19/05/2024

El peronismo analiza si propondrá la ex cuñada de Máximo Kirchner para ocupar el lugar que le queda en la Auditoría General de la Nación.

Aunque los mandatos de los auditores en representación de la Cámara de Diputados vencen este sábado, ni el peronismo ni los libertarios tenían definidas sus postulaciones este viernes.

Si bien en la bancada de Unión por la Patria imperaba el hermetismo, fuentes parlamentarias dijeron a LPO que entre los nombres que se barajan están el de Virginia García, ex cuñada de Máximo y el ex Director de Aduana, Guillermo Michel. 

También se menciona a Carlos Lugones Aignasse, quien estuvo al frente del Sistema Nacional de Aeropuertos hasta diciembre y pertenece al espacio del gobernador Gerardo Zamora.

Hay una cruda disputa interna que recicla las diferencias entre los peronistas del AMBA y los del interior desde diciembre pasado, cuando el bloque estuvo a punto de partirse. Las tensiones por las posturas frente a la coparticipación del Impuesto PAIS y el surgimiento de grupitos de WhatsApp que alimentan la desconfianza sobre la conducción de Germán Martínez, un kirchnerista «sin techo» identificado con Cristina Kirchner sin pertenecer a La Cámpora, se agudiza ante cada tema que aparece en agenda.

Milei quiere nombrar a su apoderado en la Auditoría y dejar sin cargos al PRO

Por eso, todavía es una incógnita cómo resolverá el kirchnerismo las postulaciones a la AGN, presidida actualmente por Juan Manuel Olmos, el ex jefe de asesores de Alberto Fernández e histórico dirigente del PJ porteño. «Nombres hay varios pero hay que esperar a la sesión», respondieron a LPO desde un despacho influyente en la Cámara Baja.

La AGN se ha convertido en un lugar codiciado por el peronismo, ahora en la oposición y ya han conseguido cargos muy bien remunerados los albertistas Cecilia Todesca y Julio Vitobello.

Por lo demás, se supone que al peronismo le corresponderían dos plazas, por acreditar la bancada con más cantidad de bancas y, ante ese escenario, los representantes del interior buscan quedarse con los dos lugares. «Nosotros somos 71 y ellos son 12, ¿por qué se van a quedar con un lugar?», chicanean apuntando contra La Cámpora. 

La ex jefa de la DGI, Virginia García.

La AGN se ha convertido en un lugar codiciado por el peronismo, ahora en la oposición, y ya han conseguido cargos muy bien remunerados los albertistas Cecilia Todesca y Julio Vitobello.

Tal como anticipó LPO, Milei aceptaría que dos de las tres vacantes fueran cubiertas por el peronismo pero nadie lo da por seguro, después que Martín Menem negara lugares al kirchnerismo en la integración de las comisiones parlamentarias.

En La Libertad Avanza la situación no parece tan sencilla tampoco. Si bien la voluntad de Milei era que el candidato del oficialismo fuera Santiago Viola, apoderado del partido pero más conocido por su rol en la falsa imputación contra el juez Sebastián Casanello, en los pasillos del Congreso se comenta que el bloque conducido por Oscar Zago auspicia a «un tapado».

Al respecto, un legislador dijo que «si la Casa Rosada quiere a Santiago, seguramente será él pero, si se le habilita la opinión al bloque, podría postularse otra persona». «Es un runrún y todavía falta pero el tapado se puede consolidar la semana que viene», dijo el diputado.

Si Menem y Zago desafiaran al primer mandatario en el reparto de oficinas de la Auditoría y le quitaran al peronismo un representante, habría espacio para que el PRO o la UCR también pulseen por una silla en ese organismo de contralor. El macrismo no tendría candidatos con aspiraciones a esa función pero un miembro del bloque liderado por Cristian Ritondo reconoce que habría conversaciones «para birlarle un lugar al kirchnerismo». 

En un sondeo interno, se evaluó la chance de que Luciano Laspina emigrara de la Cámara Baja para llevar la marca PRO a la Auditoría pero el santafecino habría declinado el ofrecimiento. «Lucho es muy necesario para el bloque», admitió un colega suyo, y con incredulidad dejó caer el nombre de Jorge Triaca como un postulante de última instancia.

La bifurcación de caminos insinúa quizá la trama de acuerdos entre oficialistas y opositores en un contexto signado por las negociaciones de la ley ómnibus, el pacto fiscal y el DNU 70.

Compartir