07/02/2023

Nea Digital

Toda la información en un solo lugar

Foto archivo
Foto: archivo.

La firma de delivery Rappi, que distribuye bienes de consumo desde 2018 mediante una plataforma digital, fue denunciada penalmente ante el Ministerio Público Fiscal para que «se investigue a quien sea responsable, partícipe o encubridor del uso de trabajadores registrados para maniobras del delito de lavado de activos», informó el gremio.

La denuncia 2.551/DGPDH/07, expediente 6.402, presentada en la Unidad de Intervención Temprana (UFE), fue realizada por Gonzalo Ottaviano, un trabajador de delivery e integrante de la conducción de la Asociación Sindical de Motociclistas, Mensajeros y Servicios (Asimm), quien también presentó documentación como prueba.

El dirigente gremial detalló que Rappi “impone a sus usuarios y trabajadores la generación de facturación a través de la firma Gestorando”, y sostuvo que ambas utilizan «un mecanismo para producir sobrefacturación en nombre de esos usuarios y empleados por montos irrisorios desconocidos por el personal y los clientes», según un documento.

Ottaviano realizó la presentación judicial luego de investigar durante mucho tiempo varias denuncias de trabajadores precarizados que cumplen tareas en esa plataforma.

«Gestorando y ‘Pago 46’ son empresas de dudosa procedencia, ya que proponen como única vía de contacto un número de whatsapp o correo electrónico que pocas veces funciona. No existe domicilio físico visible, según indicó el documento formal”Gonzalo Ottaviano

El sindicalista también denunció maniobras patronales para que los trabajadores abonen «los saldos negativos a través de la aplicación ‘Pago 46’, lo que significa una manipulación para que cooperen en movimientos engañosos, ya que no hay forma de que el personal filtre o controle la manera de pago de los pedidos que reciben».

«Al llegar al tope de 10 mil pesos, la aplicación suspende la cuenta del trabajador y no autoriza tareas hasta que no sea saldada la deuda, y se le impone hacerlo con un depósito de dinero por transferencia bancaria a algún agente registrado”, puntualizó.

Ottaviano aseguró en su denuncia penal en representación del gremio que Rappi expone de forma impositiva al personal, por lo que exigió «una inmediata y pronta investigación y esclarecimiento de los hechos para alcanzar rápidamente una instancia probatoria».

Foto Fernando Gens archivo
Foto: Fernando Gens (archivo)

«Gestorando y ‘Pago 46’ son empresas de dudosa procedencia, ya que proponen como única vía de contacto un número de whatsapp o correo electrónico que pocas veces funciona. No existe domicilio físico visible, según indicó el documento formal”, añadió.

También sostuvo que «el fraude fiscal, la precarización y la explotación laboral son la marca registrada y la realidad que ocultan las plataformas, que actúan realizando un fuerte lobby y tapiando cualquier acción que las regule», por lo que reclamó en la denuncia que «los responsables de controlar y los legisladores dejen de mirar para otro lado bajo la falsa premisa de la modernización y combatan la complicidad y corrupción».

Ottaviano adjuntó en su presentación pruebas y certificaciones legales de la actividad y metodología de las aplicaciones digitales, como «la captura de pantalla sobre el comentario de un trabajador en Facebook en el perfil de Gestorando, ocasión en la que afirmó que al intentar comunicarse con la empresa «‘nunca pudo obtener respuestas'».

«Se presentaron capturas de pantalla sobre conversaciones en los grupos de whatsapp que integran los repartidores de Rappi, en las que se refieren a las irregularidades de las tres firmas, y otras en las que ‘Pago 46’ ofrece como beneficio el pago de comisiones por operaciones realizadas a supuestos socios registrados», dijo.

Ottaviano presentó también pruebas con las denuncias de un trabajador sobre la sobrefacturación de Gestorando y otras sobre «la alianza entre las tres empresas».