07/02/2023

Nea Digital

Toda la información en un solo lugar

El empresario Elon Musk, propietario de Twitter, lanzó este lunes un sondeo desde su propia cuenta, que prometió será vinculante, para preguntar a los usuarios si debe seguir al frente de la red social de microblogging.

La pregunta era clara: «¿Debo seguir a la cabeza de Twitter? Acataré los resultados de este sondeo«, dice la nota publicada por el multimillonario, que a continuación advirtió en otra nota: «Como dice el proverbio, cuidado con lo que deseas, que puedes acabar consiguiéndolo». Tras doce horas de votaciones y más de 17,5 millones de votos de usuarios, una mayoría del 57,5% eligió a favor de que Musk deje la dirección.

También publicó otro mensaje en el que anunció que «habrá una votación para cambios mayores de política» en la red, y añadió: «Disculpas, no volverá a suceder», sin aclarar a qué se refiere.

Ante la avalancha de comentarios que generó su anuncio, Musk aclaró: «No se trata de encontrar un director ejecutivo (CEO), se trata de encontrar un director ejecutivo que puedan mantener Twitter con vida», y ante el comentario de un voluntario para tomar la cabeza en la red, le lanzó una respuesta casi dramática.

«Te tiene que gustar mucho el dolor -le respondió el millonario-. (Y hay) una contra: tienes que invertir tus ahorros de una vida en Twitter, pues está en vía rápida hacia la bancarrota desde mayo. ¿Sigues queriendo el trabajo?», ironizó.

Y acto seguido, añadió que «nadie quiere el trabajo que verdaderamente mantendría con vida a Twitter. No hay sucesor«, sin que eso haya interrumpido el sondeo.

El desembarco de Musk en Twitter derivó en polémicas, y las más graves fueron las referentes a la política de contenidos y a la posibilidad de que la propia red admita críticas contra su propietario.

La gestión de Elon Musk al frente de Twitter está cuestionada por sus idas y vueltas.

La gestión de Elon Musk al frente de Twitter está cuestionada por sus idas y vueltas.

Tuits más largos 

El empresario Elon Musk está empeñado en cambiar Twitter. Durante estas primeras semanas al frente de la compañía de microblogging, el millonario transformó por completo el sistema de suscripción.

A partir de diciembre, ese servicio cuesta ocho dólares al mes, once en dispositivos con el sistema operativo iOS de Apple. A cambio, los usuarios podrán editar sus tuits, publicar videos de mayor calidad, un modo de lectura y cambiar su nombre en Twitter y mostrar su nombre o foto de perfil. También se utilizarán distintos colores para las verificaciones de cuentas.

El empresario había anticipado que la compañía trabajaba para que el usuario pueda redactar tuits más largos. Y ahora acaba de sorprender a todo el mundo con la nueva extensión: el límite de caracteres en los tuits pasará de 280 a 4.000, según confirmó en una respuesta a otro usuario.

Un usuario le preguntó a Musk, quien dedica parte del día en la red social contestando a sus seguidores o anunciando sus ideas: «Elon, ¿es cierto que Twitter está configurado para aumentar los caracteres de 280 a 4.000?», escribió Allan Obare. El magnate fue directo y claro en su respuesta: «Sí». No detalló este trascendental cambio. Por ejemplo, la fecha para su puesta en marcha.

La limitación de caracteres fue una queja recurrente desde los inicios de la plataforma. De hecho, en 2017, la red social dobló el espacio para escribir mensajes y lo fijó en los actuales 280 caracteres.

La compañía alegó entonces que lenguas como el japonés, el coreano o el chino pueden contener el doble de significado en 140 caracteres que otros idiomas como el portugués, el francés o el español.

Twitter: cambios en las versiones pagas

A aquellos que les seguía faltando espacio, no tuvieron más remedio que utilizar los hilos. «A veces, necesitamos más de un tuit para expresar lo que queremos. Un hilo en Twitter es una serie de tuits conectados de una misma persona. Los hilos te permiten conectar varios tuits para proporcionar más contexto, una actualización o para ampliar una opinión», apunta la plataforma en su blog.

Con la ampliación a 4.000 caracteres anunciada por Musk, surge la pregunta de adónde quedarán los hilos de plataforma. Si desaparecerán o si el magnate planea reinventarlos.

Otro cambio importante es el nuevo sistema de suscripción (ahora pago), que está disponible desde el lunes. Los suscriptores podrán editar sus tuits, publicar videos de mayor calidad, un modo de lectura y cambiar su nombre en Twitter y mostrar su nombre o foto de perfil, si bien la compañía dijo que «si lo hacen, perderán temporalmente la insignia azul hasta que su cuenta sea revisada de nuevo».

Te puede interesar

En este sistema, también se incluye el nuevo mecanismo de verificación, que tendrá más colores. La insignia será reemplazada por una de color dorado para empresas, mientras que se agregará una gris para organizaciones «gubernamentales y multilaterales». La insignia azul será otorgada a suscriptores «una vez haya sido revisada la cuenta».