20/07/2024

Jorge Faurie protagonizó un tenso episodio con diplomáticos chilenos que generó enojo y malestar tanto en el gobierno de Gabriel Boric como en el ministerio de Relaciones Exteriores. 

Según informa el diario local El Mostrador, el embajador en Chile habría dicho «mi país (Argentina) ya era potencia agrícola mientras ustedes recién aprendían a comer» en un evento en el lado argentino del Paso Los Libertadores el pasado 15 de marzo. Allí, una delegación chilena y una argentina se reunieron en el Área de Control Integrado (ACI), donde trabajan funcionarios de Aduanas de ambos países y también del Servicio Agrícola Ganadero (SAG) de Chile.

 Faurie estaba con una delegación chilena en Argentina, además de representantes del consulado de Mendoza y el delegado provincial de Los Andes, Cristian Aravena, que en ese momento estaban en el Complejo Los Libertadores.

Faurie no se presentó en la embajada en Chile y hablan de un posible desembarco en Brasilia 

La información comenzó a circular en todos los medios chilenos que asegura que el incidente llegó al gobierno de Boric dado que las comitivas involucradas presentaron cuatro oficios a la Cancillería. Así, desde la casa de Gobierno habrían solicitado al Ministerio de Relaciones Exteriores adoptar «medidas diplomáticas pertinentes» para evitar este tipo de hechos, en una clara muestra de disgusto. Esto fue confirmado a LPO por fuentes diplomáticas chilenas. 

El evento en el que Faurie habría dicho esas declaraciones fue con el objetivo de conocer cómo funciona el Sistema Integrado Cristo Redentor (SICR) en el marco de una reunión para reducir los tiempos de los transportes de carga que transitan por el paso internacional en medio de debates sobre las demoras de los camiones que vienen a la Argentina. 

Otras de las frases desafortunadas de Faurie habrían sido que «el Estado chileno acostumbra a crear figuras de representación, en especial esta de delegado, ¿qué es eso, qué es un delegado? Nuestro Gobierno no reconoce tal cargo y no le atribuye ninguna importancia ni validez a la misma». 

Otras de las frases desafortunadas de Faurie habrían sido que «el Estado chileno acostumbra a crear figuras de representación, en especial esta de delegado, ¿qué es eso, qué es un delegado? Nuestro Gobierno no reconoce tal cargo y no le atribuye ninguna importancia ni validez a la misma

El Mostrador cuenta que en ese marco se realizó una reunión con las mismas autoridades del lado chileno y el delegado presidencial (figura que había sido cuestionada por el ex canciller de Macri) planteó que el paso internacional funcionará las 24 horas del día provocando el enojo de Faurie que «golpeó la mesa y alzó la voz».

Gabriel Boric.

Uno de los oficios presentados a la Cancillería chileno expresa que el objetivo de las comitivas se vio «frustrado» porque Jorge Faurie «evidenció actitudes inamistosas e irrespetuosas», sobre todo contra el delegado de Los Andes y contra los funcionarios que se encontraban en el lugar.

Con el escándalo en explotado, Faurie fue consultado por el medio chileno que publicó la noticia y dijo no haber recordado nada de lo que le atribuyen y afirmó que  «no hubo un momento de tensión tan marcado»

Si bien reconoció haber dicho lo de la potencia agrícola, se excusó respecto al ninguneo al funcionario chileno y respondió: «No. No recuerdo haber tenido ninguna expresión así respecto de esto (…), no recuerdo esa parte del diálogo. Creo que fue una reunión positiva. Hablamos de la relación bilateral y de nuestra inquietud de cómo trabajar con el SAG de una manera que no se convierta en un factor de impedimento en el cruce de fronteras». 

Uno de los oficios presentados a la Cancillería chileno expresa que el objetivo de las comitivas se vio «frustrado» porque Jorge Faurie «evidenció actitudes inamistosas e irrespetuosas», sobre todo contra el delegado de Los Andes y contra los funcionarios que se encontraban en el lugar

«Todo lo que hagamos para asegurar que, digamos, de los muchos pasos que tenemos, por lo menos los cinco o seis, que son los que trabajan más activamente o con horario más extendido, funcionen a pleno, es sumamente importante. Especialmente en etapas o periodos como el que viene ahora, como Semana Santa. (…) Nos parece que debemos hacerlo mejor para que esta realidad de integración la concretemos», continuó el embajador argentino. 

No es la primera vez que la relación con Chile se tensa en los últimos años. En 2021, tras la victoria de José Antonio Kast en la primera vuelta electoral chilena, el entonces embajador Rafael Bielsa lo calificó de «antiargentino» y provocó la respuesta del líder de ultraderecha pero también del gobierno de Sebastián Piñera. 

Tras los dichos de Bielsa, Argentina y Chile bajan la tensión: «Cualquier controversia debe ser solucionada en el marco del diálogo»

También, en la previa de la cumbre de Celac en enero de 2023 en Buenos Aires, se filtró un audio de la entonces canciller de Chile, Antonio Urrejeola, en donde insultaba en una reunión privada a Santiago Cafiero pero lo terminaron resolviendo con una foto. 

Por último, la vicepresidenta Victoria Villarruel dijo tras ganar el balotaje que  le preocúpala «el derrame» que se producía en la Araucanía chilena y abrió un posible frente de tensión. Lo dijo en un reportaje con la CNN de Chile en el bunker libertario la noche de la segunda vuelta en donde también planteó la relación «de los pueblos de los dos países» mas allá de los gobiernos.

Compartir