26/02/2024

Nea Digital

Toda la información en un solo lugar

El brillo de Messi y la primera gran aparición del «Dibu» Martínez en el Mundial

Foto Fernando Gens Enviado especial
Foto: Fernando Gens – Enviado especial

En el primer juego decisivo del Mundial de Qatar 2022, Lionel Messi encaminó el trabajado y sufrido triunfo del seleccionado contra Australia y Emiliano «Dibu» Martínez apareció en todo esplendor con una atajada salvadora en el último minuto para asegurar el pasaje a cuartos de final.

En el partido número 1.000 de su magnífica carrera profesional, Messi volvió a aparecer en un momento clave -como contra México- y completó una de sus mejores actuaciones de la Copa del Mundo.

En aquella noche qatarí del sábado 3 de diciembre de 2022 también dijo presente el arquero Emiliano «Dibu» Martínez con una salvadora atajada en el último minuto del partido disputado en el estadio Áhmad bin Ali colmado de hinchas «albicelestes», que a esa altura ya se preocupaban con la escasez de tickets oficiales y debieron sufrir con la especulación de la reventa.

Apenas 48 horas después de la victoria ante Polonia, el seleccionado inició la fase eliminatoria contra un rival que lo exigió al máximo pese al favoritismo que reinaba en la previa por la diferencia de jerarquía.

«El partido más complicado de preparar fue Australia. Era un rival que no tenía nada que perder, nos presionó y nos jugó bien», reveló Lionel Scaloni, tiempo después de conquistar la tercera estrella.

Foto Maximiliano Luna Enviado especial
Foto: Maximiliano Luna – Enviado especial

Ante la lesión de Ángel Di María contra Polonia, Lionel Scaloni se decidió por el ingreso de Alejandro «Papu» Gómez y repitió el resto del equipo.

Esos 50 minutos que jugó antes de ser reemplazado por Lisandro Martínez terminaron siendo los últimos del «Papu» en el seleccionado hasta hoy.

El partido se jugó como quiso Australia pero el capitán argentino se encendió una vez más en el momento exacto para desenredar la cuestión.

El 10 inició la jugada desde la derecha, combinó con Alexis Mac Allister y Nicolás Otamendi surgió como un pivote improvisado para el ingreso de Messi que apenas controló, metió un preciso zurdazo que pasó por medio de cuatro gigantes australianos y entró por el palo derecho.

Como sucedió a lo largo de este mágico Mundial, Messi rompió otra racha ya que convirtió su primer gol en partidos de eliminación directa.

Hasta entonces, no había podido hacerlo con México y Alemania (2006 y 2010); Suiza, Bélgica, Holanda y Alemania (2014); y Francia (2018).

Foto Maximiliano Luna Enviado especial
Foto: Maximiliano Luna – Enviado especial

En el inicio de la parte final, la «Scaloneta» amplió la ventaja a través de Julián Álvarez tras una gran presión de Rodrigo De Paul que provocó el error del arquero Mathew Ryan.

El cordobés festejó su segundo gol consecutivo y respondió con creces a la confianza que le depositó el cuerpo técnico por sobre un referente del ciclo como Lautaro Martínez.

Cuando nadie se lo esperaba y a poco menos de quince minutos para el final, Australia se encontró de la nada con el descuento mediante un disparo desde afuera que tenía destino de tribuna pero el desvío en Enzo Fernández descolocó a Emiliano «Dibu» Martínez.

El gol desestabilizó al campeón de América y envalentonó al equipo australiano al punto de exigir, en el minuto 80, un cruce milagroso de Lisandro Martínez para cortar un avance peligroso de Aziz Behich.

En esos minutos finales la figura de Messi se agigantó. A los 35 años y pese al desgaste físico y psicológico acumulado, aguantó la pelota y lideró las mejores acciones ofensivas que lamentablemente no encontraron a la mejor versión del ingresado «Toro» Martínez.

Foto Fernando Gens Enviado especial
Foto: Fernando Gens – Enviado especial

Sobre el sexto minuto de adición de los siete que señaló el árbitro polaco Szymon Marciniak (el mismo de la final contra Francia), el joven Garang Kuol recibió un centro desde la izquierda y quedó mano a mano con el «Dibu» que con un atajada enorme evitó el gol que hubiese llevado el partido al alargue.

Uno de los héroes de la Copa América arrastraba la bronca de los goles ante Arabia Saudita pero finalmente apareció en un momento crucial.

«Estaba para definirlo y al final terminamos sufriendo al pedo», graficó Messi, con coloquial claridad, al término del partido.

Argentina ya sabía que su rival iba a ser Países Bajos pero antes de meterse en esa cuestión, celebró con los miles y miles de argentinos, en una conexión única, que una vez estaba entre los ocho mejores del Mundo.

Please follow and like us: