La Policía colombiana detuvo a 70 personas en las protestas del martes

Detuvieron a 70 manifestantes que denunciaron nuevas violaciones a los derechos humanos.

Detuvieron a 70 manifestantes que denunciaron nuevas violaciones a los derechos humanos.

La Policía de Colombia detuvo a 70 personas en las movilizaciones de ayer contra el Gobierno de Iván Duque en varias ciudades del país y reportó 93 agentes heridos, aunque la Defensoría del Pueblo bajó esa cifra a 26, mientras el Ejecutivo oficializó la presentación de dos proyectos con los que busca atenuar las críticas al accionar de las fuerzas de seguridad.

“En las últimas horas la Policía Nacional capturó a 70 personas, 69 de ellas en flagrancia por los delitos cometidos en varias ciudades durante este 20 de julio, y una más con orden judicial por homicidio”, indicó la fuerza en un comunicado.

Los detenidos deberán responder por los delitos de obstrucción en vía pública, daño en bien ajeno, lanzamiento de objetos y sustancias peligrosas y tenencia de armas de fuego.

La mayoría de las protestas fueron pacíficas y sin choques con la Policía, pero se registraron algunos enfrentamientos en Pasto, Cundinamarca, Bogotá, Manizales, Cali, Pereira y Medellín.

Los daños, según la Policía, fueron en establecimientos comerciales, motocicletas, cajeros automáticos, edificios del Gobierno y vehículos de transporte público.

“Lamentamos que violentos hayan perturbado la jornada cultural que se hizo tranquilamente en Puente de la Dignidad. En Portal Américas también se está retomando la calma”, dijo la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, citada por la agencia de noticias Sputnik.

Colombia vivió este 20 de julio una jornada de manifestaciones convocadas por el Comité Nacional de Paro (CNP), que llevó 10 proyectos de ley al Congreso, en el inicio de su nuevo periodo de sesiones.

El objetivo de las marchas era acompañar la presentación de estos documentos que, según el CNP, reúnen las peticiones del pasado paro, que se extendió desde el 28 de abril hasta el 15 de junio.

En ese marco, miles de colombianos volvieron a las calles después de una pausa de 35 días para reclamarle al gobierno políticas sociales más activas y el cese de la represión a las protestas.

El jefe policial Carlos Ernesto Rodríguez Cortés dijo que fueron 39.000 los colombianos movilizados el martes, de quienes destacó “el buen comportamiento” en las 220 actividades de protesta, entre estas, 146 concentraciones y 54 marchas, en 102 municipios de 26 departamentos.

El mayor general Rodríguez Cortés dijo además que hubo 93 policías heridos y formalizó una recompensa de 10 millones de pesos (2.600 dólares) por información sobre el agresor de una mujer policía integrante del cuestionado escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad).

El jefe policial señaló que fue “necesaria la intervención” del Esmad por algunos “desórdenes que se presentaron” en Bogotá, Cali, Medellín, Manizales, Neiva, Pasto y Popayán.

La Defensoría del Pueblo, que vela por los derechos humanos, consignó en cambio que hubo 50 heridos: 24 civiles y 26 agentes de la fuerza pública, según reportó la agencia AFP.

Las movilizaciones fueron el marco en el que el CNP presentó 10 proyectos ante el legislativo, entre ellos “un ambicioso programa social de emergencia, que deberá financiarse a partir de un acuerdo”, así como una reforma de la Policía.

Los proyectos recogen lo central del pliego de demandas que sostuvo el paro de casi dos meses: una renta básica de emergencia de un salario mínimo mensual por un año para 7,5 millones de hogares; gratuidad universal para estudiantes universitarios; fortalecimiento de la red pública de salud; apoyos para la reactivación económica de las pymes y la generación de empleo; mejoras para el sector agropecuario; y garantías para el ejercicio de la protesta pacífica, entre otros.

También el Gobierno formalizó sus propias iniciativas, con las que busca acallar al menos parte las críticas a las fuerzas de seguridad, por su accionar represivo, denunciado por organizaciones defensoras de los derechos humanos, como Amnistía y HRW, pero también por la CIDH, la Unión Europea y la ONU.

El ministro de Defensa, Diego Molano, entregó al Congreso dos proyectos de ley que buscan una transformación integral de la Policía Nacional, iniciativas que el Gobierno anunció hace semanas y Duque ratificó ayer al hablar ante los legisladores.

Según Molano, se trata del proyecto de ley para el Estatuto de Carrera y Profesionalización de la Policía y de otro para crear un Estatuto Disciplinario Policial.

“Se trata del Proyecto de Ley Estatuto de Carrera y Profesionalización y el Proyecto Ley Estatuto Disciplinario Policial, con los que se espera mejorar la calidad del servicio que presta la Policía Nacional de cara a las demandas ciudadanas, al contexto actual y futuro del país”, manifestó Molano, según el sitio del diario El Nuevo Siglo.

Además, la bancada del Partido Liberal, aliada del oficialismo, propuso congelar por 5 años el sueldo de congresistas y funcionarios de alto rango “para garantizar un considerable ahorro en el gasto de recursos, teniendo en cuenta que el país está en proceso de reactivación económica y recuperación en medio de la pandemia de la Covid-19”.

error: El contenido del sitio está protegido. Sepa disculpar las molestias ocasionadas.