13/04/2024

La Policía Federal ordenó la detención de tres personas presuntamente vinculadas con la organización del asesinato de Marielle Franco, dirigente de izquierda acribillada a balazos en 2018 tras denunciar las milicias de Río de Janeiro y oponerse a la intervención de las Fuerzas Armadas en la seguridad carioca.

El 14 de marzo de 2019, Ronnie Lessa y el ex policía militar Elcio Queiroz fueron detenidos por ser ejecutores del crimen y fue Lessa el que declaró en carácter de arrepentido y aportó información sobre los responsables intelectuales del crimen. Como adelantó LPO en enero, el testimonio apuntó al concejal Marcelo Siciliano, el ex concejal Cristiano Girão y el ex diputado y consejero retirado del Tribunal de Cuentas del Estado, Domingo Brazão.

Ahora, además de ellos el dato novedoso que le agrega la declaración de Lessa es del comisario retirado, Rivaldo Barbosa y el diputado federal Chiquinho Brazao. 

Revelan el nombre del supuesto autor intelectual del asesinato de Marielle Franco en Brasil

En el caso de Barbosa, era el delegado de al Policía Civil y su involucramiento  es el camino que conduce al ex ministro de Defensa, ex Jefe de Gabinete y candidato a vicepresidente de Bolsonaro, el general Walter Souza Braga Netto. 

Barbosa fue designado para el cargo por Braga Netto, que en 2018 era el interventor militar de Río como jefe de las Fuerzas Armadas durante la presidencia de Michel Temer. 

Tras confirmarse al detención de Rivaldo Barnosa y difundirse la nota de designación firmada por Braga Netto, el ex ministro de Boslonaro publicó un escrito desentendiéndose de la situación y echó culpas al general Richard Nunes. 

En el caso de Barbosa, era el delegado de al Policía Civil y su involucramiento es el camino que conduce al ex ministro de Defensa, ex Jefe de Gabinete y candidato a vicepresidente de Bolsonaro, el general Walter Souza Braga Netto

El texto dice que «durante el período de Intervención Federal en el área de seguridad pública en el estado de Río de Janeiro, en 2018, la Policía Civil estuvo directamente subordinada a la Secretaría de Seguridad Pública». «La selección e indicación para los nombramientos eran realizados, exclusivamente, por el entonces Secretario de Seguridad Pública, como ocurría en otros departamentos subordinados a la Intervención Federal, como Defensa Civil y Penitenciaría», continuó. 

En la práctica, la nota dice que Rivaldo Barbosa estaba a cargo del general Richard Nunes, entonces secretario de Seguridad Pública. 

Hoy, Nunes no sólo es el actual Jefe del Departamento de Educación y Cultura del Ejército, uno de los cargos más relevantes en la jerarquía interna de la fuerza sino que también es uno de los generales más cercanos al actual comandante, el general Tomás Paiva, y uno de los que en un futuro podría quedar a cargo del Ejército. 

El gobierno de Lula busca implicar a Bolsonaro en el asesinato de la concejal Marielle Franco

Nunes tiene una pésima relación con Braga Netto y los militares que integraron el gobierno de Bolsonaro y además supo ser un militar de confianza de Edson Leal Pujol, comandante del Ejército que reunió en 2021 tras la presión del bolsonarismo.

Richard Nunes estuvo junto a Tomás Paiva y los generales Valério Stumpf, Freire Gomes y Amin Naves, que lideraron el ala legalista del Ejército después de la elección de Lula, que defendió internamente la toma de posesión del funcionario electo, convirtiéndose en el blanco de los bolsonaristas que defendían el golpe. 

Nunes tiene una pésima relación con Braga Netto y los militares que integraron el gobierno de Bolsonaro y además supo ser un militar de confianza de Edson Leal Pujol, comandante del Ejército que reunió en 2021 tras la presión del bolsonarismo

Este confirma lo que publicó LPO en exclusivo que las Fuerzas Armadas negocian con el gobierno para blindarse de las consecuencias internas que puede generar la detención de militares en la causa por el intento de golpe de estado. Entre los nombres que los militares están dispuestas a entregar esta el propio Bolsonaro y militares que consideran que violaron la jerarquía castrense como Braga Netto y Augusto Heleno. 

El gobierno de Lula tomó la noticia como un avance en la causa y continúa su búsqueda por confirmas los nexos del bolsonarismo con los responsables de la muerte de la concejal. La relación de Bolsonaro con los integrantes de las milicias se explícito rapidamente porque Lessa era vecino del condominio de viviendas en Barra de Tijuca ubicado en el oeste de Río de Janeiro en el que residían el presidente y su hijo, Carlos. Sin embargo, en la delación no hizo referencia a nadie del clan.

La semana pasada, el ministro de Justicia Ricardo Lewandowski convocó a una conferencia de prensa solo para anunciar que la declaración como arrepentido de Lessa había sido oficializada por la Policía Federal. Esto generó un sinsabor entre los familiares que reclaman avances.

Ahora, la ministra de Igualdad Racial y hermana de Marielle, Annielle Franco, hermana de la concejala asesinada, celebró las detenciones de los presuntos autores intelectuales del crimen. «Sólo Dios sabe cuanto soñamos con este día. Hoy fue dado un gran paso para lograr la respuesta que buscamos hace tantos años. Estamos más cerca de la justicia. Un gran día», publicó en sus redes sociales. 

Compartir