05/10/2022

Nea Digital

Toda la información en un solo lugar

Se trata de dos casos que llegaron a la Defensoría del Pueblo del Chaco, uno de una familia de Juan José Castelli y otro de Villa Río Bermejito, quienes plantearon la necesidad de contar con una vivienda adaptada. Ambas familias están compuestas por personas con discapacidad, que requieren de condiciones habitacionales específicas, dado la salud de algunos de sus integrantes. Tras las gestiones realizadas por el organismo, el defensor del Pueblo Bernardo Voloj viajó a la zona de El Impenetrable para la inauguración de las viviendas.

“Destacamos el trabajo en conjunto que se hizo con Diego Arévalo, del Instituto Provincial de Desarrollo Urbano y de Vivienda (IPDUV), y otros organismos que trabajaron en el requerimiento de la defensoría y rápidamente se acercaron a las familias para adaptar la vivienda y poder brindarles una solución habitacional”, destacó Voloj. También resaltó la rápida respuesta y acompañamiento de cada municipio para realizar la mudanza y garantizar la seguridad de las familias.

Ambos casos llegaron a la Defensoría del Pueblo hace poco menos de dos meses y fueron atendidos y gestionados desde el área de discapacidad. “Cuando recibimos el reclamo establecimos contacto con cada familia y verificamos cuáles eran las condiciones en las que vivían y su situación personal y sanitaria, a partir de ahí gestionamos una vivienda a través del programa Mejor Vivir del IPDUV”, explicó el defensor del Pueblo. “Logramos que en un mes y medio le construyan una casa adaptada a las necesidades de estas familias”, agregó.

La familia de Castelli tiene dos niños con discapacidad y hace más de cuatro años que estaban tramitando una vivienda, pero hasta el momento no habían obtenido respuesta. En el caso de Villa Río Bermejito, se trata de una numerosa familia que vivía hacinada en situación de vulnerabilidad extrema y tiene a uno de sus hijos con discapacidad y desnutrición. En este caso, la defensoría realizó una intervención integral para garantizar acceso a la asistencia nutricional, además de la vivienda. “Fue un trabajo coordinado entre nuestro organismo, el IPDUV, el Ministerio de Desarrollo Social y el Ministerio de Salud”, remarcó Voloj.