24/07/2024

El Gobierno llegó a un acuerdo con el sindicato de Camioneros y logró destrabar la homologación de la paritaria del gremio, luego de que el ministro de Economía, Luis Caputo, había anunciado que no aprobaría el acuerdo al que llegó el sindicato por encontrarse por encima de la inflación.

El arreglo al que había arribado Camioneros contemplaba un incremento del 25% en marzo y 20% en abril, en tanto, el gremio que conduce Hugo Moyano firmó un aumento del 15% en marzo y 9% en abril.

A su vez, establece una suma en carácter de recomposición en marzo y otra para abril, todo eso retroactivo al 1° de marzo y con vigencia hasta el 31 de mayo. 

En ese sentido, el gremialista aceptó reformular el convenio original del sector, que fijaba un aumento de 45% para el bimestre marzo-abril, y selló con las cámaras empresariales del transporte de cargas un nuevo entendimiento que, mediante un esquema diferente, ratifica el incremento salarial original pero por el plazo de tres meses en lugar de dos.

En forma adicional se reformuló lo acordado sobre la modificación al Convenio Colectivo de Trabajo relativo a la jornada.

La duración del acuerdo se extendió hasta el 31 de mayo, cuando las partes volverán a reunirse en junio.

Moyano había establecido como fecha límite el 8 de abril para la homologación de las paritarias. 

No obstante, luego de no haber pospuesto una semana el anuncio de una medida de fuerza, el sindicato aceptó una cifra menor a la del arreglo al que habían arribado. 

Tras ese acuerdo, en el Ejecutivo nacional creen que se reducen las chances de que el sindicalismo avance con el paro lanzado para el 9 de mayo próximo.

El nuevo entendimiento fue firmado por las cámaras Faetyl y Catac, en tanto, Fadeeac (la entidad que había presentado impugnaciones sobre el acuerdo original) se prevé que lo hará en los próximos días.

La reformulación acordada en la paritaria de Camioneros, que será homologada en las próximas horas por el Gobierno y asegurará el pago de los aumentos a los trabajadores del sector, apunta a oficializar un esquema más alineado con la decisión del ministro de Economía, Luis Caputo, que había advertido que no se validarían las paritarias que incluyeran incrementos por encima de la inflación.

Al “estirar” el aumento original de dos a tres meses, Moyano se acerca de cierta forma al planteo de Caputo, aunque sin desistir del incremento que ya había convenido con las empresas. 

Es que el renovado acuerdo se ubica en lo formal dentro de los parámetros impuestos por el ministro, aunque suma el aumento adicional de recomposición por el deterioro de los sueldos de los camioneros el año pasado.

Moyano logró además mantener en el acuerdo reformulado el pago de una contribución millonaria de las empresas a la obra social del sindicato (OSCHOCA). 

El aporte establecido alcanza a los 10.000 pesos mensuales por trabajador (unos 200.000 registrados en la actividad), lo que totaliza un ingreso adicional de 2.000 millones de pesos por mes para las arcas de la prestadora médica del gremio.

NA

Compartir