30/09/2022

Nea Digital

Toda la información en un solo lugar

Este médico famoso pronostica que «en cinco años, ‘wasapear’ todo el día» estará mal visto «como fumar en un avión»

«Hay que hacer una gran campaña de psicoeducación, dar herramientas a las personas para detectar el estrés, la angustia, la ansiedad», dijo Facundo Manes

Facundo Manes, el médico, que se graduó como neurólogo en la Universidad de Buenos Aires y se formó en el campo de la neurociencia y la neuropsiquiatría en Estados Unidos y el Reino Unido, y cacndidato a diputado nacional por Juntos por el cambio, desmenuzó los secretos del órgano más sofisticado del planeta, lo que se sabe y lo que falta por saber.

Autor de «Ser humanos. Todo lo que necesitas saber sobre el cerebro» (Paidós, 2021), un relato ágil de los hallazgos clave de la neurociencia y donde reivindica las habilidades exclusivas del ser humano, Manes señaló al diario español El País que se vive una era convulsa, donde la tecnología pone a prueba los límites de la ciencia y una pandemia ha puesto en jaque el planeta.

«La mayor fortaleza para el presente y lo que viene no es el ordenador más sofisticado o tener dinero o poder, sino pensarnos como humanos para combatir el cambio climático, la desigualdad y enfrentar los grandes desafíos de la humanidad», afirmó.

«Por primera vez en la historia, la evolución inmediata del cerebro no será biológica. Ahora hay nuevas tecnologías con las cuales estamos permanente conectados, los jóvenes son nativos digitales y existe la interfaz cerebro-máquina (dispositivo que decodifica el lenguaje del cerebro y conecta al órgano con un ordenador): hoy se pueden poner electrodos que registran el pensamiento para mover un brazo, un programa lo decodifica y se mueve un brazo robótico obedeciendo a los pensamientos de esa persona», describió.

«La pregunta es, ¿cómo vamos a evolucionar? La tecnología moderna impacta en nuestro cerebro, aunque no va a cambiar su estructura. Vamos hacia un mundo pospandemia donde valoraremos al ser humano. En cinco años, wasapear todo el día estará tan mal visto como fumar en un avión», pronosticó.

WhatsApp se utiliza en forma intensiva en algunas capas etarias.

WhatsApp se utiliza en forma intensiva en algunas capas etarias.

Para Manes, «la tecnología no va a cambiar la estructura del cerebro, pero sí creo que por primera vez estamos ante un dilema que posibilitará nuestra evolución. No será por la biología como antes, sino por la interfaz cerebro-máquina. Puede haber un salto evolutivo hacia algo que no había pasado», afirmó.

El médico y político se planteó: «¿Qué pasa si eso que se estudia para hacer el bien, para ayudar a pacientes, se usa para modificar la actividad neural de una persona en el futuro? Por eso es necesario que crezca la neuroética, que es la evaluación ética de los avances del estudio del cerebro».

Recordó que «la Agencia de Investigación de Proyectos Avanzados en Defensa, que es una institución asociada al Departamento de Defensa estadounidense, está invirtiendo mucho en neurociencia para aumentar la resiliencia de los soldados».

Al respecto, pronosticó que «quizás en el futuro se pueda manipular la mente de algunos soldados con tecnología. Por ahora esta área es embrionaria, pero hay que prestarle atención. Quizás las guerras del futuro sean neuroguerras, manipulando la mente del adversario o aumentando la resiliencia o la resistencia al dolor de los soldados».

Facundo Manes analizó el impacto tecnológico en el cerebro.

Facundo Manes analizó el impacto tecnológico en el cerebro.

Problemas de salud mental

El médico señaló que para los problemas mentales «todavía nos falta un marcador biológico, como existe en la diabetes. La salud mental es una de las áreas en las que más hay que invertir. Las pandemias cambian a las sociedades, para bien o para mal».

Al respecto, recordó que «después de la peste negra llegó el Renacimiento, que fue algo bueno. En esta pandemia, el impacto en salud mental durará más que la pandemia. Hoy impacta sobre todo a cinco grupos: a los jóvenes, porque les coge en una etapa de desarrollo cerebral y modulación de las emociones; a las mujeres, porque aumentó la violencia doméstica; a los mayores, porque había una epidemia de soledad antes de la pandemia que se ha agravado; a los profesionales de la salud y a los pobres».

Te puede interesar

«En una pandemia, la respuesta a la salud mental debe ser tan importante como la vacunación. No se puede separar la salud física de la salud mental. Hay que hacer una gran campaña de psicoeducación, dar herramientas a las personas para detectar el estrés, la angustia, la ansiedad y poder abordarla», sostuvo.