13/04/2024

Martín Zingoni es un profesional argentino que ha sido un enorme “evangelizador” de las bondades del cultivo de la alfalfa, aunque siempre ha destacado que su manejo debía ser similar al de un cultivo agrícola.

Desde Pergamino, su lugar en el mundo, Zingoni puso en marcha Zinma Seeds (que obviamente suma las primeras sílabas de su apellido y su nombre), surgida a partir del desprendimiento de Forratec, compañía vinculada al Grupo Don Mario.

La marca Forratec fue vendida, y Zingoni formó Zinma junto con Orlin Reinbold, un amigo norteamericano, propietario de Clearwater Seeds ( ex Landmark Seeds). “Orlin lleva más de 40 años en el negocio de semillas y fue enviado por el gobierno de Estados Unidos a China para desarrollar forrajeras, por lo que conoce muy bien el ambiente”, puntualiza Zingoni.

Zinma conserva el programa de mejoramiento de alfalfas, que se inició en Forratec en el año 2014, incluidas las reconocidas alfalfas Magna, sumándose al proyecto el breeder Dan Gardner (ex SW y Dairyland). Dicho programa ha lanzado la nueva línea Alphatec como continuación de la línea Magna. “Hacemos lo mismo que nos ha apasionado toda la vida en semillas donde el cultivo principal siempre ha sido la alfalfa ”, apunta Zingoni.

Martín Zingoni, junto a Orlin Reinbold y Dan Gardner

La alfalfa como nave insignia
Si bien Zinma propone una amplia paleta de forrajeras templadas como festuca, raigrás, cebadilla, sorgos, triticale, vicia, rabanitos, y hasta un maíz doble propósito, la alfalfa es la columna vertebral de su modelo de negocio.

“Ya hay tres alfalfas Alphatec registradas en el mercado, y una nueva alfalfa de la misma línea que no está registrada, pero estará pronto para entrar comercialmente al mercado. Alphatec es la generación posterior a las Magna, es la evolución, es decir las Magna han sido un puente hasta llegar a Alphatec. Igualmente, a las Magna aún las tenemos en producción, pero las vamos a ir descontinuando en el tiempo”, pronosticó.
Añadió que “estas nuevas alfalfas se terminan de seleccionar en Argentina, pero a la producción de semillas se realiza en Estados Unidos y Canadá”.

La producción se realiza en USA y Canadá, por una cuestión de estabilidad de rendimientos, calidad y costos. El oeste de Estados Unidos se presenta como la mejor locación para obtener un cultivo premium. Australia, se encuentra en segundo lugar, pero actualmente por precios no es conveniente. Y en Argentina, lamentablemente no hay cultivos de semillas por el momento ya que el clima no es el ideal para tener una producción de semillas sustentable. “Este esquema nos permite competir con los grandes y estar en el segmento de Alfalfas Premium, segmento al que siempre nos hemos dedicado”, indicó Zingoni.

El programa de mejoramiento es global, permitiéndole a Zinma llegar no solo a Argentina, sino también a países como Arabia Saudita, Marruecos, Egipto, Italia, Hungría, Sudáfrica, México y Estados Unidos.

Zingoni es optimista en cuanto al futuro del emprendimiento: “tanto Dan Gardner como Orlin Reinbold y yo conocemos mucha gente en el mercado y las relaciones nos permitieron entrar rápidamente en muchos lugares. Independientemente hoy en día no hay muchos programas en el mundo con genética de alfalfa y eso nos ha posicionado para entrar rápidamente en el mercado”, dijo el experto.

“Es cierto que en el mundo hay programas de genética, pero los productos que se desarrollan en Argentina y los llevamos a otros lados funcionan muy bien. Acá estamos cerca de los dos océanos, tenemos climas muy variados con los cual nos hace que las condiciones de humedad nos permitan seleccionar materiales muy diversos”, señaló el titular de Zinma Seeds.

El pulso de la campaña alfalfera 2024
“Hasta ahora, la campaña viene más floja que el año pasado. Pudiendo revertirse porque recién estamos en marzo. El productor está con una gran incertidumbre, no sabe qué va a cosechar por ende no sabe con qué va a contar. También hay una diferencia como pasó en 2001, el productor se va a encontrar con una diferencia que no había previsto, el dólar ya no es el del año pasado. Estamos en un momento de quiebre donde nos podemos encontrar con unificación en el tipo de cambio, ciertas cosas que pueden mejorar el ingreso. Estamos en medio de esa turbulencia, entonces es difícil planificar”, subrayó Martín Zingoni.

A pesar de este contexto desafiante, hay certezas: “la alfalfa es uno de los alimentos más baratos y de los mas importantes que tiene el productor para darle de comer a las vacas. Deberiamos apuntar a sacar la mayor producción posible, educar al productor para que levante el ingreso de la oferta de pasto”, precisó.

Zinma ya tiene alfalfas de todos los grupos de madurez. “En 6 tenemos 621 y la híbrida HF 3600. En 8 hay 821 y en 9 hay 921 y 923 que es el último producto que registramos. Todos los años estamos registrando alguna variedad nueva para evolucionar en enfermedades foliares y podredumbre”, apunta el líder de Zinma.

En cada campaña es los productores no solo definen sus nuevos alfalfares por el tipo de producto sino además por su financiación: “Las condiciones de financiación, estamos ofreciendo es una pesificación con entrega de cheque electrónico en 30, 60 y 90 días”.

Compartir