24/07/2024

La confirmación de que la Argentina decidió quitar el pabellón que tenía reservado en esa muestra fue hecha por la ministra encargada del evento, Hanako Jimi, quien deslizó que la razón se debe a los problemas económicos que atraviesa el país.

Consultada al respecto por la agencia española EFE, la Embajada de Argentina en Japón no quiso pronunciarse por el momento sobre la retirada del país de la Expo.

Sin embargo, el gobierno argentino había dado su compromiso de estar allí. En noviembre de 2023 la Cancillería había declarado de Interés Nacional su participación en ese evento, que es una meca de los negocios y del diálogo sobre progreso y desarrollo entre países. Por ello, los organizadores estiman que asistirán 28 millones de visitantes.

El Decreto 161/2023 en que el Poder Ejecutivo había declarado de Interés Nacional la muestra dice que “la participación en ese tipo de encuentros brinda una importante oportunidad para difundir y diversificar la oferta exportable argentina, así como estimular la inversión extranjera directa en sectores estratégicos, contribuyendo a posicionar a la Argentina en el contexto internacional”.

Pero el recorte de gastos del Estado pudo más que el discurso de la integración al mundo que pregona el presidente Milei. La política de recortes eliminó hasta la Comisión Asesora que el Ministerio de Relaciones Exteriores creó hace dos años para esa exposición internacional.

Argentina había comunicado inicialmente su intención de construir un pabellón propio (tipo A), cuya construcción y mantenimiento corren a cargo del país invitado y que supone uno de los principales atractivos de la Expo.

Pero cuando el mes pasado surgieron los rumores de que el gobierno de La Libertad Avanza retiraría la participación, los organizadores sugirieron a Buenos Aires optar por un pabellón de tipo C, construido por Japón y cuyo costes se reparten entre varios participantes. O sino uno del tipo X, más pequeño, fácil de construir y que el país asiático proporciona a aquellos estados que no pueden edificar su propio pabellón.

Sin embargo, las negociaciones se habrían estancado debido a los problemas económicos del país, según la parte japonesa.

Además de Argentina, también retiraron su participación México, Rusia, Estonia y el territorio insular de Niue. Cada uno por distintos motivos.

Está previsto que la Expo de Osaka 2025 se realice entre el 13 de abril y el 13 de octubre de ese año en la isla artificial de Yumeshima, en la bahía de la ciudad del oeste japonés, con la participación de unos 150 países y regiones. Se espera que el evento atraiga a unos 28 millones de visitantes.

Página 12

Compartir