28/11/2022

Nea Digital

Toda la información en un solo lugar

Fachada de la sede central de ObSBA
Fachada de la sede central de ObSBA.

Jubilados, afiliados y trabajadores autoconvocados realizaron este jueves una conferencia de prensa frente la sede central de ObSBA, la obra social estatal de la ciudad de Buenos Aires, donde denunciaron su «vaciamiento» y señalaron como «responsables» al Gobierno porteño, al sindicato Sutecba, a la Asociación de Médicos Municipales y a la Unión Docentes Argentinos.

«Todos ellos integran el directorio de la ObSBA y son los gerenciadores de su vaciamiento y los responsables de llevarla al límite de una quiebra, que se estima puede llegar a los 7 mil millones de pesos», afirmó Ana Belinco, la principal oradora de la conferencia, que se realizó con micrófono abierto en la avenida Rivadavia al 6000, en el barrio porteño de Caballito.

El grupo de Jubilados, Afiliados y Trabajadores Autoconvocados en Defensa de ObSBA también acusó a las autoridades de esa obra social de «abandono de persona», ya que, sostienen, aún cuando se atraviesa estados de salud críticos, no es posible acceder a la atención médica necesaria.

«Hay afiliados que tienen discapacidad y no reciben la prestación necesaria para su patología, hay compañeros que necesitan internación domiciliaria porque atraviesan un cuadro grave y no la reciben», afirmó Belinco, quien es docente de la ciudad de Buenos Aires.

Y luego contó su caso: «Siendo inmunodeficiente y teniendo asma de nacimiento, cursando un supuesto cuadro de Covid, que no pude confirmar porque el Gobierno de la Ciudad perdió el resultado del hisopado, me dijeron que tenía que atenderme por video llamada, descargué la aplicación, estuve conectada tres horas y me desvanecí en medio de un cuadro febril esperando esa consulta».

El grupo de autoconvocados ya reunió más de 500 denuncias de afiliados que vieron vulnerado su derecho a la salud por parte de la obra social, y a principios de este mes intentó llevarlas a la comisión de salud de la Legislatura porteña, que estaba reunida en ese momento.

«Siendo inmunodeficiente y teniendo asma de nacimiento, cursando un supuesto cuadro de Covid, que no pude confirmar porque el Gobierno de la Ciudad perdió el resultado del hisopado, me dijeron que tenía que atenderme por video llamada, descargué la aplicación, estuve conectada tres horas y me desvanecí en medio de un cuadro febril esperando esa consulta»Ana Belinco, unas de las denunciantes

«Éramos una delegación de 10 compañeros y compañeras, pero no nos dejaron entrar», contó Belinco.

Entre los motivos de esas denuncias, los afiliados mencionan que los prestadores de servicios de salud con los que solían contar ya no dan turnos o los cancelan, alegando que ObSBA no les paga.

«Somos 300.000 afiliados que aportamos el 6 por ciento (del salario) a la caja de ObSBA, queremos recuperar la obra social y evitar el quiebre», dijo Belinco.

Luego, intervino Iván Sotomayor, enfermero del Hospital Álvarez, quien afirmó: «Con la plata que nos sacan, la obra social debería ser de lujo, pero hay un enorme aparato que se está montando con nuestro dinero. Mientras el jefe de Gobierno (Horacio Rodríguez Larreta) organiza un campeonato de asado, nuestros chicos llegan a las escuelas con bajo peso y se enferman por las condiciones en las que viven».

Desde febrero de este año, el colectivo de autoconvocados realizó varias acciones, entre ellas tres abrazos al sanatorio Julio Méndez. Además, el 12 de julio entregaron un petitorio al directorio de la obra social y el 26 de ese mes llevaron un pedido de informes al Gobierno de la ciudad de Buenos Aires, ya que quieren conocer los balances contables de ObSBA.