28/11/2022

Nea Digital

Toda la información en un solo lugar

Foto Eliana Obregn
Foto: Eliana Obregón

Militantes y referentes del Frente de Todos (FdT) manifestaron este sábado su apoyo a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner con actos en diferentes ciudades del país que tuvieron como epicentro la ciudad de Buenos Aires, donde el PJ porteño trasladó una marcha que había previsto en Parque Lezama a Recoleta tras la decisión del Gobierno de Horacio Rodríguez Larreta de disponer un vallado en las inmediaciones del domicilio de la expresidenta, en el barrio de Recoleta, donde la Policía Porteña reprimió a manifestantes.

Los incidentes represivos en la cercanía del domicilio de la expresidenta comenzaron luego de que un grupo de manifestantes tumbara las vallas que en la mañana de este sábado fueron dispuestas por efectivos policiales, que en horas de la tarde lanzaron agua desde camiones hidrantes y gases lacrimógenos sobre la multitud.

Además, el periodista Ezequiel Guazzora fue golpeado en la cabeza por la acción de los efectivos policiales y había otras personas que habían sido heridos.

El diputado bonaerense Matías Molle, el exlegislador provincial Facundo Tignanelli y el periodista y funcionario bonaerense Fabián «Conu» Rodríguez también resultaron apresados por la Policía de la Ciudad, según consignó el canal A24.

Pero más tarde, la Policía porteña informó que todos los detenidos habían sido liberados, mientras los uniformados se retiraban del lugar y los manifestantes lograron posicionarse en la calle Juncal, donde se había montado una vigilia desde el lunes a la noche.

La vicepresidenta en sus redes sociales se pronunció sobre este operativo dispuesto por el Gobierno porteño y manifestó que «La lógica del Sr. Larreta es la misma lógica del partido judicial».

«Para los macristas: cuidado y protección. Para los peronistas: vallas, infantería de la Policía de la Ciudad y hasta palos, gas lacrimógeno y gas pimienta como la noche del lunes. Nunca fueron ni serán democráticos», remarcó la Vicepresidenta.

El traslado del lugar de la marcha en CABA fue anunciado al mediodía por el presidente del Partido Justicialista porteño, Mariano Recalde, en su cuenta de la red social Twitter donde escribió: «Se suspende el acto de hoy en Parque Lezama. Las vallas de Larreta no van a frenar el apoyo a Cristina. Todos a la Plaza de Juncal y Paraná. Todos con Cristina» y sostuvo luego en declaraciones a C5N que permanecerán en el lugar «hasta que saquen las vallas».

Las vallas habían sido dispuestas esta mañana en Juncal y Paraná y Juncal y Uruguay, en inmediaciones del domicilio de la vicepresidenta en Recoleta, donde también concurrió la guardia de infantería y un camión hidrante de la Policía de la Ciudad, que se retiraron unas horas pero luego volvieron y reprimieron a manifestantes cuando éstos derribaron el vallado.

El jefe de Gabinete porteño, Felipe Miguel, explicó en declaraciones a la prensa, antes de la represión policial, que «una cosa es acompañar y otra es alterar el orden público durante varios días consecutivos en un barrio de la Ciudad» y dijo que «el vallado va a estar el tiempo que sea necesario, vamos a ser firmes para que el barrio recupere la tranquilidad».

En el marco de la marcha, el diputado nacional del FdT, Leopoldo Moreau, anunció en declaraciones al mismo canal que denunciará al jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y al Ministerio de Seguridad de CABA porque «la Policía de la Ciudad estaba filmando y haciendo un registro de los manifestantes en la esquina de Paraná y Juncal» y «eso es espionaje ilegal».

Por su parte, el secretario de Derechos Humanos, Horacio Pietragalla Corti, sostuvo en declaraciones realizadas a la prensa desde la marcha como «una locura lo que está haciendo la ciudad de Buenos Aires de estar vallando la ciudad con un aparato represivo, estamos muy preocupados» y afirmó que «desde la secretaría de Derechos Humanos vamos a presentar un habeas corpus preventivo por posible provocación que pueda cometer la policía».

«Lo está preparando los abogados de la Secretaria para presentar en la Justicia. Estuvimos filmando todo el operativo para tener más o menos identificados en el caso de que pueda haber algún caso de violencia o represión», explicó en ese sentido.

La convocatoria

Entre los referentes del Frente de Todos (FdT) que concurrieron a la marcha estuvieron funcionarios nacionales y provinciales, intendentes bonaerenses, legisladores, Recalde, Eduardo «Wado» de Pedro, Daniel Filmus, Gabriela Cerruti, Andrés Larroque, Pietragalla Corti, Hugo Yasky, Juan Grabois, Daniel Menéndez, Itai Hagman, Natalia Zaracho, Rafael Klejzer, y Daniel Catalano, entre otros.

La manifestación en la Plaza Vicente López, donde había carteles con consignas como «El pueblo con Cristina la mafia con Macri», «La defensa de Cristina es una tarea nacional» y «Si la tocan a Cristina que quilombo se va a armar», se realizó en el marco de cánticos dirigidos a Larreta como «Sacá las vallas» y la marcha peronista y banderas de ATE, Taxistas Unidos, El Nuevo Encuentro Peronista, Frente Popular Darío Santillán y Movimiento Popular la Dignidad, entre otros.

Cerruti dijo en declaraciones a C5N que el vallado «habla de la persecución que hay contra la vicepresidenta, una persecución mediática y judicial, apoyada por Rodríguez Larreta y Macri y la oposición» y sostuvo que la marcha «habla del enorme fervor que despierta una de las líderes de nuestro espacio».

«El Presidente (Alberto Fernández) está siguiendo todo lo que está sucediendo, está en Olivos ahora en comunicación permanente, está hablando también con el ministro Aníbal Fernández, que no puede meterse en jurisdicción de la Ciudad, pero viendo como se desenvuelve la situación», señaló la portavoz presidencial.

La funcionaria recordó que el jefe de Estado «ya ha expresado su posición contundente no solo ahora sino desde el principio de la causa diciendo que es un escándalo, un mamarracho jurídico».

Asimismo, afirmó que «lo que tiene que entender el Gobierno de la Ciudad es que lo que acompaña a la vicepresidenta es una manifestación de amor popular y el amor no hace mal a nadie». pidió que el jefe de Gobierno porteño «saque estas vallas profundamente antidemocráticas, autoritarias, que es no entender la relación de una líder con su pueblo».

Grabois, por su parte, señaló en declaraciones a Télam que «el vallado es una estupidez propia de la tradición histórica gorila, levantar los puentes en el ’45, levantar vallas ahora, pero los muros siempre caen» y expresó que la plaza «se va a llenar de gente».

Yasky, a su vez, en declaraciones a esta agencia, destacó que «nuestro pueblo luchó mucho contra las dictaduras, tuvimos genocidio, la proscripción de Perón, pero siempre la violencia y la represión fue la lógica con la que quisieron romper el vínculo con su líder» y «sucede ahora con Cristina».

Las marchas en todo el país

Las distintas expresiones del FdT realizaron encuentros y movilizaciones en distintas plazas del país, con epicentro en la ciudad de Buenos Aires y distintos municipios del conurbano bonaerense, en respaldo de la Vicepresidenta, luego de que el fiscal de la causa conocida como Vialidad pidiera para la exmandataria 12 años de prisión e inhabilitación para ejercer cargos públicos.

Bajo las consignas «A Cristina la defiende el pueblo» y «Si vienen por ella, vienen por tus derechos», una de las manifestaciones principales iba a ser la organizada por el FdT porteño, que había convocado a congregarse desde las 15 en el Parque Lezama, del barrio de San Telmo, que iba ser cerrada por el ministro del Interior, Eduardo ‘Wado’ de Pedro.

Pero el sorpresivo vallado dispuesto esta mañana por el Gobierno de la ciudad en las inmediaciones del domicilio de la Vicepresidenta cambió los planes de la militancia del FdT.

Así, se realizó en Parque Chacabuco de la ciudad de Buenos Aires la convocatoria realizada por el juez porteño Juan María Ramos Padilla y el dirigente peronista Jorge Rachid, en reclamo de una «democratización de la Justicia», una «Justicia independiente» y la «renuncia de la totalidad de los integrantes» de la Corte Suprema.

Sin un epicentro, en la provincia de Buenos Aires se hicieron actos en la mayoría de los municipios del conurbano con la misma consigna «En defensa de Cristina», en respuesta al llamado de «alerta y movilización» que decretó esta semana en La Plata el PJ bonaerense, que lidera el diputado Máximo Kirchner, mientras que varias de esas convocatorias también cambiaron de lugar y marcharon hacia la plaza de Recoleta.

También hubo encuentros en algunos puntos del interior de la provincia de Buenos Aires, a pesar de no ser gobernados por intendentes del Frente de Todos, como es el caso de Mar del Plata, donde durante la mañana se realizó una marcha en la Plaza de la Revolución de Mayo.

Con lemas como «Basta de lawfare» y «cristinazo», hubo marchas de apoyo en las provincias de La Pampa, Misiones, La Rioja, San Luis, Tierra del Fuego, Neuquén, Catamarca, Formosa y Santa Cruz, entre otras.

Foto Eliana Obregn
Foto: Eliana Obregón
Foto Pepe Mateos
Foto: Pepe Mateos
Foto Eliana Obregn
Foto: Eliana Obregón
Foto Eliana Obregn
Foto: Eliana Obregón
Foto Eliana Obregn
Foto: Eliana Obregón
Foto Eliana Obregn
Foto: Eliana Obregón

Foto Eliana Obregn
Foto: Eliana Obregón

Foto Eliana Obregn
Foto: Eliana Obregón

Foto Pepe Mateos
Foto: Pepe Mateos

Foto Pepe Mateos
Foto: Pepe Mateos

«Apostaron al odio y se comieron la curva»

La presidenta del bloque de senadores bonaerenses del Frente de Todos (FdT), María Teresa García, consideró este viernes que algunos sectores «se comieron la curva» y que «apostaron demasiado al odio», al evaluar que el pedido de prisión del fiscal Diego Luciani para la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner en el juicio de la obra pública en Santa Cruz «unió al peronismo y generó una movilización espontánea».

«El amor que hemos desplegado ha superado ampliamente al odio que quieren instalar. Es una batalla ganada en cuanto a las cosas que tienen que ver con el amor», resaltó María Teresa García en declaraciones a radio El Destape.

Al ser consultada sobre las manifestaciones de apoyo de la militancia a la Vicepresidenta, la legisladora afirmó que es «emocionante lo que pasa en la casa de Cristina».

«Hay cosas que vamos a organizar. Pero en la actualidad hay una movilización espontánea con carteles en las casas y mensajes en redes. Tiene mucho que ver con lo pasó durante la resistencia peronista», comentó.

Y en relación a la oposición, la senadora agregó: «Ellos se comieron la curva. Apostaron demasiado al odio y al desencanto».

«Hay sectores que fogonean constantemente el odio. En algunos canales de televisión, dijeron el otro día ´hoy se consiguió una pena no importa si es culpable o inocente», indicó.

Del mismo modo planteó que «el pueblo sabe quién defendió los intereses y quién no, a veces hace falta hacer presente la palabra».

«Los miles de jóvenes que se están movilizando lo hacen con alegría, se ha recuperado desde el corazón esto. El macrismo hizo mucho daño en la fe, en la esperanza, y los sueños pero no le ha alcanzado para silenciarnos», remarcó.

Para García, las manifestaciones de apoyo a la exmandataria son «una bisagra» en cuanto a lo que puede venir.

«Cristina hace tiempo dijo que había alienar salarios, tarifas, precios, jubilaciones, luego habló de funcionarios que no funcionan, dio advertencias de lo que podía venir si no corregíamos el rumbo. A mi me parece y ella lo dijo, que no vienen por ella, vienen por el peronismo, vienen por el movimiento nacional y popular», puntualizó García.

Relacionadas