23/10/2021

Nea Digital

Toda la información en un solo lugar

Vecinos lincharon a presunto abusador de una menor de 14 años

 La Fiscalía N°10 notificó en libertad a un hombre de 49 años, por el presunto abuso sexual de una adolescente de 14 años. Los vecinos indignados, se reunieron ayer e invadieron la casa del acusado.

Todo comenzó con la denuncia de una mujer de 31 años que, el 23 de este mes, volvía a su casa en el barrio Zampa después del trabajo, para encontrarse con su hija. Al entrar a su domicilio, la mujer vio salir del baño a su vecino que, sin mediar palabras, se echó a correr.

Inmediatamente detrás del hombre de 49 años, apareció la nena de 14 a hablar con su madre, pero sin explicar mucho. La adolescente explicó que el vecino fue a ayudarla con un enchufe, pero cuando se le preguntó a él, éste dijo haber ido a arreglar unas cañerías.

Más tarde llegó la abuela para hablar con su nieta respecto de lo que había pasado manifestándole que le había tocado sus partes intimas. Todo eso fue recibido en la denuncia y los efectivos de la Quinta, fueron a llevarlo ante la justicia.

Ayer, la Fiscalía N°10 dispuso que el presunto abusador sea notificado en Prohibición de Acercamiento continuando en libertad , lo que dejó descontentos a los vecinos, que decidieron tomar cartas en el asunto. Éstos, al enterarse de la sentencia, decidieron reunirse en la casa del sospechoso esa misma noche y entraron a la fuerza.

Mientras tanto, el sospechoso se había escondido en el baño y los efectivos entraron a sacarlo de ahí y llevarlo nuevamente con el fiscal, ésta vez el de la Fiscalía N°13 que sí dispuso la aprehensión del hombre.

Hoy, un llamado anónimo llegó a la Comisaría Quinta y, una voz femenina, alertó a los policías que, en la casa del presunto abusador, había un revólver. Los agentes fueron sin dudarlo hasta aquella casa de Haití y calle 10. Allí volvieron a toparse con los vecinos, nuevamente exaltados.

Después de pasar esa barrera, los efectivos entraron al domicilio y en una de las habitaciones, corroboraron que la información dada por el informante anónimo era cierta: había un revólver calibre 38 y un cartucho que secuestraron.

Finalmente, el arma quedó como material de investigación, así como los testimonios de los involucrados, el de la víctima, el de los vecinos y el del acusado.