13/04/2024

Diana Mondino retomó la confrontación con China en una explosiva entrevista concedida en Japón, histórico rival geopolítico de la potencia asiática.

La canciller argentina dijo que el gobierno de Javier Milei reducirá el comercio con el gigante asiático «solo a la compra y venta de empresas privadas a empresas chinas» y planteó: «El gobierno argentino no debe interferir como en el pasado con el gobierno anterior decidiendo quién comprar, qué comprar, a qué precio».

Luego, fue más allá y señaló: «No podemos ganar mucho trabajando juntos con algunos países que no son democracias liberales», marcando un profundo sesgo anti-china. 

Esto quedó en evidencia porque Mondino incluyó en su gira asiática a Malasia y Vietnam, que no son precisamente democracias liberales, pero por lo visto no le generan tanto rechazo como China. Malasia es una monarquía constitucional y Vietnam está gobernada por un régimen comunista de partido único, muy similar al de China. 

China sospecha que Taiwán aportó a la campaña de Milei 

Además, que los cuestionamientos a China los haya realizado desde Japón agrega agravios. China y Japón son adversario acérrimos de la región asiática con dos guerras a cuestas, la primera entre 1894 y 1895, y la segunda de 1937 a 1945. 

Japón es el principal aliado de Estados Unidos junto con Corea del Sur y desde la eliminación de las Fuerzas Armadas japonesas con el fin de la segunda guerra mundial, La Casa Blanca utiliza el territorio japonés como parte de un enorme despliegue de bases militares para rodear a China. 

El incremento de la tensión con China del gobierno de Milei registró este viernes otro episodio, cuando la Embajada de la potencia asiática en Buenos Aires cruzó al vocero presidencial Manuel Adorni por difundir una información falsa sobre una donación de China a la Argentina.

En otro tramo de la entrevista, Mondino defendió la decisión de abandonar los BRICS por «ser una relación política» del que dice no estar de acuerdo. En ese sentido, se declaró escéptica a la idea de «Sur Global» a la que abonan India y Brasil con sus liderazgos en una crítica también a Lula, otro presidente con pésima relación con Milei. Creo que se ha exagerado mucho», ninguneó. 

No podemos ganar mucho trabajando juntos con algunos países que no son democracias liberales

Los vaivenes de Mondino en relación a China tiene varios capítulos. Primero, como reveló en exclusivo LPO, cuando decidió reunirse con la representante de Taiwán a pesar de las suplicas de empresarios argentinos y diplomáticos para que no lo haga por las consecuencias que traería en el vínculo bilateral con los chinos y luego cuando dijo ante el representante de Xi Jinping que defendía la soberanía de Taiwan, territorio que China considera como propio. 

El fracaso de esa reunión el día siguiente de la asunción de Milei detonó la posibilidad de reactivar el swap que Luis Caputo necesitaba para afrontar los compromisos de deuda. 

Mondino en Vietnam, un país gobernado por el Partido Comunista como China. 

Frente a estos desplantes, China amenazó con cortar las compras de soja y carne y exigir el pago inmediato del swap, Mondino tuvo que alinearse y afirmar que el gobierno de Milei defiende el principio de «una sola China», esto es desconocer la existencia de Taiwán como un estado independiente en una reunión con el embajador chino, Wang We.

Esta situación puso a la jefa de la diplomacia argentina en lugar incómodo dentro del gabinete y fue obligada dar explicaciones, como reveló este medio en exclusivo. Hasta tuvo que exagerar los guiños y se mostró con el embajador del país oriental en una ópera en un teatro de calle Corrientes.

Tras la caída del swap con China, el gobierno celebró que Taiwan le regaló 300 pan dulces

Finalmente, antes de estas explosivas declaraciones en Japón que seguirán erosionado la relación con la superpotencia asiática, el vocero presidencial  Manuel Adorni fue desmentido  por la cancillería china tras una chicana al presidente chino, Xi Jinping por la supuesta llegada tarde de 30 camiones para enfrentar el covid. 

«No conocemos fuente de información que mencionó, pero es información completamente incorrecta», respondieron desde China.

La relación no podría ser peor. Lo que prima es la desconfianza porque entre todas las delaciones ofensivas del gobierno las especulaciones de China están vinculados a un supuesto financiamiento de Taiwán a la campaña de Milei, como reveló en exclusivo LPO. 

Compartir