22/07/2024

En paralelo a las acusaciones al gobierno de Javier Milei por el impacto del ajuste en pymes y comercios locales, intendentes del conurbano bonaerense refuerzan políticas de acuerdos de precios y programas de descuentos.

Se trata de iniciativas que ya se habían experimentado en algunas comunas desde tiempos de pandemia pero que, con el desplome del poder adquisitivo de los últimos meses, decidieron revitalizar, sumando un mayor número de comercios adheridos a programas de precios locales.

En La Matanza, aseguran que la caída en las ventas en comercios del distrito llega al 40%. Frente a eso, Fernando Espinoza anunció el lanzamiento de una tarjeta municipal con descuentos y beneficios. A la vez, se suman «Puntos de abaratamiento» compuestos por mercados y las ferias francas para comprar alimentos «a mitad de precio».

En Quilmes, la tarjeta de beneficios «Somos Quilmes» que impulsa la gestión de Mayra Mendoza ya cuenta con más de 200 locales adheridos en los principales centros comerciales de todo el distrito y que ofrece promociones semanales en los diferentes rubros.

En Morón, la administración de Lucas Ghi lanzó «Precios Moronenses», que promueve una canasta de 17 productos por menos de $15 mil, valor que sostendrá hasta el 24 de abril. Antes, había lanzado un programa de descuentos para la vuelva a las clases.

 Según la Federación Económica bonaerense, el derrumbe en las ventas fue del 27,8% en diciembre, un 20% en enero y un 18% en febrero 

En Moreno, el gobierno de Mariel Fernández impulsa el programa «Compre Barato» que establece diversos productos alimenticios a precios económicos hasta el 9 de mayo.

Uno de los primeros distritos en impulsar este tipo de acciones es Almirante Brown, donde, apenas iniciado el gobierno de Milei, Mariano Cascallares dio a conocer una serie de acuerdos de precios con panaderías y carnicerías del distrito.

En ese marco, en las últimas semanas, Cascallares firmó un acuerdo de descuentos especiales con supermercados chinos y, con el Centro Industrial de Panaderos, acordó un descuento del 20% en roscas de pascuas.

«Hay menos ventas porque los sueldos no están a la altura y los servicios y alquileres se llevan todo»; dijo a LPO el titular de la Federación Económica bonaerense (Feba), Camilo Kahale, que describió que, en promedio, el derrumbe en las ventas fue del 27,8% en diciembre, un 20% en enero y un 18% en febrero.

El dirigente de la federación que aglutina a las cámaras de comercio de la provincia admitió un crecimiento en la interacción con los municipios a la hora de generar programas de descuento en el contexto de crisis.

En paralelo a los convenios que acentúan con cámaras de comercio locales, en varios municipios del conurbano definieron dotar de mayor asiduidad la presencia de ferias y mercados itinerantes con precios bajos.

Intendentes del Conurbano alertan que la demanda de alimentos creció hasta 129% 

Por caso, en Berazategui existe el «Mercado Vecino», en Lanús el «Mercado de Productores Familiares» y en Varela el «Mercado Activo», los cuales articulando con el programa «Mercados Bonaerenses» del gobierno provincial.

El drástico derrumbe en las ventas en comercios locales es un dato que en los municipios toman en relación directa con otros números estadísticos que preocupan en el Gran Buenos Aires.

Como contó LPO, la demanda de alimentos creció hasta 129% en algunos puntos, mientras que la recaudación de las comunas sufrió una caída del orden del 20% desde la llegada de Milei. 

Compartir