09/12/2022

Nea Digital

Toda la información en un solo lugar

Impactos: 5

La ministra Soneira expuso durante este evento internacional sobre la “Apicultura basada en la Naturaleza en Sudamérica”, permitiendo que el auditorio pudiera recorrer los más de 20 años de trabajo articulado entre la red de organizaciones apícolas y el Gobierno del Chaco.

En Estambul (Turquía), durante la Apimondia, la ministra de Ambiente y Desarrollo Territorial Sostenible Marta Soneira realizó una disertación en el Simposio de Apicultura Natural titulada “Apicultura basada en la Naturaleza en Sudamérica”. el auditorio recorrió los más de 20 años de trabajo articulado entre la red de organizaciones apícolas y el Gobierno del Chaco.
El congreso, que se desarrolló durante cuatro días, contó con 654 Abstracts, 175 Oral presentaciones Orales, 258 presentaciones de Poster, con más de 3450 participantes de 118 países y 336 empresas expositoras. “Debemos sentirnos orgullosos del lugar que alcanzó la cadena apícola del Chaco y de Argentina gracias al trabajo articulado privado-privado, privado – público, en el cual pudimos intercambiar conocimientos con empresas de producción, maquinaria y comercializadoras que están dispuestas a sumarse al desarrollo del Plan Apícola Chaco”, celebró Soneira.
En la oportunidad la funcionaria chaqueña planteó el liderazgo del Chaco a nivel nacional sobre producción y exportación de mieles orgánicas y su estrategia para alcanzar los resultados, la tendencia mundial sobre nuevos paradigmas de producción sostenible y la necesidad de alianzas estratégicas público – privadas.
También se refirió a los nuevos desafíos sectoriales para la planificación territorial y diseño de políticas de estado que garanticen áreas de desarrollo sostenible y conservación de áreas naturales. Y por último la incorporación de tecnología y conocimiento para lograr eficiencia productiva; y la consolidación de las relaciones para la integración de la cadena.
“Tenemos que afrontar nuevos desafíos ampliar el volumen de miel producida convencional y orgánica, incorporación de jóvenes productores y productoras, como así también el desarrollo y producción de propóleos y la industrialización de los productos”, concluyó.

En el mundo

El mercado mundial requiere cada vez más productos Premium basados en producción con prácticas sustentables y el cuidado del ambiente. Un claro ejemplo es el crecimiento mundial del 4,5% que han tenido las producciones orgánicas a nivel mundial, acompañado de un crecimiento de 7,5% de productores orgánicos. Argentina no es la excepción con 1.248 operadores primarios, 476 elaboradores y 130 comercializadores ha tenido un incremento del 2% en el mercado interno. Pero el 98% de la producción orgánica argentina se destina a los mercados más exigentes del mundo, donde en Estados Unidos alcanza un 48% y en Europa en un 38%.

En Chaco

Chaco posee 99.963 km2 con el 50% formaciones boscosas nativas, 508.000 hectáreas de humedales (Sitio Ramsar Nº 1366), siguiendo los valles aluvionales de los ríos Paraná y Paraguay, 500.505 hectáreas de montes con alto valor de preservación (zona roja – Ley Nac. Nº 26331) de presupuesto mínimo para la protección del bosque nativo. Se incorporaron a parques y reservas públicas y se han titularizado a favor de las comunidades originarias: 526.551 hectáreas

La producción de miel con certificación orgánica nuclea a más de 125 productores, con más de 10 mil colmenas, nueve salas de extracción habilitadas para procesamiento de producto orgánico, dos plantas de fraccionado, dos de homogeneizado y 8 marcas de mieles fraccionadas orgánicas.

“El proceso de producción orgánica en la provincia se basa en el posicionamiento del productor, su vida, sus costumbres y la fauna y flora que lo rodean, siendo el productor y el medio ambiente los actores principales”, precisó Soneira.
“Chaco posee ventajas competitivas y únicas para el desarrollo de productos diferenciados, los cuales el consumidor mundial quiere consumir y está dispuesto a pagar un diferencial de precio lo que permitirá conservar el medio ambiente generando mayor rentabilidad a nuestro productores, lo que se traducirá en una mejor calidad de vida”, celebró.

La articulación como clave

La cadena apícola del Chaco es una clara muestra de articulación entre productores, la red de organizaciones apícolas, el Gobierno del Chaco a través de los Ministerios de Ambiente y Desarrollo Territorial Sostenible y el Ministerio de la Producción Industria y Empleo, instituciones nacionales como el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA), la Universidad Nacional del Nordeste (UNNE), instituciones provinciales como Bromatología,, empresas certificadoras, Organización Internacional Agropecuaria (OIA), Food Safety, empresas comercializadoras, Mieles del Chaco, Gruas San Blas y la red de proveedores que se complementa con carpinterías, cabañas apícolas y estampadoras de cera entre otras más.