22/07/2024

Javier Milei quiere que el apoderado legal de La Libertad Avanza se quede con uno de los codiciados asientos en la Auditoría General de la Nación, al tiempo que por ahora descarta una maniobra para beneficiar al PRO y sacarle un lugar al peronismo.

El elegido del presidente para la AGN es el abogado Santiago Viola, que en las elecciones fue apoderado de LLA y la cara visible de las denuncias por fraude que no prosperaron. Con la llegada de Milei a la Rosada, Viola se convirtió en operador judicial del gobierno y hasta ahora su principal tarea fue maniobrar -sin éxito- para que el mega DNU se trate en el fuero contencioso administrativo.

Viola tiene aceitados lazos con Comodoro Py y ganó fama como abogado de uno de los hijos de Lázaro Báez. Esa fama no fue justamente por una actuación destacada si no por haber sido acusado de plantar testigos falsos para acusar al juez Sebastián Casanello de visitar a Cristina Kirchner en Olivos. El magistrado fue sobreseído porque se demostró que era falso.

Viola también es conocido en el mundillo de tribunales por ser hijo de Claudia Balbín, una reconocida abogada que tuvo un rol muy destacado como operadora judicial del radicalismo, especialmente durante la etapa de Fernando De la Rúa. Balbín fue defensora entre otros del superministro Nicolás Gallo.

Balbín es una vieja conocida y muy cercana a Ricardo Lorenzetti, el juez de la Corte Suprema que logró un vertiginoso acercamiento con Javier y Karina Milei que le permitió hacer la jugada para que la postulación de Ariel Lijo para el máximo tribunal. La jugada de meter a Viola en la AGN también es atribuida a Lorenzetti.

Ricardo Lorenzetti

La AGN debe renovar el próximo 5 de abril a los tres auditores designados por la Cámara de Diputados y, de respetarse la composición actual, dos asientos le corresponden a Unión por la Patria y uno a LLA. Pero el PRO inauguró años atrás una interpretación de la ley que permite que las designaciones se hagan en base a la suma de firmas de diputados de diferentes bloques, una suerte de mayoría momentánea con el único objetivo de ocupar los lugares en la AGN.

El peronismo cuenta con 99 diputados y es por lejos la bancada más numerosa, por lo que podría renovar los dos auditores con los que cuenta actualmente. En tanto, LLA tiene 41 bancas y el PRO 37, por lo que para armar una mayoría transitoria deberían sumar al menos 22 diputados de otras bancadas.

En el PRO apuestan a esa jugada para poder colar a un auditor, pero por ahora Milei no parece demasiado interesado. Algunos sospechan de un acuerdo con el peronismo para dejar al macrismo sin un asiento clave

En el PRO apuestan a esa jugada para poder colar a un auditor, pero por ahora Milei no parece demasiado interesado. Algunos sospechan de un acuerdo con el peronismo para dejar al macrismo sin un asiento clave.

A la espera también están el radicalismo (que cuenta con 34 diputados) y el bloque Hacemos Coalición Federal (con 22). La bancada que conduce Miguel Pichetto tiene el número para darle a LLA y al PRO la mayoría y quedarse con dos auditores. 

Compartir