13/04/2024

No es buena la relación que mantiene el Gobierno nacional con las provincias en general y, obviamente, los gobernadores de las mismas en particular. Por el contrario, permanentemente el Gobierno genera situaciones de tirantez con los gobernadores, entre ellas la declaración que el presidente hizo ante la CNN en el reportaje difundido este último domingo, en las que al preguntársele sobre si se arrepentía de algo, respondió afirmativamente: de haber hablado de manera “transparente y honesta” con los gobernadores, que por el contrario a su juicio “no jugaron limpio”.

Varios son los gobernadores peronistas que han mostrado reparos hacia el presidente Javier Milei, pero la declaración más dura de las últimas horas vino de alguien que a priori se reconocía como cercano, cosa que él mismo reconoce, pero ahora descarta.

En declaraciones a Radio 10, Claudio Vidal dijo que “si no hay recursos para mi provincia, en materia de educación, en materia de salud, entendiendo la difícil situación que atraviesa Santa Cruz por el grave problema económico que heredamos, y además estas medidas de ajuste que aplica Nación sobre mi provincia, nuestros legisladores no van a acompañar ningún tipo de ley Base, ni tampoco va a haber Pacto de Mayo para nosotros”.

“En estas condiciones, bajo ningún punto de vista”, enfatizó el gobernador patagónico al descartar un acercamiento como el anunciado por el presidente en la Asamblea Legislativa.

Vidal dijo que “son muchos los problemas que Nación tiene que resolver en Santa Cruz; nosotros no entendemos por qué este tipo de medias que realmente nos perjudican”.

Y reconoció luego que “yo me consideraba un aliado de este Gobierno en los dos primeros meses… Después vimos que día a día somos perjudicados, que no importa el diálogo”.

Las razones del enojo de Claudio Vidal deben buscarse en Yacimientos Carboníferos Río Turbio (YCRT), que el Gobierno nacional incluyó en las empresas privatizables y cuyo pago de sueldos además ha demorado. También YPF dispuso el cierre de diez áreas en esa provincia y por ende la suspensión de petroleros, camioneros y obreros, un total de 5.000 trabajadores.

A eso hay que sumar la situación de las represas Néstor Kirchner y Cepernic, alcanzadas por el freno de la obra pública y donde ya ha habido más de dos mil despidos.

El gobernador Vidal cuenta con dos diputados nacionales alineados a él, Sergio Acevedo y José Luis Garrido, y otros tantos senadores: José Carambia y Natalia Gadano.

parlamentario.com

Compartir