22/07/2024

Axel Kicillof anunció la creación de una base de la Unidad Táctica de Operaciones Inmediatas (UTOI) en San Nicolás, la frontera norte con la provincia de Santa Fe. El objetivo es bloquear el avance del narcotráfico al territorio bonaerense a través del despliegue policial en la región mediante el Operativo Saturación Norte.

Kicillof estuvo acompañado por su par de Santa Fe, Maximiliano Pullaro, con quien suscribió un convenio de cooperación para fortalecer el trabajo conjunto en materia de seguridad.

La foto no deja de tener impacto político en medio de las tensiones entre el gobierno de Javier Milei y las provincias. En San Nicolás, se pudo ver al gobernador bonaerense articulando con otros gobernadores de la oposición.

El gobierno bonaerense ya presta apoyo logístico en la ciudad de Rosario, donde días atrás arribaron 80 patrulleros blindados y tres minibuses.

Amenazaron a la familia Di María en medio de las negociaciones para su regreso a Rosario Central

LPO había adelantado que en el gabinete de Kicillof había una grieta respecto del anuncio por parte del ministro de Seguridad, Javier Alonso, de enviar a Rosario 400 efectivos de la UTOI.

Mientras Alonso y Sergio Berni se mostraban con Patricia Bullrich y apuraban el anuncio del envío de tropas, asesores de Kicillof le alertaban sobre las consecuencias del accionar de efectivos de La Bonaerense en otras provincias.

La posibilidad de enviar efectivos había comenzado a generar polémica toda vez que el conurbano no atraviesa el mejor momento en términos de seguridad ciudadana.

Desde el ministerio de Seguridad bonaerense entienden que la actual Ley de Seguridad Interior no deja en claro si las policías «pueden desarrollar acciones de prevención del delito en otras provincias». Por eso, Alonso considera que es necesario modificar la norma.

El objetivo es que el ministerio de Seguridad de la Nación pueda asistir en determinadas situaciones como la que ocurre por estos días en Rosario con fuerzas federales o con las mejores fuerzas de operaciones especiales de cada provincia. Para Alonso, esas fuerzas de seguridad están más entrenadas y su intervención es más pertinente que las Fuerzas Armadas «que no tienen nada que ver con el problema de seguridad».

Kicillof ahora pone en duda el envío de efectivos a Rosario, pero aseguran que mandarán patrulleros

Como sea, la pulseada hacia el interior del gobierno bonaerense la ganó el equipo de asesores de Kicillof y sólo se enviaron patrulleros y minibuses. Mientras tanto, los efectivos se quedarán por el momento en San Nicolás, en el margen sur del Río Paraná.

Según se informó, el municipio gobernado por Santiago Passaglia (PRO) tendrá a su cargo preparar la infraestructura para la instalación de la base operativa de la UTOI, mientras que el gobierno provincial movilizará los recursos.

El trabajo articulado entre el gobierno de Kicillof y el de Passaglia es una muestra de la preocupación que genera en el norte de la provincia la tensión con las bandas narco que operan en Rosario. Es que Kicillof, Berni y los Passaglia tuvieron un durísimo cruce en público durante la pandemia por la gestión de los patrulleros.

En un momento de mucha dificultad para todos los santafesinos, quien acudió a colaborar fue el gobernador de la provincia de Buenos Aires.

«Estamos convencidos de que para dar una respuesta contundente contra el narcotráfico se requiere una mayor coordinación no solo entre las provincias; sino también con las fuerzas federales», dijo el gobernador bonaerense.

En tanto, Pullaro destacó el gesto de Kicillof. «En un momento de mucha dificultad para todos los santafesinos, quien acudió a colaborar fue el gobernador de la provincia de Buenos Aires», dijo.

Compartir