21/05/2024

El proceso judicial en Brasil sumó un inesperado protagonista: Elon Musk. El magnate amigo de Bolsonaro y Trump fue incluido en la causa que investiga el intento de golpe contra Lula por haber impulsado una campaña de desinformación contra la Corte Suprema y el Tribunal Electoral y haber dado luz verde para que operen las «milicias digitales» del bolsonarismo. 

Esto abrió un enfrentamiento directo entre el dueño de X y el ministro de la Corte Suprema de Justicia de Brasil, Alexandre de Moraes que lo terminó acusando de formar parte del esquema golpista bolsonarista que también integra al cerebro digital de Milei, Fernando Cerimedo, como reveló en exclusivo LPO.

Ante esto, Musk amenazó con ignorar las decisiones del Tribunal Supremo brasileño y atacó personalmente al juez. En publicaciones en su red social, Musk cuestionó la «censura» en el país, dijo que el ministro «traicionó la Constitución» y, por eso, defendió un impeachment contra Moraes.

Mega operativo en Brasil: detienen a militares y ex ministros de Bolsonaro por el intento de golpe contra Lula

La publicación salió a la luz luego de que Musk afirmara que el juez debería «renunciar o ser acusado». Además, amenazó con dejar de seguir las decisiones del Poder Judicial brasileño que exige la suspensión de perfiles por difundir apoyo a la violencia, impulsar un golpe de Estado y difundir noticias falsas. Musk también dijo que el ministro «traicionó descarada y repetidamente la Constitución y a la población de Brasil».  

Estamos revocando todas las restricciones. Este juez impuso fuertes multas, amenazó con arrestar a nuestros empleados y cortar el acceso a en Brasil. Como resultado, probablemente perderemos todos los ingresos en Brasil y tendremos que cerrar nuestra oficina allí

En el mismo post, el empresario anunció que «pronto» publicará todo lo requerido por Moraes y afirmó que las solicitudes «violan la ley brasileña». «Estamos revocando todas las restricciones. Este juez impuso fuertes multas, amenazó con arrestar a nuestros empleados y cortar el acceso a en Brasil. Como resultado, probablemente perderemos todos los ingresos en Brasil y tendremos que cerrar nuestra oficina allí», reprochó. 

 En ese sentido, Moraes fijó una multa de R$ 100.000 diarios para la plataforma y para cada perfil que incumpla las determinaciones del TSE. En la resolución a la que accedió LPO, el ministro destacó que es «inaceptable» que cualquier representante de los proveedores de redes sociales «desconozca la instrumentalización criminal que han llevado a cabo las llamadas milicias digitales, en la difusión, propagación, organización y expansión de innumerables prácticas ilícitas en las redes sociales».

«Es especialmente en el gravísimo ataque al Estado Democrático de Derecho y el intento de destruir el STF, el Congreso Nacional y el Palacio do Planalto, es decir, la propia República Brasileña», agregó. 

En la resolución a la que accedió LPO, el ministro destacó que es «inaceptable» que cualquier representante de los proveedores de redes sociales «desconozca la instrumentalización criminal que han llevado a cabo las llamadas milicias digitales, en la difusión, propagación, organización y expansión de innumerables prácticas ilícitas en las redes sociales

En otro extracto de su decisión de siete páginas, Moraes dice que el multimillonario actuó con intención. «En la presente hipótesis, por tanto, se caracteriza el uso de mecanismos ilegales por parte de ‘X’; así como la presencia de fuertes indicios de dolo por parte del CEO de la red social ‘X’, Elon Musk, en la instrumentalización criminal previamente identificada e investigada en varias investigaciones», escribió.  «Las redes sociales no son un terreno sin ley. Las redes sociales son tierra de nadie!», insistió en la decisión. 

Filtran un video de Bolsonaro a los gritos con sus ministros para impedir que Lula gane las elecciones

Como un adherente de los liderazgos «woke» o de ultraderecha, Elon Musk tiene un vínculo cercano con Bolsonaro a punto tal que lo visitó durante la campaña electoral de 2022 cuando fueron al Amazonas a anunciar la instalación de internet. 

En paralelo, como anticipó LPO, el gobierno de Lula presiona para que el Congreso empiece a discutir una ley contra las fake news que regule la difusión de noticias falsas en las redes sociales y los grandes medios de comunicación. 

Decisão – 4874 – Assinada by Augusto Taglioni

Compartir