18/05/2024

Un cacique atacameño frenó la explotación del litio en Catamarca y complica al gobierno de Raúl Jalil, que ahora va a fondo para que la Justicia local le de luz verde a las mineras.

El fiscal de Estado de la provincia norteña, Marcos Denett, presentó un recurso ante la Corte de Justicia para que revierta el amparo ambiental iniciado por el cacique Román Elías Guitian, líder de la comunidad indígena de Atacameños del Altiplano, un pequeño grupo de 20 familias que viven en el departamento de Antofagasta de la Sierra.

El cacique consiguió con una medida cautelar que se frenara la producción minera en el salar del Hombre Muerto, donde se producen casi 30 mil toneladas anuales de carbonato de litio. El líder atacameño denunció que la explotación minera provocó la desaparición del Río de Los Patos.

El mes pasado la Corte de Justicia de Catamarca, hizo lugar a la presentación por Gutian y frenó de manera preventiva las obras de nuevos proyectos mineros en la zona.

Según adelanto el diario local El Ancasti, el gobierno de Jalil solicitó en las últimas horas que la medida cautelar sea acotada a presentar el estudio de impacto ambiental en la zona en la que se desarrolla el litio y que se deje sin efecto la orden de no autorizar permisos para realizar alguna de las actividades vinculadas a la minería.

En el medio de las disputas, el cacique radicó una denuncia penal por amenazas de muerte. «En audios filtrados por un grupo de WhatsApp, trabajadores despedidos de Arcadium del proyecto Sal de Vida decían ´hay que ir planeando matarlo a Román… hay que ir preparándose´. En otro audio, otro trabajador instaba también a la violencia contra su persona: ´vamos y lo hacemos cagar al hijo de puta ese de Román´», denunció la asamblea Agua Pucará que reúne a los «Pueblos Catamarqueños en Resistencia y Autodeterminación».

Compartir