26/02/2024

Nea Digital

Toda la información en un solo lugar

¿Cuándo es el momento de actualizar ese celular antiguo y obsoleto que tenés?

Si bien muchos de los últimos y mejores celulares ofrecen cuatro o más años de soporte de software, este es un desarrollo relativamente nuevo en el espacio del sistema operativo Android.

Si no actualizaste el celular en los últimos años, es probable que se esté acercando al final de los dos o tres años de soporte que prometió su fabricante, incluso si planeás conservar tu teléfono móvil por algunos años más.

Es incluso más probable que aquellos con hardware de gama media ya hayan dejado de recibir actualizaciones. Pero incluso el nuevo Google Pixel 8, que lidera el campo con siete años de soporte de software, llegará al final de su vida útil, aunque en 2030. Entonces, ¿deberías preocuparte si tu celular ya no es compatible? En esta nota de iProfesional encontrarás todo lo que necesitás saber.

Actualizaciones del sistema operativo versus actualizaciones de seguridad: ¿cuál es la diferencia?

Lo primero que debés tener en cuenta es si tu celular llegó al final del ciclo de vida de actualización del sistema operativo, que normalmente ocurre primero, o si su fabricante también dejó de proporcionar actualizaciones de seguridad. Cada uno de estos escenarios tiene diferentes implicaciones para su teléfono.

¿Qué pasa si dejo de recibir actualizaciones del sistema operativo?

El sistema operativo Android o las actualizaciones del sistema incluyen nuevas funciones y la última versión de Android. Los ejemplos incluyen la actualización de Android 14 y las variantes del fabricante, como OneUI 6 de Samsung.

Esta clase de actualizaciones mantiene tu celular fresco con la apariencia, las funciones y las actualizaciones de seguridad más recientes, pero no es un problema inmediato una vez que tu teléfono móvil deja de recibirlas.

Los celulares Pixel de Google reciben parches de seguridad durante cinco años.

Los celulares Pixel de Google reciben parches de seguridad durante cinco años.

Para empezar, no perderás funcionalidad sólo porque no tenga la última versión de Android. Piezas clave de software, como Google Pay y Play Store, y aplicaciones de terceros siguen funcionando incluso cuando las versiones más nuevas de Android se implementan en dispositivos más nuevos.

Las actualizaciones del sistema operativo son buenas, pero podés seguir usando tu celular mucho tiempo después de que dejen de llegar. Las aplicaciones más antiguas también seguirán funcionando durante algún tiempo.

Después de todo, los desarrolladores tienen la costumbre de apuntar a la base más amplia en lugar de a aquellos que están a la vanguardia, y Android continúa admitiendo la compatibilidad con versiones anteriores donde puede.

En pocas palabras, perderse las actualizaciones del sistema operativo significa que es posible que no tengas acceso a algunas funciones nuevas que encontrarás en celulares más recientes con la última versión de Android.

Sin embargo, aún podrás acceder a la mayoría, si no a todas, las aplicaciones de terceros y las funciones principales de Android que hacen que la plataforma sea tan excelente.

Dicho esto, Android evoluciona cada año, introduciendo nuevas herramientas para desarrolladores y depreciando las antiguas, y los desarrolladores de aplicaciones no pueden admitir todas las versiones de Android para siempre.

Samsung ofrece cinco años de actualizaciones de seguridad para sus celulares de gama alta y media.

Samsung ofrece cinco años de actualizaciones de seguridad para sus celulares de gama alta y media.

Este suele ser un problema mayor para los desarrolladores de aplicaciones más pequeños que no cuentan con los recursos de los principales editores. Con el tiempo, es posible que no puedas instalar algunas aplicaciones si estás ejecutando una versión antigua de Android, por ejemplo de más de cinco años. Pero esto es raro y muchas aplicaciones siguen siendo compatibles con una amplia gama de versiones de Android.

¿Qué pasa si dejo de recibir actualizaciones de seguridad?

Si bien es bueno jugar con las últimas funciones, las actualizaciones de seguridad son más importantes desde la perspectiva de mantener tu celular funcionando correctamente durante el mayor tiempo posible.

Nadie quiere encontrarse con un «exploit» que rompa el celular. Google aplica parches de seguridad mensuales al proyecto de código abierto de Android, que los fabricantes recogen e implementan en los celulares de manera oportuna… con suerte.

En términos generales, tu celular puede recibir actualizaciones de seguridad semirregulares durante uno o dos años más después de que deje de recibir actualizaciones del sistema operativo. Pero esto es menos común con los celulares de gama media y económicos, así que consultá la política de tu fabricante.

Desafortunadamente, no hace mucho que la mayoría de los celulares Android recibieron solo un par de años de parches de seguridad, por lo que es posible que ya estén desactualizados.

Llegar al final del soporte de actualizaciones de seguridad es una señal para actualizar. Las actualizaciones de seguridad abordan vulnerabilidades críticas que afectan el sistema operativo Android, las interfaces de programación de aplicaciones (API, sigla en inglés) y el hardware subyacente del que dependen las aplicaciones que se ejecutan en tu celular.

Llegar al final de las actualizaciones de seguridad prometidas es un buen indicador de que es hora de buscar un nuevo celular.

Llegar al final de las actualizaciones de seguridad prometidas es buen indicador de que es hora de buscar un nuevo celular.

Estos parches pueden abarcar todo, desde aterradoras vulnerabilidades de ejecución remota de código y vulnerabilidades de memoria de hardware hasta problemas aparentemente menos comunes que podrían ayudar a un ladrón a evitar la pantalla de bloqueo si ha robado el teléfono.

Esto no quiere decir que tu dispositivo sucumbirá instantáneamente a los peores virus sobre los que leerás en Internet sin los últimos parches instalados. Muchos exploits solo funcionan en circunstancias específicas y, a menudo, requieren la instalación de software malicioso o que un actor con intenciones delictivas tenga acceso físico a un dispositivo.

Además, practicar el uso seguro de los dispositivos, como instalar únicamente aplicaciones de fuentes verificadas y no hacer clic en enlaces de correo electrónico sospechosos, agrega otra capa de seguridad que puede compensar la falta de parches.

Aun así, los parches de seguridad garantizan que no sufrirás vulnerabilidades (raras o comunes); perderlos aumenta su riesgo exponencialmente con el tiempo. Nunca se sabe cuándo un exploit revolucionario podría convertirse en un riesgo de seguridad importante.

¿Qué hacer si mi celular ya no recibe actualizaciones?

Lo anterior puede parecer preocupante si tu celular ya pasó su ventana de actualización, pero los parches de seguridad mensuales no son la única manera de mantener seguro tu teléfono móvil inteligente.

Google descargó algunos de sus mecanismos de actualización a las actualizaciones del sistema de Google Play, parte del proyecto Mainline que se implementó en Android 10. Esto permite a Google actualizar algunos módulos principales de Android sin depender de que los fabricantes de teléfonos entreguen una actualización de firmware tradicional.

Android es el sistema operativo móvilo más popular del orbe.

Android es el sistema operativo móvilo más popular del orbe.

Google puede parchear códecs multimedia, componentes del marco multimedia, controlador de permisos, configuración de permisos de red, y varios otros componentes de forma rápida y sencilla a través de Play Store.

Por supuesto, los dispositivos Android que no utilizan los servicios de Google no se benefician. Se ofrece un nivel de protección mucho mejor para dispositivos antiguos y nuevos que en años anteriores, siempre que esté ejecutando al menos Android 10. Aun así, las actualizaciones de seguridad mensuales son esenciales para parchear partes que el actualizador de Google no puede tocar. 

Mantenemos una cantidad cada vez mayor de información confidencial en nuestros celulares, desde aplicaciones bancarias hasta identificaciones digitales, por lo que mantener tu dispositivo seguro nunca ha sido más importante.

Actualizaciones del sistema de Google Play mejoran la seguridad incluso después de que finaliza el soporte del fabricante, pero no es una alternativa completa a los parches de seguridad.

Teniendo esto en cuenta, llegar al final de las actualizaciones de seguridad prometidas es un buen indicador de que es hora de buscar un nuevo celular. No tiene que ser de inmediato, pero estarías tentando al destino si mantenés información confidencial en un celular con medidas de seguridad que están desactualizadas por un año o más.

Cuando llegue el momento de actualizar, buscá una marca que ofrezca soporte a largo plazo que mantenga tu nuevo celular funcionando de forma segura durante el mayor tiempo posible.

Muchos fabricantes de celulares ponen su propia capa de software arriba de Android.

Muchos fabricantes de celulares ponen su propia capa de software arriba de Android.

La serie Pixel 8 de Google lidera el camino con siete años de sistema operativo y soporte de seguridad, mientras que las series Pixel 7 y 6 tienen garantizado recibir cinco años de parches de seguridad. Samsung ofrece cinco años de actualizaciones de seguridad para sus celulares de gama alta y media, lo cual es una política sólida.

Please follow and like us: