24/07/2024

El peronismo en la provincia se juega a todo o nada para aprobar la semana que viene el proyecto, impulsado por el ministro de Salud, Nicolás Kreplak, que crea una empresa estatal de emergencias médicas.

El gobierno de Axel Kicillof no tiene los votos y debe buscar voluntades en el radicalismo o en un sector dialoguista de los libertarios. Con la UCR existen algunos acuerdos de gobernabilidad aunque el partido se niega a acompañar al peronismo en el recinto. Por eso algunos sectores de Unión por la Patria promueven la necesidad de cambiar de socio.

Esta semana, Kreplak jugó fuerte y se reunió con intendentes radicales que vienen planteando la necesidad de votar el texto. El ministro estuvo con los alcaldes Maximiliano Suescun (Rauch), Martín Randazzo (General La Madrid), Esteban Reino (Balcarce) y la interina Lorena Otermín (Maipú).

Sin embargo, existen diferencias entre los legisladores y los intendentes. Aunque siempre se dijo que los primeros responden a los segundos, ahora parece no ser tan así.

Un sector de los libertarios pide un asiento en el Bapro para aprobar la empresa de emergencias de Kicillof

«No hay cambios en la postura del bloque. No hay acuerdo. Al menos en esta sesión no lo vamos a acompañar», dijo a LPO una fuente del partido que sigue las negociaciones de cerca.

En un sector de los libertarios se muestran más cercanos. Se trata de un grupo de legisladores que llegó a las listas de La Libertad Avanza como parte de un para proporcionar a Javier Milei la estructura legal para competir en la provincia.

«Hicimos algunas consideraciones al proyectos. Si los cambios son contemplados podemos acompañarlo», dicen a LPO desde ese bloque. En rigor ese sector de los libertarios busca sellar un acuerdo político con el peronismo para ser la llave que le permita al oficialismo llegar a la mayoría simple en el recinto. Como adelantó LPO, a cambio pidieron un asiento en el poderoso directorio del Banco Provincia.

Nicolás Kreplak con intendentes radicales.

Por el momento, el acuerdo no está cerrado pero las negociaciones serán frenéticas a partir del lunes. Se sabe que Kicillof pidió puntualmente por ese proyecto a los tres diputados que llevan adelante las negociaciones: Alejandro Dichiara, Facundo Tignanelli y Juan De Jesús. La presión recae sobre ellos y la sesión del miércoles será la última antes del receso invernal.

Kicillof mete presión a la Legislatura para que apruebe la empresa estatal de emergencias de Kreplak

El peronismo necesita un acuerdo con la oposición para mover las leyes que envía el Ejecutivo. Por caso, esta semana el gobernador envió una iniciativa para revivir en la provincia una Ley de Góndolas, una herramienta económica que Javier Milei derogó a través del Mega DNU. El proyecto ingresó por el Senado y hubo algunos intentos de aprobarlo sobre tablas, sin embargo se logró juntar los votos.

Si en la sesión del miércoles se confirma un acuerdo con un sector de los libertarios se habrá consolidado un acuerdo por la gobernabilidad. La estrategia es que ese sector opositor acompañe los proyectos que requieran de una mayoría simple (la mitad más uno de los presentes).

En tanto, con el PRO y los radicales se buscará un acuerdo para llegar a los dos tercios que se requieren para aprobar aumentos de impuestos y autorizaciones de endeudamientos. Son proyectos que suelen ingresar una vez al año y se tratan junto al presupuesto en los últimos días de diciembre.

En el peronismo sostienen que en definitiva, en esas discusiones termina primando la postura de los intendentes opositores, más que la de los legisladores. El acuerdo se llega a través de obras de infraestructura para los municipios.

En el oficialismo reconocen que el bloque libertario de nueve diputados es heterogéneo, sin embargo aseguran que desde diciembre funcionaron sin fisuras adentro del recinto.

La diferencia hacia el interior de la banca tiene que ver con la relación con Milei, algunos están más cerca que otros del Presidente. Por tanto, de confirmarse el acuerdo todos pasarán a ser enemigos del máximo líder de los libertarios. 

Compartir