21/05/2024

Visitas: 0

El presidente del Instituto Provincial de Desarrollo Urbano y Vivienda- Ipduv- Fernando Berecoechea, asistió a la 100º Asamblea Nacional de Vivienda realizada en La Plata, donde el funcionario del Chaco junto a sus pares de otras provincias, analizaron la actual situación de las obras paralizadas desde hace varios meses y las alternativas para salir de este contexto en conjunto con el sector empresarial.
La capital de la provincia de Buenos Aires fue sede de la 100º Asamblea del Consejo Nacional de Vivienda – CNV- donde el eje central del encuentro se centró en el complejo escenario para la obra pública, pero el presidente del Ipduv Fernando Berecoechea que fue parte de la reunión, expresó su optimismo sobre las alternativas progresivas que irán surgiendo una vez que Nación, designe restantes funcionarios en la secretaría de Vivienda.
El encuentro estuvo presidido por el presidente del CNV, Augusto Du Bois Goitia, el vice, Ariel Puy Soria y el administrador general del Instituto de la Vivienda, Diego Menéndez.
Dada la paralización de obras públicas a nivel nacional, cada representante provincial expuso cómo afecta esta situación en las políticas habitacionales, y el titular del Ipduv, Berecoechea detalló que en el Chaco son más de 1000 casas que están paralizadas y cientos de empresas aguardando sobre la regularización de deudas que mantiene actualmente el Estado,  la normalización y reactivación de los trabajos, algo que está supeditado a la conformación de la secretaría de Vivienda de la Nación que se halla en un proceso de reorganización y reordenamiento del área.
El funcionario provincial, afirmó que, pese al adverso escenario,“seguiremos trabajando y realizando gestiones ante las autoridades nacionales, hasta encontrar una solución a este problema tan agobiante que estamos atravesando, tal nos encomendó el gobernador Leandro Zdero, y si bien entendemos la situación económica del país, también necesitamos brindarles una respuesta a las familias que están esperando su casa propia”.

Compartir