27/09/2021

Nea Digital

Toda la información en un solo lugar

Chaco Reactiva: Entregan kit de insumos y herramientos a ladrilleros

Con el objetivo de fomentar la producción, el Instituto de Desarrollo Urbano y Vivienda (IPDUV) entregó equipos, palas y rollos plásticos para cubrir los adobes a integrantes del Consorcio de Ladrilleros de Resistencia Zona Norte 10.

En el marco del programa Chaco Reactiva, el Instituto de Desarrollo Urbano y Vivienda (IPDUV) entregó kit de herramientas y equipamientos a integrantes del Consorcio de Ladrilleros de Resistencia Zona Norte 10, que realiza la producción artesanal del material de construcción que es clave para desarrollar la economía regional y la terminación de obras.
Equipos, insumos, palas y rollos de plásticos para cubrir los adobes formaron parte de la entrega encabezada por el presidente del Ipduv, Diego Arévalo, con el objetivo de impulsar y fomentar la producción de ladrillos.

“Desde el inicio de la gestión y más aún en el contexto de una difícil pandemia para muchos sectores, apostamos al trabajo en conjunto para sortear los desafíos”, remarcó Arévalo.
Desde hace meses, los ladrilleros vienen logrando una importante producción, lo cual resulta clave para el abastecimiento de un material tan valioso para la reactivación de la economía. El sistema constructivo con ladrillo, el más extendido en Argentina con cerca del 90% de las obras públicas y privadas, permitió poner en marcha las economías regionales como la que se desarrolló en la provincia del Chaco.
Con la aparición de los proyectos nuevos y de la reactivación de obras paralizadas el mercado volvió a ordenarse hacia una demanda relacionada con la obra privada y pública. En este sentido, la demanda más fuerte de este tipo de material provino de los de las empresas constructoras que desarrollan las obras públicas.

Desarrollar la economía regional e impulsar la producción
El sector dedicado a la producción de ladrillos abastece a gran parte de la región y conforma un eslabón importante en el sector de la construcción. A través del impulso que le otorga el Gobierno se logrará la articulación necesaria entre lo público y lo privado incentivando el desarrollo del sector. Así, los operarios podrán sostener la producción de un producto clave para la construcción.
“Será un año de apostar a un trabajo en conjunto, para sortear los desafíos que se nos presentan y lograr el crecimiento económico que necesitamos en la provincia”, remarcó el titular. En ese sentido, detalló que el impulso de nuevos proyectos, la concreción de más de 2.000 obras que estaban paralizadas y el desarrollo de otras 2.700 que fueron aprobadas por nación, conforman parte de un modelo productivo que dará un gran impulso a la economía local y regional”, finalizó el funcionario.