28/09/2022

Nea Digital

Toda la información en un solo lugar

El Gobierno de Bolivia anunció que pedirá a Brasil la extradición de Luis Fernando López.

El Gobierno de Bolivia anunció que pedirá a Brasil la extradición de Luis Fernando López.

El Gobierno de Bolivia anunció este jueves que pedirá a Brasil la extradición de Luis Fernando López, quien fue ministro de Defensa durante el Gobierno de facto de Jeanine Áñez, por su presunta responsabilidad en un «intento de magnicidio» del presidente Luis Arce.

El anuncio se produce después de que el Gobierno boliviano denunciara que sicarios y paramilitares colombianos que participaron del reciente asesinato del presidente de Haití, Jovenal Moise, ingresaron meses antes a Bolivia con intención de matar a Arce, un plan cuyo presunto autor intelectual es López.

El Gobierno se basa en una investigación publicada por la revista estadounidense The Intercept, según la cual el plan buscaba a cualquier costo impedir que Arce asumiera la presidencia del país.

«Con este caso, vamos a pedir la extradición del señor López Julio desde Brasil para que pueda rendir cuentas», dijo el ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo.

«Con este caso, vamos a pedir la extradición del señor López Julio desde Brasil para que pueda rendir cuentas»

Eduardo del Castillo

López abandonó el país antes de que Arce asumiera el poder en 2020.

Según Del Castillo, el exministro tuvo «contactos constantes con estos grupos irregulares y paramilitares mediante empresas con experiencia en combate como en Irak, Afganistán y otros» para el intento de magnicidio, según informó el diario boliviano La Razón.

El viceministro de Seguridad Ciudadana de Bolivia, Roberto Ríos, resaltó el martes que una serie de audio incluidos en la investigación de The Intercept permiten «determinar» que López «es el autor intelectual del intento de magnicidio del excandidato y actual presidente Arce», pero no se descarta que haya más implicados.

Fue por un "intento de magnicidio" del presidente Luis Arce.

Fue por un «intento de magnicidio» del presidente Luis Arce.

Ríos dijo que el intento de atentar contra el ahora mandatario boliviano no se llegó a concretar porque, entre otras cosas, las autoridades tomaron las medidas necesarias, al tiempo que Arce, quien conocía estas intenciones, fue muy cauto al no participar en todos los eventos al aire libre.

López se encuentra fugado de la justicia boliviana y ya está acusado por el Golpe de Estado perpetrado contra el expresidente Evo Morales y por las masacres de Sacaba y Senkata en noviembre de 2019, al margen de otro proceso por sobreprecios en la compra de gases lacrimógenos para las fuerzas de seguridad.

Las autoridades bolivianas emitieron también órdenes de arresto contra el excomandante de las Fuerzas Armadas Williams Kaliman y el excomandante de la Policía Yuri Calderón tras no presentarse a una audiencia por el Golpe de Estado.

El caso se enmarca en una investigación tras la denuncia de una exdiputada del Movimiento al Socialismo (MAS) que acusó a Luis Fernando Camacho, gobernador de Santa Cruz y candidato en las presidenciales del año pasado, de instigar junto a su padre y varios mandos militares y policiales las revueltas y la salida del poder de Evo Morales tras las elecciones de 2019.