07/02/2023

Nea Digital

Toda la información en un solo lugar

Foto Fernando Gens enviado especial
Foto: Fernando Gens, enviado especial.

El seleccionado argentino desafiará al vigente campeón Francia en busca del último paso hacia la gloria en el Mundial de Qatar, un sueño colectivo que excede las fronteras del país por el deseo universal de coronar a Lionel Messi.

Cerca de 90.000 personas asistirán al Estadio Lusail y más de 3.500 millones de telespectadores en todo el planeta seguirán desde el mediodía argentino, las 18:00 local, la definición de la primera Copa del Mundo en Medio Oriente.

El partido posterior a la ceremonia de clausura será arbitrado por el polaco Szymon Marciniak, quien estará acompañado por sus compatriotas Pawel Sokolnicki (primer asistente), Tomasz Listkiewicz (segundo) y Tomasz Kwiatkowski (VAR).

El principal escenario de Qatar 2022, con una capacidad de 88.966 localidades, tendrá un ambiente netamente favorable al seleccionado de Messi. Los 35.000 argentinos asistentes se complementarán con otros miles de fanáticos de diferentes partes del mundo que anhelan la consagración del 10. Los franceses contarán con el apoyo de 6.000 hinchas, aproximadamente.

Messi, de 35 años, jugará su último partido por la Copa del Mundo de la FIFA en la misma jornada que batirá el récord de presencias (26) después de participar en las últimas cinco ediciones (Alemania 2006, Sudáfrica 2010, Brasil 2014, Rusia 2018 y Qatar 2022).

El capitán asumirá su segunda final mundialista en busca de una revancha por la derrota sufrida en tiempo suplementario ante Alemania (0-1), hace más de ocho años en el Maracaná de Río de Janeiro, Brasil.

Foto Fernando Gens enviado especial
Foto: Fernando Gens, enviado especial.

Esta edición del máximo torneo de la FIFA ofreció una despampanante actuación del astro, quien lidera la tabla de máximos goleadores junto a Kylian Mbappé (5) y también la de asistencias con Antoine Griezmann (3) y otros dos jugadores que ya no están en la competencia.

La final del Mundial 2022 se presenta como una disputa simbólica entre Messi y Mbappé (23), compañeros en el París Saint-Germain (PSG), club que es propiedad de capitales qataríes y presidido por el empresario local Nasser Al-Khelaifi.

Pero también como una pulseada entre dos seleccionados que aspiran a bordar la tercera estrella en el escudo de su federación. Argentina fue campeón en 1978 y 1986, mientras que Francia coronó en 1998 y 2018.

Foto Maximiliano Luna enviado especial
Foto: Maximiliano Luna, enviado especial.

El camino de la «Scaloneta»

El equipo de Lionel Scaloni transitó la competencia de menor a mayor: debutó con una sorpresiva derrota ante Arabia Saudita, logró su pase a la ronda final tras ganarle a México y Polonia y luego eliminó a Australia, Países Bajos -por penales- y al subcampeón Croacia en su mejor actuación.

El camino de Francia

Francia ganó su grupo con victorias sobre Australia y Dinamarca -perdió el último con Túñez- y a partir de octavos dejó en el camino a Polonia, Inglaterra y Marruecos.

El seleccionado francés, que supo disimular bajas previas de importancia como Paul Pogba, N´Golo Kanté y Karim Benzema, entre otros, persigue el tercer bicampeonato consecutivo en la historia de los Mundiales, algo que sólo pudieron conseguir Italia en los años del fascismo (1934-1938) y Brasil (1958-1962) durante la etapa inicial de «O Rei» Pelé.

La Selección Argentina llega a la final con todo su plantel a disposición, después de recuperar a los suspendidos Gonzalo Montiel y Marcos Acuña y también a Ángel Di María, que arrastra una molestia muscular desde la llave de octavos de final.

El actual jugador de la Juventus, de 34 años, podría retornar a la titularidad en el partido que marcará el cierre de su etapa con la camiseta argentina, que vistió 128 veces desde su debut en 2008 bajo el mando de Alfio Basile.

Foto Fernando Gens enviado especial
Foto: Fernando Gens, enviado especial.

Di María, junto a Messi, es el único futbolista del actual plantel que disputó el Mundial de Brasil, aunque no pudo estar en aquella final en el Maracaná por una lesión. En ese mismo escenario, en 2021, anotó el gol de la final de la Copa América contra el local que cortó una sequía de 28 años.

Scaloni ya resolvió el esquema y la formación inicial para el último encuentro en Qatar pero no quiso confirmarlo. Una posibilidad es la inclusión de Di María para jugar con un 4-3-3 y la otra es el ingreso de Lisandro Martìnez en una línea defensiva de 5 para contrarrestar el poderío ofensivo del actual campeón mundial.

Francia trabajó este sábado con todos sus jugadores tras las cinco bajas del viernes por dolencias físicas y un virus que afectó a su plantel en los días. Los jugadores excluidos ayer fueron Raphael Varane, Ibrahima Konaté y Kingsley Coman, con síntomas del «virus del camello», y Theo Hernández y Aurélien Tchouaméni, golpeados.

Foto Maximiliano Luna enviado especial
Foto: Maximiliano Luna, enviado especial.

Ninguno de ellos tendrá inconvenientes para ser alineado por el entrenador Didier Deschamps, quien también recuperará al defensor Dayot Upamecano y al mediocapista Adrien Rabiot, ausentes en semifinales por el virus.

Argentina tiene ventaja de 2-1 en el historial mundialista con los franceses pero perdió en el único antecedente de eliminación directa (3-4 por los octavos de final de Rusia 2018). Sus dos triunfos fueron en la fase de grupos de 1930 (1-0) y 1978 (2-1).

Relacionadas

Formaciones probables