19/05/2024

El diputado provincial del Bloque de Juntos por el Cambio, Carlos Salom, de visita en los estudios de CIUDAD TV habló de la situación epidemiológica de la provincia en el marco del brote histórico de dengue que se da en todo el país y apuntó contra la falta de tratamiento del proyecto de ley del oficialismo de emergencia sanitaria, que busca “dotar de instrumentos al gobierno para que pueda desarrollar políticas inmediatamente en pos de colaborar y atenuar la el dolor que está padeciendo la salud chaqueña”.

“En la Comisión de Salud no hubo quórum, hubo una ausencia absoluta y total de la oposición, lo que hizo de que tengamos dificultades y no podamos despachar una ley que es un instrumento más que importante para el manejo de lo que es la cartera de la salud pública”, sostuvo el legislador sobre la iniciativa de emergencia sanitaria y epidemiológica. 

En esa línea, aseguró que la “difícil situación no es de ahora sino de hace largo tiempo pero se ha profundizado y hay instrumentos que el gobierno ha usado como decretos de urgencias que tienen ser habilitados institucionalmente por el Poder Legislativo a través una ley, esto tiene que ver con las espaldas que tiene que soportar la política sanitaria y maniobras rápidas de reflejos para llegar al problema”. 

Salom reconoció que actualmente hay “serios inconvenientes en implementar las políticas rápidas de licitaciones, compras de medicamentos, insumos, prótesis, oxígeno, alimentación parenteral y todo lo que es la cadena de tratamiento que necesita una sociedad”. “Esta ley debería ser un gesto más que importante de todos los legisladores,  entendiendo que el mensaje de la sociedad aquel 17 de septiembre fue que quería un gran cambio y quería que la política esté al lado de la sociedad”.

“Los diputados somos los directos representantes de esa sociedad que nos está demandando que actuemos a la altura de esas circunstancias”, expresó e hizo un “llamado a todos los legisladores para dar instrumentos al gobierno que asumió el 10 de diciembre para que pueda desarrollar políticas inmediatamente en pos de colaborar y atenuar la el dolor que está padeciendo la salud chaqueña”.

Dengue en Chaco y la intervención de la Nación

El diputado radical remarcó que “es una enfermedad que se transmite a través de un vector” y que “sin vector no existiría y para eso había que hacer políticas que llevan mucho tiempo y son intensas, sistemáticas y progresivas”. “Esto no se genera espontáneamente de un día para otro, si no en la consecución de tantos años de desidia y abandono en las políticas e incluso desoyendo una ley provincial donde era obligatorio todos los años hacer un trabajo de concientización en la población para prevenir esta enfermedad”, afirmó. 

En cuanto a la epidemia de dengue en la provincia y las casos fatales de la enfermedad, Salom detalló que “prácticamente hay cuatro casos certificados en la provincia, donde evidentemente fue en forma directa el efecto de lo que se llama el escape de plasma y la hemorragia; el resto tenía enfermedades concurrentes y está en etapas de investigación y eso lleva su tiempo”.

“El 2009 fue un epicentro endémico en una región donde además no tienen agua potable y que los reservorios de la mosquita facilitaron la propagación de la misma y fue dramático. El Chaco era transitada por bolivianos, paraguayos, brasileños o argentinos que iban a países limítrofes y traían la enfermedad; se llamaba enfermedad de tránsito, hoy lamentablemente, como consecuencia de pésimas políticas sanitarias preventivas y además por otras condiciones que son ajenas a los gobiernos, hoy es una enfermedad endemo-epidémica. Ahora la exportamos”, planteó. 

No obstante, el legislador provincial consideró que “desde una política nacional se debe tomar medidas, no son sólo los focos como el Chaco, Corrientes, Tucumán, Formosa sino que hoy es una preocupación que debe ser observada por la Nación”. En esa línea, afirmó que se está “pensando en implementar un plan de inmunización a través de las alternativas de vacunas, que hoy por hoy no se preconiza el uso masivo en un brote, pero pronto tenemos que ver cómo lo implementamos junto con la Nación”- 

“La vacuna es uno de los pasos, pero lo más importante es la prevención y la erradicación del vector; sin vector no habría necesidad de vacunación porque no estaría el virus circulando en la población”, insistió Salom aunque reiteró la necesidad de “ir pensando en un plan de inmunización en grupos etarios específicos y quienes han padecido la enfermedad en primer golpe y evitar el segundo; y hay que hacerlo en una etapa de atenuación del brote, que esperemos sea pronto y que haga frío para que atempere de alguna manera la propagación de la mosquita”.

“Hay una sola vacuna hoy monopolizada en el país que es la Takda o Qdenga, pero también se está haciendo y ya está en la tercera fase un estudio en Brasil del virus inactivo y no atenuado. Por eso, la Comisión de Inmunización que investiga esto en la Nación no preconiza hoy el uso masivo y en todos los grupos etarios”, aseveró. 

Para Salom “hace falta más intervención, la prevención es mucho más eficiente y más económica que ir detrás del problema o encima el problema corriendo a la enfermedad. Hay que trabajar todos juntos en todos los niveles, desde la familia con una profunda educación, concientización y visibilización de esta enfermedad con el descacharrizado y la limpieza del hogar solidariamente”, resaltó.  

Compartir