07/02/2023

Nea Digital

Toda la información en un solo lugar

Foto Gentileza DGCyE
Foto: Gentileza DGCyE.

Alumnos de una escuela primaria del municipio bonaerense de San Martín estudiaron durante todo el año sobre la vida del astro del fútbol Diego Maradona, se identificaron con su origen humilde y reflexionaron sobre las adicciones, la violencia de género y el ejercicio de la paternidad.

Estos temas atravesaron al jugador y también aparecían como problemáticas de los entornos de los estudiantes, quienes valoraron que es posible luchar y alcanzar un sueño, independientemente de un contexto desfavorable.

Se trata de los alumnos de 6to A y 6to C de la Escuela Primaria de Jornada Completa N° 33, de San Martín, quienes llevaron adelante el proyecto pedagógico «Armando a Maradona», ideado por los docentes Walter Auer y Noel Ardito, los cuales trabajaron la vida del ídolo argentino desde diferentes áreas curriculares, informó el programa Protagonistas, de la Dirección General de Educación y Cultura bonaerense.

«Lo fundamental fue que entendieron que el ser pobre no me tiene que condicionar, me tiene que empoderar, les enseñó a luchar por sus sueños. Se dieron cuenta que Diego, a pesar de sus errores, fue un hombre que se enfrentó a los poderosos, que hicieron lo imposible para destrozarlo, por manchar su imagen en todos los aspectos»

«El proyecto surgió en función de la situación socioeconómica del barrio donde está ubicada la escuela 33, el barrio Independencia, comúnmente conocido como Villa Curita; y a que era un año mundialista, los chicos traían ese tema a la escuela entonces pensamos en tomar esa figura tan emblemática y lo llevamos al llano», explicó a Télam Auer.

Remarcó que «se buscó separar a Diego de lo futbolístico. Todos sabemos de sus glorias deportivas, pero lo más importante fue el Diego humano, con errores, quien, como decía Eduardo Galeano, era el más humano de los dioses, el dios de barro que se parece a nosotros».

Foto Gentileza DGCyE
Foto: Gentileza DGCyE.

«Hemos desnudado a Diego para que lo puedan ver desde todos los ángulos y aristas. Y en verdad los chicos se han enamorado de esta figura de Diego, lo quieren mucho, y lo tomaron así con errores, aciertos, virtudes y miserias porque se sintieron identificados. Su vida es muy parecida a la de ellos y eso les penetró directamente», explicó el docente.

Auer aseguró que «pudimos descubrirlo y criticarlo desde un lugar positivo, desde un análisis no destructivo».

«El proyecto fue interdisciplinario. Pudimos hablar de la movilidad social ascendente, de la soberanía, la identidad, el cuidado del cuerpo y ESI (Programa de Educación Sexual Integral). Empezamos estudiando cómo era el barrio de Diego en los ´60. Vimos las similitudes de las casas precarias, la contaminación, el hambre, la falta de servicios básicos, de agua de red, las calles sin asfaltar, la inseguridad y las drogas«, detalló.

Reconoció que «las drogas están muy presentes en nuestro barrio, los chicos conviven tanto con la inseguridad como con la droga. Este cuadro comparativo les permitió ver que comparten cosas en común con Diego. Se identificaron con este Diego que vivió en un barrio complejo, con situaciones semejantes a las de ellos y sin embargo pudo salir adelante. Un pibe de barrio que llegó a la cima del mundo. Eso aumentó la autoestima de los chicos».

«El Mesías de Fiorito»

Dado que Maradona vivió su adolescencia y primera juventud bajo la dictadura cívico militar que gobernó Argentina -tenía 16 años cuando fue el golpe de Estado-, el proyecto contempló trabajar sobre la resistencia que llevaron adelante por entonces las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo.

Foto Gentileza DGCyE
Foto: Gentileza DGCyE.

Fue así como Maradona inspiró a los alumnos y alumnas a hacer una obra de teatro («El Mesías de Fiorito»), muestras plásticas y murales, construir la maqueta del Estadio Azteca y recibir las visitas de periodistas y escritores reconocidos.

También oyeron canciones relacionadas al astro y leyeron «El crepúsculo de los ídolos», del filósofo alemán Friedrich Nietzsche; «El poder: una bestia magnífica», del filósofo e historiador francés Michael Foucault; «El fútbol, de la mano», del escritor argentino Eduardo Sacheri; y «El fútbol, a sol y sombra», del escritor uruguayo Eduardo Galeano, entre otros.

El área de Inglés de la institución también se ocupó del ídolo, y los alumnos trabajaron el relato del «gol del siglo» en ese idioma.

Desde la Dirección General de Educación y Cultura bonaerense explicaron a esta agencia que «el proyecto Maradona surgió por inquietud de los docentes de la Escuela de San Martín y lo realizaron en un contexto puramente educativo. Partieron de una figura popular y trabajaron de manera interdisciplinaria distintos aspectos como las adicciones, la alimentación, la violencia de género, el deporte, los derechos humanos, la soberanía, etc».

Auer remarcó que «los directivos nos dieron un total y absoluto respaldo al proyecto y de parte de las familias también, incluso participaron armando rifas para afrontar el costo de los traslados a las canchas de Boca y Argentinos Juniors. Sí nos pasó que una familia que tenía relación directa con la iglesia evangélica y no les gustaba mucho que su hijo hablara sobre Diego, se fue trabajando y el propio chico hizo cambiar de opinión a la familia«.

La vida de Diego y las clases de ESI

Precisó que Diego también apareció en las clases de ESI, que dan médicos de la salita del barrio, ya que «los chicos viven con situación de violencia, de abuso, con madres que sufren violencia de género, donde el patriarcado está muy enquistado en el seno de las familias, y abordamos también la situación de no reconocer a un hijo y el ir haciéndose cargo de esas situaciones».

Celebró que «con este proyecto, chicos que tenían problemas de alfabetización comenzaron a leer en los recreos, en las horas libres».

Foto Gentileza DGCyE
Foto: Gentileza DGCyE.

«Lo fundamental fue que entendieron que el ser pobre no me tiene que condicionar, me tiene que empoderar, les enseñó a luchar por sus sueños. Se dieron cuenta que Diego, a pesar de sus errores, fue un hombre que se enfrentó a los poderosos, que hicieron lo imposible para destrozarlo, por manchar su imagen en todos los aspectos«, agregó.

Tiziano, un alumno que personificó a Maradona en la obra de teatro escolar, explicó que «antes sólo sabía que Maradona había ganado un Mundial, pero ahora entiendo mucho más de su contexto. Hasta me sirvió para aprender sobre (el accidente nuclear) de Chernóbil y (la construcción y caída de) el Muro de Berlín».

Valoró también que «a pesar de tener mucha plata nunca olvidó que vino de un barrio muy pobre».

Además, gracias a lo que aprendió del astro de fútbol, dice haberse animado a probarse en el club Ferro Carril Oeste.

«Tengo que ir el año que viene, espero tener suerte», dice con ojos brillantes de ilusión, en la serie «Protagonistas» que puede verse en el canal oficial BAEducación en este link.

Desde la Dirección General de Educación y Cultura bonaerense explicaron a esta agencia que «en las escuelas ocurren situaciones destacables que nos interesa contar, porque son la base sobre la que se construye la educación. ‘Protagonistas’ es un espacio creado en el portal oficial de la Dirección General de Cultura y Educación para mostrar esas historias también como noticias».

«Si Diego pudo ¿por qué yo no?»

Ludmila contó sonriente: «A mi Diego me enseñó que no importa de dónde vengas vas a salir adelante igual». Y agregó que «aprendimos cosas nuevas y aprendimos el potencial que no sabíamos que teníamos».

Wanda, de 11 años, de pie junto al mural del rostro de Maradona, narró que tenía muchas dudas con respecto a su deseo de jugar al fútbol y el temor a que se burlaran de ella.

«Antes creía que no iba a poder jugar al fútbol, que me iban a cargar, pero si Diego pudo ¿por qué yo no?», sostuvo.