21/05/2024

Teniendo en cuenta costos actualizados a inicios de abril, la Bolsa de Comercio de Rosario estimó los márgenes de rentabilidad del trigo para la región núcleo. Adelantó que “los números siguen siendo muy ajustados para el cereal” si se tienen en cuenta los saldos que dejaría el cereal al analizar costos de insumos, fletes, dólar y precios de commodities futuros, entre las principales variables.

“Los ingresos menos los costos están dando un margen bruto, antes de impuestos, de 120 u$s/ha. Computando impuestos, el margen neto queda en 72 u$s/ha para campo propio. Bajo la condición de campo alquilado, los números de márgenes son negativos en -90 u$s/ha”, precisó la BCR.

La urea dio un respiro y el rinde de indiferencia bajó en casi 7 qq/ha en campo alquilado frente a un mes atrás
La baja en el precio de la urea —de 750 a 630 u$s/t— y un alza en el precio del trigo —pasó de 180 a 197 u$s/t— han generado una mejora en los márgenes netos respecto a fines de febrero, impactando sobre el rendimiento de indiferencia del cereal.

Es así que, según la entidad, en campo alquilado se requieren 44,6 qq/ha de trigo para comenzar a percibir una renta positiva; hace un mes se necesitaban 52 qq/ha. Por otro lado, en campo propio, el rinde de indiferencia pasó de 39 a 36,3 qq/ha. El mayor costo está dado por los insumos, con 18,3 qq/ha, de los cuales 10 qq/ha son por fertilizantes. En campo alquilado se le suma el otro gran costo que es el alquiler: 10 qq de trigo/ha.

¿Cómo son los márgenes hoy con respecto a la pre-campaña record 2021/22?
Frente a mayo de 2021, hay una rotunda diferencia a favor de la antigua campaña. En los meses previos a la siembra de la que iba a ser la campaña del boom triguero, los márgenes para campo propio daban 134 u$s/ha más que ahora y 169 u$s/ha más en campo alquilado. En 2021 el precio del cereal estaba en 216 u$s/t contra los 197 u$s/t actuales. Para aquellos cálculos se computaba un alquiler de 16 qq de soja/ha versus los 18 qq/ha de ahora.

¿Con qué tecología se hará el trigo 2024/25 en relación con en el 2021?
Con un fuerte deterioro en la relación urea/trigo respecto de 2021, todo parece que indicar que la tecnología aplicada será sensiblemente menor. En mayo de 2021, el precio del trigo estaba en 216 u$s/t y  la urea presentaba uno de los precios más bajos en 550 u$s/t, por lo que la relación urea/trigo era de 2,5. Las buenas reservas de agua del suelo terminaban de armar un combo perfecto para lanzarse a una gran apuesta por la aplicación de alta tecnología. Los resultados se dieron: la región núcleo alcanzó un nuevo récord con un rinde promedio de 47,3 qq/ha.

En esta campaña, el precio de la urea está 80 u$s más alto (630 u$s/tn), por lo que la relación urea/trigo es de 3,2. Pero esta relación está mucho mejor que a principios de este año, ya que en febrero había estado en 4,2.

¿Es posible alcanzar el rinde objetivo de 40 qq/ha?  Más allá de que hay que tener en cuenta los niveles de nitrógeno en el suelo, en general, con dosis de 200 kg de urea se puede aspirar a un rinde de 40 qq/ha, (dosis utilizada en los cálculos). Con dosis menores, difícilmente se pueda alcanzar esa producción.

Diferencias marcadas entre este y oeste
A diferencia de lo que ocurrió en marzo del 2021, la recuperación de condiciones óptimas para la siembra de trigo en este año ha estado más localizada, con lluvias excesivas en el este y escasas en el oeste la región pampeana.

El oeste de la región está comprometido; faltan 80 a 120 mm para llegar a niveles óptimos. También hay que tener en cuenta en el ciclo 2021 se transitaba la 1ra Niña, por lo que aún había reservas de agua en niveles profundos del suelo (después del primer metro). En cambio en este 2024, recién ahora empieza a notarse un mejor contenido por el reciente excesos de lluvias en las napas de algunas zonas de la franja este de la región pampeana.

En la región núcleo, los ingenieros resumen la situación diciendo que: “en el este se va a hacer trigo, más si mejorase el excel. Pero por lo que se proyecta en clima también consideramos una soja de segunda sin posibilidades productivas después del trigo. En el oeste la decisión es muy clara, el trigo va a caer en las rotaciones, este año se lo va a dejar de lado”.

Compartir