21/05/2024

Antes de que llegue mayo, el Gobierno planea que en el Banco de Inversión y Comercio Exterior (BICE) se recorte un 30% de la plantilla en cada una de sus áreas.

Según trascendió, la decisión ya fue comunicada a las oficinas del banco público. Además, el Gobierno estableció que a partir del próximo mes la presencialidad en el trabajo será obligatoria en la institución.

Esta medida está alineada con la política de ajuste y motosierra del presidente Javier Milei en lo que respecta al personal de la Administración Pública Nacional. Asimismo, el Ministerio de Economía dispuso que la presencia física en la institución sea total y obligatoria a partir de los primeros días de mayo.

BICE: qué es
Fundado en 1991, el BICE es un banco público que se enfoca en otorgar financiamiento a corto, mediano y largo plazo, especialmente dirigido a los sectores productivos, las pequeñas y medianas empresas, así como a las economías regionales. Además, brinda asistencia integral a los exportadores, promueve oportunidades de negocios dentro de las cadenas de valor para mejorar la competitividad y administra fideicomisos para la ejecución de obras de infraestructura estratégicas para el país.

Según el relevamiento de la dotación de personal de la administración pública nacional realizado por el INDEC en febrero de 2024, el BICE cuenta actualmente con un total de 461 empleados, de los cuales 452 están bajo convenio colectivo de trabajo y nueve bajo otras condiciones de contratación. Si se procede con el recorte del 30% de la plantilla, aproximadamente 138 empleados podrían ser despedidos.

El plan de despidos de empleados públicos iniciado por el presidente Milei en diciembre continuará de manera sistemática cada tres meses, con una revisión detallada de contratos en el Estado y la decisión del Gobierno de organizar los edificios públicos. El mandatario ha instruido a cada ministro para que realice una “revisión a fondo” de cada contrato que deba renovarse.

Fuente: Ámbito

Compartir