20/10/2021

Nea Digital

Toda la información en un solo lugar

Chaco tiene una nueva donante de médula ósea

Takushi Erika Shikuzo, de 29 años, se convirtió en la primera donante mujer del Chaco y la primera en el país con ascendencia japonesa. La donación de la joven solidaria chaqueña benefició a una paciente adulta de Argentina, que sufre una leucemia mieloide aguda, un tipo de cáncer de la sangre y la médula ósea.
El Ministerio de Salud Pública, a través del Centro Único de Coordinación de Ablación e Implante de la provincia (CUCAI Chaco), informó que la provincia cuenta con una nueva donante voluntaria de médula ósea, convirtiéndose en la octava donante del Chaco. Se trata de Takushi Erika Shizuko, una joven de 29 años oriunda de la localidad de Laguna Limpia y que actualmente vive en Resistencia, cursando el quinto año de la carrera de Odontología.
Lo especial de esta donación es que Shizuko se convirtió en la primera donante de médula ósea del país con ascendencia japonesa, y en la primera donante mujer del Chaco, ya que la anteceden los siete donantes de médula chaqueños: Gabriel, Matías, Fernando, José Ramón, Cristian, Daniel y José Luis. La donación de la joven solidaria chaqueña benefició a una paciente adulta de Argentina, que sufre una leucemia mieloide aguda, un tipo de cáncer de la sangre y la médula ósea.
“Estamos muy felices y emocionados con esta nueva noticia que sumará a la provincia otra donante más de médula ósea, mostrando así la solidaridad de la sociedad chaqueña y que la donación ayuda a salvar vidas”, explicó el Director del CUCAI Chaco, Dr. Christian Dellera.

La historia de Shizuko comienza en el 2017, cuando se acercó al Banco de Sangre del Hospital Perrando a donar sangre para un ser querido. Previamente a ello, se había enterado de la donación de médula a través de publicaciones en las redes sociales del CUCAI Chaco. Por ello es que sintió curiosidad sobre el tema y se informó con las profesionales del Banco: “Me explicaron amablemente el paso a paso de la inscripción, y que solamente consistía en donar un frasquito más de sangre, que una vez analizado quedaba en la lista de donantes de médula. Entonces, viendo que era una tarea sencilla y que podía ser de gran ayuda, accedí a inscribirme como Donante Voluntaria de Médula o CPH (Células Progenitoras Hematopoyéticas)”, explicó la joven chaqueña.
Cuatro años después, a mediados del 2021, Shizuko se enteraba que resultó compatible con una paciente de Argentina, que transitaba una leucemia y necesitaba una donación de médula para tratar su enfermedad.

“Cuando me enteré, sentí una emoción muy grande, no por mi sino por la persona que iba a tener la posibilidad de salvar su vida. Me puse del lado de la familia que está esperando un donante para su ser querido, y sentí mucha alegría al ver que un pequeño acto solidario puede ser de gran ayuda para otra persona”. A partir de ese emotivo momento, la joven chaqueña se puso en contacto con los profesionales encargados de la temática, y luego de una logística del operativo provincial y nacional, concluyó con éxito su donación de médula durante el mes pasado, en Buenos Aires.
También se destaca la invaluable labor de las enfermeras y directora del Centro de Salud “Dra. Cecilia Grierson”, del barrio Mujeres Argentinas en Resistencia. Dicho personal fue quien tuvo la responsabilidad de llevar adelante los tratamientos y cuidados de la donante chaqueña las 72 horas previas al trasplante.
“Después de todo lo que he vivido, creo que donar médula es un acto muy importante que puede hacer una persona. Es donar vida en vida. La satisfacción que uno siente a hacerlo es muy grande, y más grande para la familia y el paciente que recibe esa donación para poder recuperar su calidad de vida. Les aconsejo que se inscriban como donantes, lo que uno siente es increíble y nunca se lo van a olvidar. Háganlo con el corazón, y quizá el día de mañana puedan ayudar a salvar una vida”, fue el mensaje final que dejó Shizuko.
Estadísticas provinciales y nacionales de donantes de médula
Desde que el 1° de abril de 2003 el Ministerio de Salud de la Nación pusiera en funcionamiento el Registro Nacional de CPH en el ámbito del INCUCAI, el Sistema de Salud garantiza que todo paciente argentino con indicación de trasplante pueda ser tratado en nuestro país sin necesidad de viajar al exterior. A partir de esa fecha se posibilitó que 1.319 pacientes argentinos que no tenían un donante compatible en su grupo familiar accedan a un trasplante de médula ósea con donantes provenientes de los Registros. En este período, el Registro aportó 298 donantes de médula ósea, 180 para pacientes argentinos y 118 para pacientes del extranjero.
En Chaco, el Registro Provincial de Donantes de Médula Ósea funciona desde el 2006. Actualmente, más de cuatro mil chaqueños están inscriptos como donantes voluntarios de médula ósea, a la espera de que surja un paciente receptor compatible que necesite un trasplante. Asimismo, en tan sólo seis años, ocho chaqueños ya hicieron efectiva su donación de médula ósea, beneficiando con el trasplante a pacientes argentinos y extranjeros, mejorando así su calidad de vida.

Estas buenas noticias se dan justamente en la antesala del Día Mundial del Donante de Médula Ósea y Sangre de Cordón Umbilical, una iniciativa que se celebra este sábado 18 de septiembre desde la Asociación Mundial de Registros Donantes de Médula Ósea (WMDA), con el objetivo de agradecer a los donantes de médula de todo el mundo, ya sea a los donantes no relacionados, a los donantes familiares, a los donantes de sangre del cordón umbilical y a quienes están inscritos en los registros esperando ser convocados para donar. También es un día para crear conciencia entre el público en general y los tomadores de decisiones sobre la importancia de registrarse como donantes y sobre el impacto del trasplante de Células Progenitoras Hematopoyéticas (CPH) en la vida de los pacientes.
¿Por qué donar?
Cada año, a cientos de personas se le diagnostican enfermedades hematológicas como leucemia, anemia aplásica, linfoma, mieloma, errores metabólicos o déficits inmunológicos que pueden ser tratadas con un trasplante de médula o CPH. Sin embargo, sólo entre el 25 y 30 por ciento de estos pacientes tiene la posibilidad de encontrar un donante compatible en su grupo familiar. El resto debe recurrir a un donante no emparentado a través de los registros de donantes voluntarios, como el Registro Nacional de CPH.
Cómo donar
Para ser donante se requiere gozar de buen estado de salud, tener entre 18 y 40 años y pesar más de 50 kilos. Quienes quieran donar pueden dirigirse a los centros de donantes, que funcionan en los Servicios de Hemoterapia de 180 centros de donación de todo el país, y en el momento de donar sangre dar el consentimiento del donante para ingresar en el Registro.
En Chaco, el Registro Provincial funciona en el Centro de Hemoterapia (Hospital Perrando – Av. 9 de Julio 1101). Además de poder inscribirse como donante en dicho lugar (7:30 a 12 hs) también se van realizando colectas en varios lugares y fechas puntuales. Se recomienda comunicarse previamente al celular 3624-810071 o bien con las redes sociales del CUCAI Chaco y del Centro Provincial de Hemoterapia.

Se puede encontrar toda la información para informarse y registrarse como donante ingresando en: https://www.argentina.gob.ar/donar-medula.