16/01/2022

Nea Digital

Toda la información en un solo lugar

El modo incógnito de Google: ¿es realmente privado?

Abogados de consumidores quieren preguntar a la empresa sobre el concepto erróneo que pueden tener los usuarios sobre su privacidad

Cuando los usuarios de Google navegan en modo “incógnito” ¿cómo de privada es su actividad? La activación del modo oculto en Chrome, o “navegación privada” en otros navegadores, significa que la compañía no “recordará su actividad”, según la filial de Alphabet.

Pero una jueza estadounidense conocida por reprender a los gigantes de Silicon Valley por la recopilación de datos ha planteado dudas sobre si Google está siendo lo transparente que debería sobre la información personal que está recopilando de los usuarios, incluso en este modo incógnito.

La demanda colectiva fue presentada por grupos de consumidores en junio de 2020 y alega que Google rastrea a los usuarios incluso cuando navegan en modo incógnito. La compañía rechaza las acusaciones, argumentando que sus cláusulas de privacidad dejan claro que el modo de navegación privada no hace que las actividades en línea del usuario sean “invisibles”.

Google ha intentado echar atrás la demanda de los consumidores, pero hasta ahora la jueza Lucy Koh, del distrito norte de California, ha permitido que siga adelante. Incluso ha llamado a declarar al consejero delegado de Alphabet, Sundar Pichai, quien, tal y como pretendían los consumidores, tendrá que enfrentarse a un interrogatorio en el tribunal federal de California sobre las preocupaciones de privacidad.

Los abogados de los consumidores que demandaron quieren preguntar a Pichai sobre el concepto erróneo que pueden tener los usuarios sobre su privacidad mientras utilizan el navegador Chrome.

Alphabet también intentó frenar la declaración judicial de su consejero delegado, argumentando que empleados de menor rango son responsables de Chrome y del modo privado de navegación, por lo que serían más adecuados para responder a esas preguntas.

Si bien Google rechaza las reclamaciones de los consumidores, la empresa sí ha cooperado con sus “innumerables peticiones” durante la durante la fase de recopilación de pruebas del proceso, según un portavoz de Google. “Estas nuevas peticiones [la declaración de Pichai] son injustificadas y exageradas”, dijo.

Oficinas de Google en el Silicon Valley.

Oficinas de Google en el Silicon Valley.

Jueza crítica

En una audiencia que tuvo lugar en febrero en San José, California, la jueza Koh dijo que le inquietaban las prácticas de recopilación de datos de Google. La demanda colectiva califica las promesas de navegación privada como un “engaño” y por ello reclama una indemnización de 5.000 dólares en concepto de daños y perjuicios para cada uno de los millones de personas cuya privacidad se ha visto comprometida desde junio de 2016.

Al evaluar el intento de Google de desestimar la demanda, Koh dijo que considera “inusual” que la compañía haga el “esfuerzo adicional” de recopilación de datos si no utiliza esa información para crear perfiles de usuarios o publicidad dirigida.

Google se ha convertido en el último año en Estados Unidos en un objetivo de demandas antimonopolio presentadas por autoridades estatales y federales, así como por empresas que acusan al buscador de abusar de su posición de dominio en el mercado de la publicidad digital y las búsquedas en línea.

Koh se ha mostrado en varios procesos crítica con las políticas de privacidad de la compañía. En un caso conocido, obligó a Google a revelar su política de rastreo de correos electrónicos para construir perfiles y enviar publicidad selectiva a los interesados.

La demanda de los consumidores sostiene que Google hace creer a los usuarios que el modo de navegación privada les da más control de sus datos cuando en realidad no es así. “Google está diciendo que básicamente hay muy poco que el usuario pueda hacer para evitar que se recopilen sus datos, y que eso es lo que debe asumir”, señaló la letrada Amanda Bonn.

Los consumidores están representados en la demanda por las firmas legales Boies Schiller Flexner, Susman Godfrey y Morgan & Morgan. Los abogados de Quinn Emanuel Urquhart & Sullivan representan a Google.

[embedded content]

Los argumentos de Google

Andrew Schapiro, abogado de Google, argumentó que la política de privacidad de la compañía “revela expresamente” sus prácticas respecto a la información de los usuarios. “Se revela la recopilación de datos en cuestión”, dijo.

Otro abogado de Google, Stephen Broome, aseguró que los propietarios de sitios web que contratan a la compañía para usar sus servicios analíticos conocen la recopilación de datos descrita en la demanda.

Para tratar de quitarle importancia a los problemas de privacidad, el abogado de Google señaló que la propia web del sistema judicial federal utiliza servicios de Google. El intento acabó siendo contraproducente.

Te puede interesar

La jueza exigió a la compañía una explicación “sobre lo que hace exactamente Google”, al tiempo que expresó su preocupación por que los visitantes de la web del tribunal estén revelando información a la empresa sin saberlo. “Quiero una declaración de Google sobre qué información están recopilando sobre los usuarios de la web del tribunal, y para qué se utiliza”, dijo Koh a la empresa.