17/04/2024

La actividad económica nacional lleva oficialmente dos meses consecutivos de caída (0,9% en noviembre y 4,5% en diciembre), pero los estudios privados sugieren que la tendencia negativa ya llega al menos hasta febrero.

Según un informe realizado por la consultora Orlando J. Ferreres, el nivel de actividad se contrajo 5,3% en el primer mes del año y 6% en el segundo, con la mayoría de los sectores teniendo caídas significativas. “La caída de la actividad económica llega luego de cuatro meses consecutivos a la baja. Entre los sectores, se refuerza en febrero la grieta entre el avance de los rubros primarios y la caída del resto de la economía”, señalaron desde la consultora.

Así, mientras el agro -ayudado por la baja base de comparación-, y la minería presentan saludables tasas de crecimiento, sectores como el comercio, la industria y la construcción están atravesando una fase fuertemente contractiva. “Para los próximos meses esperamos que la tendencia actual se mantenga y hacia mitad de año podríamos comenzar a ver alguna mejora en los sectores deprimidos, si es que el ordenamiento macro-económico que está intentando aplicar el gobierno tiene éxito y comienza a recomponerse el ingreso de las familias y el consumo”, comentaron.

Cómo le fue a cada sector

De acuerdo a la medición de la consultora, siete de los once rubros relevados tuvieron un febrero negativo y la mayoría con caídas por debajo del 5%. Al que peor le fue es al sector de la construcción, que cayó 15,1% en relación a febrero del año pasado. Se trata de una actividad con una sistuación muy particular, dado que en las últimas semanas se frenó prácticamente a “cero” el ritmo de trabajo en la obra pública impulsada por el Estado Nacional.

Le siguieron a la construcción los sectores de intermediación financiera y el de industria manufacturera, ambos con respectivas caídas del 8,1%. Respecto al segundo, desde Orlando J. Ferreres indicaorn todas las ramas de la industria presentan números negativos en la medición interanual, con excepción de la producción de alimentos, impulsada por la molienda de oleaginosas, que se compara con los niveles bajos presentados el año pasado por la sequía. Dentro de las bajas más importantes se destaca la retracción de los metales básicos y de los minerales no metálicos.

Fue negativo también el mes de febrero para las “actividades inmobiliarias, empresariales y de alquiler”, que trajeron su actividad un 5% en comparación a febrero del año pasado. Se contrajeron además el comercio (-4,9%), el rubro de “transporte, almacenamiento y comunicaciones” (-4,5%) y el de “administración pública y defensa” (-0,2%).

Los sectores que crecieron fueron sólo cuatro. El de mejora más leve fue el de “servicios sociales y de salud”, rubro que repuntó 1,1$ entre febrero de 2023 e igual mes de este año.

Fue más significativo el crecimiento del rubro de “electricidad, gas y agua” (3,4%). “El avance se explica por el crecimiento anual de 11,1% en la generación eléctrica informada por CAmmesa para el segundo mes, respondiendo a una suba de la demanda de 7,9%, impulsada por la demanda residencial por las mayores temperaturas, y por el día extra que tuvo febrero este año”, aclararon los especialistas.

Fue muy marcado también el repunte del sector de “minas y canteras”. El sector extractivo registró en febrero un crecimiento en la comparación anual de 8,3%, acumulando para el primer bimestre un avance de 4,1%. En el detalle sectorial, luego de cuatro meses en terreno negativo, la producción de gas volvió a registrar crecimiento anual, apoyando la fuerte expansión que muestra la producción petrolera. “El ministerio de Energía de Neuquén volvió a informar un récord histórico de producción para la cuenca de Vaca Muerta, con crecimiento anual de 17,6% para la producción de petróleo y de 9,1% para el gas”, precisaron los autores del informe.

Por su parte, el sector agropecuario anotó por mucho la mejor cifra de febrero, arrojando una suba en la medición anual de 18,4%, gracias a los buenos datos que aporta el sector agrario (+31,0%), mientras que la ganadería muestra niveles de actividad menores a los de hace un año (-2,1%). En el acumulado de los primeros dos meses el sector observa un avance de 18,1%.

Infobae

Compartir