17/04/2024

”La búsqueda del exceso de poder, que por sí mismo, resulta nocivo, en manos de alguien que en el corto plazo de su mandato ha dado claras muestras de inestabilidad psíquica y emocional es doblemente peligroso. En este naciente período de su mandato hemos sido testigos de su agresividad y su desprecio por las instituciones de República y la Constitución Nacional. Insultar y agredir verbalmente con expresiones soeces a legisladores y Gobernadores en medios extranjeros se ha tornado para él una especie de deporte nacional.

A esta altura, ya nadie desconoce que el único objetivo político que tiene es el desguace del estado, entregando sus bienes a sus amigos y la entrega de nuestra soberanía, en una burda repetición de los ’90 con Menem-Cavallo que todos sabemos cómo terminó.

No se puede ignorar la real envergadura de la agresión institucional en tanto se note que la pretendida concentración de poder solo podría materializarse en tanto un conjunto de legisladores nacionales cedan ante la presión de un Ejecutivo que quiere manejar el país durante su mandato con la suma del poder político.

Es más que evidente que su único objetivo es conseguir la eliminación en la práctica del Congreso de la Nación y con ello manipular a su antojo a los Gobernadores, a quienes pretende utilizar para presionar a sus legisladores; sin darse cuenta, que la famosa “ley base” y el encuentro del 25 de mayo, son un cuento del tío que no lo va a cumplir, una vez obtenida la delegación de facultades para sus 4 años de Gobierno.

Hoy el país se encuentra ante un inminente regreso al suicidio institucional que el constituyente nacional ha buscado evitar.

Es por ello que quienes actuamos con roles de responsabilidad social y en mi caso particular gremial, debemos adoptar un papel activo tendiente a evitar, con nuestro modesto aporte, la hipertrofia de poder en la concentración de un funcionario.

Es por ello que, conforme lo normado en los artículos 227 y 248, concordantes, del Código Penal he de concretar las pertinentes denuncias contra los legisladores que mediante su sometimiento a las presiones de un desdibujado “apretador a cargo del Poder Ejecutivo Nacional”, violen las claras mandas contenidas en los artículos 29, 76 y 99 de la Carta Magna.

Deben saber los señores diputados y senadores, que ser cómplices de la entrega mas aberrante de nuestra soberanía, su patrimonio y la violación de la Constitución Nacional no va a ser gratuita. Van a llover las presentaciones judiciales y no todos van a poder como Menem, morir atado a un sillón del senado para no cumplir con la condena impuesta por la justicia.

Deben entender nuestros legisladores que la mejor defensa que pueden realizar a favor de sus provincias y del pueblo que los eligió es hacerlo dentro del marco de la ley y la justicia y no bajo el falso argumento de la “gobernabilidad” que solamente va a servir para sojuzgar al pueblo”.

Asociación Bancaria Seccional Resistencia

Compartir