopartes de un auto Volskwagen Bora.

Tras aquel hecho, durante meses los detectives de la Policía de la Ciudad investigaron quién continuaba con la provisión de cocaína en barrios de emergencia de la ciudad, y establecieron que volvía a utilizarse el sistema de ocultar la droga en autos particulares para el traslado desde el norte argentino.

Ante esta situación, el Juzgado en lo Criminal y Correccional Federal 4, a cargo de Ariel Lijo, libró distintos oficios judiciales y los policías establecieron que dos personas planeaban trasladar cocaína en una Ford EcoSport desde la ciudad jujeña de La Quiaca hacia Buenos Aires.

Los investigadores aseguraron que se realizó una vigilancia encubierta y, luego, un seguimiento escalonado durante el viaje para evitar la sospecha de los ocupantes del vehículo.

El operativo se montó sobre la avenida General Paz apenas ingresó a la ciudad de Buenos Aires, y se descubrió que el vehículo era conducido por un joven de 24 años, que estaba acompañado por su novia de 22 y la hija de ésta de 4 años.

Los perros Fares y Simón, de la División Canes de la Policía de la Ciudad, fueron los encargados de revisar el vehículo y marcaron la presencia de seis ladrillos con clorhidrato de cocaína de máxima pureza ocultos tras los paneles de las puertas traseras de la camioneta.

Según las fuentes, el total de la cocaína era 6,563 kilos, con los cuales se pueden producir, tras el estiramiento, hasta 36 mil dosis.

“Esta es droga de máxima pureza que proviene de Bolivia, cortada y rebajada según nuestros especialistas se traduce 36 mil dosis de cocaína que se venden de 1000 a 1500 pesos el gramo”, sostuvo el secretario de Justicia y Seguridad de la Ciudad, Marcelo D’Alessandro.

Los detenidos quedaron a disposición del juez Lijo, quien los indagará en las próximas horas y ordenó que la menor fuera entregada a un familiar para su custodia.

error: El contenido del sitio está protegido. Sepa disculpar las molestias ocasionadas.