28/11/2022

Nea Digital

Toda la información en un solo lugar

Marta Ramallo madre de Johana cuyo cadver fue hallado en las costas de Berisso en 2018 Foto Cabrera Eva
Marta Ramallo, madre de Johana cuyo cadáver fue hallado en las costas de Berisso en 2018. //Foto Cabrera Eva

La imagen de Johana Ramallo, desaparecida en el 2017 en un contexto de trata de personas y cuyo cadáver mutilado fue hallado en las costas de la localidad bonaerense de Berisso en agosto de 2018, fue instalada en la entrada de los tribunales federales de la ciudad de La Plata, y para la madre de la joven es la prueba de que se sigue “en la búsqueda de la verdad y justicia».

La iniciativa forma parte del «Programa Mariposas», una política del Ministerio de Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual bonaerense que promueve la construcción de la memoria colectiva en las comunidades en torno a las víctimas de femicidios, travesticidios y transfemicidios.

El acto, realizado en la reja de los tribunales federales de La Plata, contó con la presencia de Marta Ramallo, mamá de Johana y de Flavia Delmas, subsecretaria de Políticas contra las Violencias por Razones de Género, además de autoridades municipales y provinciales.

Delmas destacó la importancia de emplazar en la puerta de los Tribunales Federales de La Plata «una señalización” que dice que todavía necesitan “la justicia necesaria y la verdad. No solo para la familia sino para toda la sociedad en su conjunto».

Por su parte, Marta Ramallo, mamá de Johana, explicó que la “señalización es la prueba” de que siguen “en la búsqueda de la verdad y justicia, ya que quieren “saber qué pasó con Johana” y la “Justicia” les “debe esa respuesta”.

Seguiremos en el camino del pedido de Justicia de nuestra Johana y de todas nuestras ´Johanas´ desaparecidas por un Poder Judicial ausente, un Estado que abandonó a nuestras hijas e hijos en especial en el periodo de (el expresidente Mauricio) Macri y (la exgobernadora María Eugenia) Vidal, que fueron ignorados por el Estado», afirmó.

Posteriormente, Marta Ramallo junto a sus hijos y a una veintena de compañeros y amigos de Johana, se dirigieron la esquina de 3 y 44 de La Plata, para restaurar el mural del rostro de la joven que fuera asesinada por una red de trata.

La desaparición de Johana

Johana fue vista por última vez el 26 de julio de 2017, cuando salió de su casa, donde vivía con su madre y su pequeña hija con la promesa que regresaría a las 20.30 de ese día, lo que nunca ocurrió.

Los restos mutilados de su cuerpo fueron hallados en las costas de la ciudad de Berisso en agosto de 2018, aunque no fueron identificados como pertenecientes a la joven hasta el 2019.

Finalmente, a fines de junio último, la justicia detuvo a Carlos «El Cabezón» Rodríguez, a quien se le trabó un embargo de 10 millones de pesos.

Rodríguez está con prisión preventiva como acusado de los delitos de «comercio de estupefacientes en concurso ideal con explotación económica de la prostitución en la ‘zona roja’ de la ciudad de La Plata, y promoción, facilitación y explotación económica de la prostitución ajena agravados por el abuso de la situación de vulnerabilidad en tres oportunidades», entre ellos el caso de Johana.