16/06/2024

Organizaciones sociales, gremiales y de derechos humanos presentaron una denuncia penal contra el gobierno nacional ante la presencia de personal de seguridad armado en distintas asambleas de trabajadores.

“No nos van a disciplinar, seguimos firmes y de pie dando pelea”, dijo el secretario general de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) Capital, Daniel Catalano, en una conferencia de prensa ofrecida en la mañana de este martes, junto a otras organizaciones sociales, gremiales y políticas.

“El Gobierno Nacional pretende amedrentar a los laburantes para que no nos organicemos, mandando a las fuerzas de seguridad armadas a vigilar las asambleas. Por eso, los denunciamos penalmente”, agregó Catalano.

Según se explicó en la rueda de prensa, “el gobierno nacional está enviando agentes de las fuerzas de seguridad armados a vigilar las asambleas de trabajadoras y trabajadores” y la denuncia penal busca “poner un freno a este intento de intimidar la organización gremial”.

“Hoy estuvimos con las y los compañeros de Ate Capital, quienes presentaron una denuncia penal contra el Poder Ejecutivo Nacional por los seguimientos, trabajos de inteligencia, persecuciones y represión que sufren los estatales en su lucha y resistencia contra los despidos del Gobierno Nacional. No están solos compañeros!”, posteó en X el titular de la Bancaria, Sergio Palazzo.

También participó de la rueda de prensa la presidenta de la Comisión de Derechos Humanos en la Legislatura porteña, Victoria Montenegro.

“Ante la violencia con la que intenta amedrentar el gobierno nacional, respondemos con unidad del movimiento obrero organizado y del campo nacional y popular”, dijeron desde el Sindicato de Docentes de la Universidad de Buenos Aires, cuyos referentes también participaron de la rueda de prensa.

Días atrás, efectivos de la Policía Federal –armados y con sus escudos- irrumpieron en el predio de la exEsma, donde funcionan espacios de memoria, en el marco de los despidos que se registraron en varias oficinas de la administración pública nacional.

La misma escena con efectivos armados se repitió en otras dependencias estatales, donde se realizaban protestas o asambleas de trabajadores despedidos.

Incluso, en las oficinas de la secretaría de Derechos Humanos, ubicadas en la exEsma, uno de los custodios del actual secretario Alberto Baños amagó con desenfundar su arma.

“Vemos con extrema preocupación que en nuestro espacio de trabajo sucedan hechos de esta índole. Somos trabajadores y estamos reclamando por los despidos de nuestros compañeros. De ninguna manera vamos a permitir hechos de amedrentamiento contra los trabajadores”, denunciaron delegados de ATE en el organismo.

“Nosotros no recurrimos a la violencia para ejercer nuestro derecho manifestar nuestra disconformidad y esperamos que los funcionarios estén a la altura de las circunstancias y arbitren las medidas necesarias para que nunca más personal de seguridad intente desenfundar su arma frente a los trabajadores”, agregaron.

Tiempo Argentino

Compartir