21/05/2024

“No a la violencia institucional”, reza el comunicado del bloque CER, en el que manifiesta: “Desde nuestro espacio político CER (Corriente de Expresión Renovada) expresamos el más enérgico repudio a la represión sufrida por nuestros concejales Soledad Villagra, Guillermo Monzón y Ángel Sánchez por parte de personal de la Policía del Chaco, en momentos en que se desarrollaba la sesión del Concejo de Resistencia, en el marco del reclamo de trabajadoras/es que fueron despedidos de manera injustificada por parte del actual intendente capitalino”.

En el mismo sentido, se solidarizan también con los concejales Fabricio Bolatti y Lucila Masin, del bloque Frente Chaqueño.

“El exceso de violencia institucional que sufren día a día las y los trabajadores tiene como consecuencia las imágenes de hoy. La violencia que se ejerce dentro y fuera del Concejo crece día a día. El avasallamiento de los derechos laborales que sufrieron las familias municipales en plena crisis económica nacional y provincial, en que se violaron todos los principios constitucionales, produce más incertidumbre y pobreza para nuestra ciudad”, sostiene

Señala que, “como espacio político comprometido con la construcción de un entorno social basado en el respeto mutuo y la tolerancia, condenamos enérgicamente cualquier forma de violencia”.

“Otro hecho de violencia institucional que también repudiamos se vivió el lunes pasado, cuando Emanuel Agudo, joven con síndrome de Down que vive en Sáenz Peña, regresaba a su casa cuando fue interceptado por un patrullero de la Policía que lo persiguió; los agentes bajaron del vehículo, lo patearon y le torcieron el brazo tratándolo de delincuente. Hecho que ya fue denunciado ante el procurador general del Chaco por el fiscal federal Patricio Nicolás Sabadini”, manifiesta.

Por último, remarca: “Desde el bloque CER propiciamos una reunión con los distintos bloques políticos para tomar medidas sobre esta situación e interpelamos al ministro de Seguridad para que tome las medidas correspondientes sobre estos actos de violencia institucional”.

Compartir