28/11/2022

Nea Digital

Toda la información en un solo lugar

La explosión del trabajo remoto e híbrido potenció a la nube informática, una imagen etérea que en realidad está compuesta por hardware y software de proveedores diferentes.

La administración de la nube informática puede resultar compleja para una organización estatal o privada, y abre una oportunidad de negocio para los proveedores tecnológicos.

Cisco, uno de los mayores fabricantes globales de equipos y programas de infraestructura de redes informáticas, tiene una plataforma, denominada CX Cloud, que ofrece telemetría y análisis de los datos de la nube.

Según explicaron diferentes voceros de esta compañía estadounidense en el encuentro Cisco Connect Latam, que reunió este mes a unas 3 mil personas en un hotel de la Riviera Maya mexicana, y en el participó iProfesional, CX Cloud tiene como cimientos a la inteligencia artificial y el aprendizaje automático.

A partir de esas tecnologías, la plataforma consigue perspectivas que facilitan la toma de decisiones a la organización.

También ofrece observabilidad, un término complejo de divulgar, pero al que Cisco apuesta para fortalecer su propuesta de negocio en esta época donde el negocio de la nube crece en forma sostenida.

Monitoreo múltiple de la nube

La observabilidad permite a la organización observar todos sus equipos desplegados en un tablero con diferentes menús, desde los cuales se puede analizar en profundidad lo que sucede en cada componente y la generación proactiva de recordatorios y alertas.

CX Cloud va un paso más allá que un centro de monitoreo, porque sugiere herramientas, entrenamiento y aceleradores para que la empresa aproveche mejor la nube.

Cisco tiene en América latina un equipo de desarrollo de negocio que investiga las necesidades de la organización para ofrecer una arquitectura de servicios alrededor de ellas.

Según se informó en el encuentro, la empresa tiene 18 casos de uso con entrega, ingeniería y mejores prácticas.

Las organizaciones se vinculan hoy con sus clientes y su ecosistema de negocios y actividades a través de aplicaciones. Si éstas no ofrecen una experiencia satisfactoria o están caídas, perjudican a la imagen de la organización.

Estas aplicaciones están compuestas por microservicios que realizan acciones pequeñas en contenedores que aumentan o descienden de acuerdo con la demanda.

La necesidad de ofrecer aplicaciones seguras

La plataforma Full Stack Observability (FSO) de Cisco observa el rendimiento de una aplicación en el contexto de la infraestructura de la nube y del estado de la red.

Esta plataforma acelerara la identificación y resolución de problemas y permite a las áreas de tecnologías de la información (TI) priorizar acciones en función de los objetivos empresariales.

ThousandEye y AppDynamic son herramientas de Cisco que habilitan la observabilidad, basadas en software.

Según un informe de la consultora Gartner, citado en el encuentro en México, el 95% de las iniciativas digitales nuevas de las empresas estarán basadas en 2025 en plataformas de nube.

Sin embargo, el 95% de los directores de TI encuestados por Cisco reconoció que entregar una experiencia fluida a través de aplicaciones es más complicado que hace cuatro años.

Las aplicaciones deben ser seguras, afirmó el 77% de los encuestados por Cisco en el mundo. La inversión en la creación de aplicaciones nativas en nube, incluidos los microservicios, son prioridad del 71% de las empresas.

El trabajo híbrido es hermoso, pero es difícil

El trabajo híbrido involucra a herramientas de colaboración, pero también debe tener presente a la seguridad.

El argentino Mariano O´Kon, director de arquitecturas de Cisco para América latina, informó que antes de la pandemia del coronavirus, de acuerdo con una encuesta de este proveedor, el 80 por ciento del tráfico interno en las empresas se quedaba en las oficinas y el 20 por ciento fuera de ellas.

Después de la pandemia, sucede al revés: el 80 por ciento de este tráfico no pasa por la red corporativa.

«El trabajo híbrido es hermoso, pero es difícil. No se trata de un problema tecnológico, sino de procesos. No es un tema de colaboración y comprar una herramienta, es mucho más que eso. Desde el punto de vista tecnológico, el trabajo híbrido no es de colaboración sino de ciberseguridad«, dijo el ejecutivo.

«Antes en las empresas bloqueaban los puertos USB de la computadora, ahora hay que hacer eso pero de forma virtual porque la gente comparte aplicaciones y documentos en la nube. Si yo no hago ciberseguridad de manera correcta, el trabajo me va a explotar en la cara, aunque haya comprado herramientas de colaboración», advirtió.

Déficit de trabajadores especializados en ciberseguridad

La necesidad de observar el desempeño de la nube informática y el trabajo remoto e híbrido ponen de relieve el déficit de trabajadores especializados en ciberseguridad.

En América latina existe una carencia de especialistas en ciberseguridad estimada en unas 700 mil personas, según un estudio conjunto de Cisco y la Organización de los Estados Americanos (OEA) durante el encuentro en México.

En la presentación del estudio, Alison August Treppel, secretaria ejecutiva del Comité interamericano contra el terrorismo (Cictel) de la OEA, comentó que la pandemia tuvo un impacto importante en el trabajo a distancia.

Esto a su vez trajo como consecuencia mayores riesgos en la seguridad cibernética de las personas, organizaciones públicas e iniciativa privada.

«La realidad es que tanto las agencias públicas como privadas encuentran verdaderos problemas para reclutar y encontrar profesionales con las habilidades requeridas para la ciberseguridad», admitió la funcionaria.

«No sólo (se trata de) identificar claves de ciberseguridad, sino que sirve como herramienta de consulta para dinamizar el mercado de trabajo en ciberseguridad en un momento tan crítico porque la región ha estado sufriendo importantes ataques cibercriminales en el reciente tiempo», recordó.

Un desafío de décadas

David Moreno, oficial de ciberseguridad de la OEA, afirmó que la falta de trabajadores especializados en ciberseguridad afecta el derecho de los ciudadanos de acceder a Internet de manera segura.

«Se ha disparado el teletrabajo y hemos incrementado el perímetro susceptible de ser protegidos por la ciberseguridad. Los países vienen implementado políticas y estrategias nacionales de ciberseguridad con capacitación y sensibilización de manera integral. Se ha avanzado, pero no es suficiente», advirtió Moreno.

«Las diferentes iniciativas derivadas de estas políticas tardarán incluso décadas para desarrollar una fuerza laboral inteligente con habilidades orientadas a la cuarta revolución industrial en la que estamos inmersos», admitió.

Rebeca de la Vega, líder regional de Cisco Networking Academy, explicó que la brecha de talento existe desde hace tiempo, pero en los últimos años, a partir de la pandemia, cobró mayor relevancia.

«Necesitamos trabajar desde mucho antes, despertar el interés y crear conciencia de oportunidades extraordinarias para los jóvenes. Muchos jóvenes las desconocen y los orientadores vocacionales también», reconoció.

De acuerdo con el reporte sobre el desarrollo de la fuerza laboral de ciberseguridad, realizado por la OEA y Cisco, la brecha de talento en ciberseguridad es un problema mundial.

Retroceso en la paridad de género

Sin embargo, en América latina, según este informe, «se presenta de manera exacerbada generando fuertes presiones en las organizaciones tanto públicas como privadas con el subsiguiente impacto en la ciberseguridad de los países de la región».

Moreno sostuvo que los gobiernos de la región jugarán un papel fundamental para el desarrollo de esta fuerza laboral especializada, ya que los programas de educación pueden facilitar el acceso al empleo.

El reporte advierte que se revirtió el progreso en la paridad de género en la participación laboral. La brecha global de género en 2022 está en un 68,1 por ciento.

Las mujeres están subrepresentadas en los mercados laborales relacionados con campos STEM, y la brecha de género es más frecuente en el sector TIC. Incluso, estima que América latina y el Caribe la brecha de género se cerrará al ritmo actual en 67 años.

El estudio advierte que el aumento en la demanda de profesionales de ciberseguridad viene acompañado de un incremento fuerte en los salarios y una gran competencia entre profesionales capacitados.

A corto plazo, la oferta de profesionales de ciberseguridad no responde a salarios más altos, ya que se necesita tiempo para capacitar a trabajadores adicionales con las habilidades requeridas.

El mandamiento de la capacitación

Estos esfuerzos de capacitación y educación pueden llevar años, incluso si los trabajadores individuales en otras ocupaciones, sectores o industrias tienen el conjunto adecuado de habilidades para convertirse en profesionales de ciberseguridad, y es posible que no cambien de ocupación de inmediato.

Cisco anunció en el encuentro en México su propósito de proveer capacitación en diferentes áreas de la tecnología a 6,2 millones de personas en América latina en los siguientes 10 años para ayudar a colocarlas en trabajos con demanda alta.

A nivel mundial, el propósito de la empresa es brindar capacitación en habilidades digitales a 25 millones de estudiantes durante el mismo periodo a través de este programa, según informó De la Vega.

Cisco Networking Academy celebró sus primeros 25 años. Es un programa que opera en asociación con organizaciones académicas con el propósito de que los estudiantes obtengan acceso a programas de capacitación en tecnología para la creación de una carrera, búsqueda de empleo o complementariedad de sus labores.

Desde que inició su operación en América latina, el programa tuvo 4,2 millones de estudiantes, el 25% del total de estudiantes del mundo.

El año pasado, registró 800 mil estudiantes y según datos de la compañía, 97% de ellos atribuyen al programa haber obtenido una oportunidad laboral o educativa.

Un laboratorio laboral para mujeres

En Cisco Networking Academy, que ofrece cursos gratuitos sobre herramientas tecnológicas, la participación de las mujeres en América latina alcanzó un 31 por ciento del total de estudiantes.

Cisco también trabaja con la organización Laboratoria, una empresa social enfocada en las mujeres latinoamericanas para capacitarlas en las habilidades para desarrollar una carrera en tecnología.

Este proyecto tiene dinámicas como la realización de actividades inmersivas que duran hasta seis meses para que las estudiantes desarrollen habilidades técnicas y profesionales, para después vincularlas con empresas que buscan ese talento.

Te puede interesar

Desde la creación de Laboratoria se graduaron más de 2.800 mujeres con una tasa de colocación en empleos de TI del 85 por ciento.